Contacto

rsz_route66

Si quieres contactar conmigo, lo tienes muy fácil: sólo has de escribirme a maribel@milyunviajesporelmundo.com . Estoy abierta a cualquier tipo de colaboración,  siempre que la propuesta sea interesante para ambos: soy toda oídos. Pero si además quieres saber un poco más sobre mí y el porqué de la existencia de este blog de viajes, sigue leyendo.

Mi nombre es Maribel y soy viajera y blogger por devoción y por vocación. En el caso de los viajes, fueron mis padres los que desde muy niña me implantaron la semilla viajera: recuerdo con mucho cariño esos viajes por España montados en un Seat 127 verde y la baca hasta arriba de maletas. Ellos fueron quienes cuando tenía trece años me proporcionaron esa emocionante experiencia que suponía montar por primera vez en un avión y quienes me firmaron una autorización para que siendo menor de edad pudiera salir por primera vez a viajar por Europa. 30 años después ellos continúan viajando por su lado y yo por el mío. Y soy yo la que les doy consejos intentando devolverles el favor que me hicieron en mi infancia al despertar en mí ese ansia de conocer mundo.

En cuanto a lo de escribir, durante más de diez años trabajé para diversas revistas musicales. La música era (y es) mi otra gran pasión y combinarla con mi amor por los viajes me permitió recorrer muchos lugares de Europa realizando reportajes con diferentes bandas. En dichos viajes de trabajo a veces tenía hueco para hacer turismo y viví experiencias únicas como admirar la aurora boreal a 21 grados bajo cero en un reportaje en la Laponia finlandesa o disfrutar de cenas medievales en Stuttgart. Pero otras veces el trabajo me absorbía y el tiempo para turismo literalmente se esfumaba. Y esta falta de tiempo, el pisar ciudades que muchas veces sólo podía admirar desde la ventanilla del coche, me empujó a dejar dicho trabajo y dedicarme ya a viajar sólo por placer, aunque evidentemente tuviera que costearme los viajes con mi propio dinero. Pero a la larga salí ganando, sobre todo en lo que a satisfacción personal se refiere.

Decidí entonces, ya que echaba tanto de menos escribir, comenzar a relatar mis viajes. Primero, para mí, porque con el tiempo se me acababan olvidando los nombres de muchos lugares donde había estado. Segundo, para otros, porque era una bonita manera de ayudar a los que no tenían tiempo libre para planificar sus escapadas aportándoles información y consejos. Un buen día encontré la página de Los Viajeros, la mayor comunidad de viajeros de habla hispana, y comencé a publicarlos allí: a día de hoy casi 300.000 personas han leído mis relatos. Animada por los constantes mensajes que recibía, abrí mi propio blog amateur en Blogger y en sólo unos pocos meses alcancé las 150.000 visitas. Unido ello a los 18.000 seguidores que todos los días me siguen en Facebook en https://www.facebook.com/carreteraymantas/ decidí que era el paso de crear algo un poco más serio aprovechando la cantidad de lectores que me seguían y toda la “cantera” que ofrecían mis décadas de andanzas por más de 40 países. Y entonces llegó esta web: Mil y un viajes por el mundo.

Quien llegue aquí esperando encontrar sólo relatos de mis viajes, se equivoca. Porque soy de las que piensa que se puede viajar de muchas maneras y la primera es desde casa. Siempre he creído que alguien que no lee mucho y habitualmente, difícil es que sepa escribir. Por dicho motivo, aquí encontrarás también muchas reseñas de literatura de viajes. Porque soy una lectora compulsiva de dicho género y porque dichos libros son los que continúan inspirándome y motivándome a la hora de coger una maleta. Pero también encontrarás otros reportajes de muchos tipos, desde viajes culinarios por la gastronomía de otros países hasta artículos de consejos para abaratar tus viajes, descubrimientos de destinos semidesconocidos que apenas se publicitan en las agencias y un sinfín de propuestas que intentan alejarse de los tópicos manidos. Aquí no vas a hallar un relato de una vuelta al mundo mochila al hombro porque no aspiro a ello. Lo mío, como el del 90% de los viajeros que tienen un trabajo que sólo les permite viajar unas cuantas semanas al año, es intentar aconsejar a los que están en mi situación cómo ver mundo por poco dinero y exprimiendo el tiempo al máximo, que ya es bastante. En definitiva, intentar ofrecer a mis lectores lo que a mí misma, como viajera, me encantaría encontrar cuando entro en un blog de viajes: originalidad.

Dicho esto, sólo me queda desearte que disfrutes de la lectura. Así que pasa, siéntete cómodo y deja volar la imaginación. Porque más tarde o más temprano, al final todos los sueños viajeros se acaban cumpliendo.