Puy du Fou Francia

Pudiera parecer que descubrimos el parque Puy du Fou francés después de inaugurar su filial española, el de Toledo, pero no, no fue así. Llevábamos siguiendo la pista al Puy du Fou de Francia muchos años, desde que hace un montón de tiempo y casi de casualidad, me topé en un programa de viajes con un documental sobre este parque. Mis ojos no daban crédito a lo que tenía delante. ¿De dónde había salido esta grandiosa maravilla? Ante mí tenía un lugar indescriptible que cumplía los sueños de todos los que amamos esa época tan enigmática que fue la Edad Media y que nos permitía viajar ocho siglos atrás en el tiempo. Yo tenía que ir al Puy du Fou algún día. Me lo prometí a mí misma. Y con el tiempo lo he cumplido.

BASES DE PARTICIPACIÓN. ACCIÓN PUY DU FOU - C.C. El Deleite

Puy du Fou Francia

Después de Disneyland París, el Puy du Fou es el parque temático más visitado de Francia. Y es que a nuestros vecinos franceses les encantan los parques y en ese aspecto son los líderes en Europa. Desde el Parque Asterix al de El Principito, Vulcania, Futuroscope, el parque Spirou o Marineland, por todo el país galo podemos encontrarnos parques de todo tipo y con un gran denominador común: el dineral que se ha invertido en su construcción. En el caso del Puy du Fou (y suponemos que en el de los demás también) el gasto se compensa con creces: 2,2 millones de visitantes anuales.

El parque se levantó en un bosque de 50 hectáreas cerca del castillo en ruinas del que toma nombre, Puy du Fou. Fue ampliándose poco a poco, creando escuelas en las que se forma profesionalmente a los artistas que actúan en los espectáculos y renovándose continuamente; es algo en lo que también se insiste en el de Toledo, que los espectáculos actuales del español, una media docena, «son sólo el principio». En el de Francia, nosotros incluso yendo dos días completos, nos dejamos alguno de los menores sin ver porque literalmente no te da tiempo a todo.

¿Mi consejo? Que vayas primero al Puy du Fou de Toledo y luego al de Francia. Porque si no lo haces así, te aseguro que el español te va a parecer poca cosa (que no lo es) y es una pena que no lo aprecies en su justa medida.

Puy du Fou Francia

Cómo llegar

Puy du Fou se encuentra un poco perdido en medio de la nada (concretamente en la comuna de Les Épesses y a él se puede acceder por la autopista A87) pero no excesivamente lejos de grandes ciudades como Poitiers, Angers o Nantes (poco más de una hora de trayecto). Si vienes en coche, como fue nuestro caso, lo tienes fácil ya que hay varios aparcamientos y todos son gratuitos (también hay parkings para autocaravanas).

Eso sí, si quieres entrar nada más abrir las puertas a las 09:30 (que es lo que te recomiendo), ven con tiempo de sobra porque especialmente los fines de semana se montan atascos para acceder. Si vienes en transporte público, el parque ofrece servicios de lanzadera desde el aeropuerto de Nantes (159 euros i/v) y desde la estación de tren de Angers (33,80 euros), ambos previa reserva.

Dónde dormir

Google (Android 11.0)

Eso va a depender mucho de los gustos y preferencias de cada uno. Nosotros, que somos muy independientes, preferimos alquilar en Airbnb esta casa que estaba a 25 kilómetros, en un pueblo llamado Chavagnes-les-Redoux. La recomendamos totalmente. Es grandísima, situada en un lugar más tranquilo imposible (como que desayunábamos con las vacas pastando en la parcela de al lado), tenía un jardín inmenso y todo tipo de comodidades (WiFi, lavadora, lavavajillas). Los dueños son un matrimonio de ancianos maravillosos que aunque sólo hablan francés, se volcaron con nosotros, qué encanto de pareja. Además, viven en la casa de enfrente, por si necesitas cualquier cosa.

La casa, aparte de darnos la posibilidad de desayunar / cenar tranquilamente a nuestra bola, nos salió bastante mejor de precio que los hoteles del Puy du Fou. Pagamos por tres noches 363 euros. Teniendo en cuenta que íbamos dos parejas, salíamos a 30 euros por persona y noche. El hotel más barato del Puy du Fou cobra, como mínimo, el doble. Es verdad que a cambio estás justo al lado del parque pero en mi opinión eso también te limita a la hora de que has de comer en restaurantes más caros que los que hay en los alrededores. En cualquier caso, en este link puedes ver las opciones de alojamiento que ofrece el parque. Yo insisto que en nuestro caso quedamos muy contentos de haber optado por la opción de casa particular.

Visita a Puy du Fou

Google (Android 11.0)

Lo primero y más importante: intenta adquirir las entradas en la página oficial del Puy du Fou (está en castellano) con mucha antelación (varios meses), especialmente si vienes en plena temporada alta (mes de Agosto), ya que especialmente las del espectáculo nocturno se agotan pues éste sólo se representa los viernes y sábados; de hecho, pudimos comprobar que pese a que el recinto donde se hacía La Cinéscénie era inmenso, no había ni una butaca libre.

Debéis de tener en cuenta que hay tres tipos de entradas: la del parque (a partir de 39 euros / día), la del espectáculo nocturno La Cinéscénie (a partir de 29 euros) o la entrada conjunta (64 euros / día). Nosotros adquirimos la de parque + espectáculo + menú el viernes y sólo la del parque el sábado. En total, la visita completa salió por unos 100 euros por persona.

Puy du Fou Francia

Google (Android 12L)

Descárgate en la web de Puy du Fou la aplicación del parque. Es muy, muy útil. Sobre todo porque los espectáculos, obviamente, se representan en francés, idioma que en mi caso no domino más allá de decir bonjour, merci y s’il vous plait. Con la app puedes conectarte a la WiFi del parque (que va bastante bien) y que te vayan traduciendo al castellano los diálogos y el relato del narrador. Esto es muy útil sobre todo en el espectáculo nocturno, que es larguísimo y se te puede hacer si no algo aburrido. Además, es importante conocer el contexto histórico en el que se llevan a cabo los espectáculos para entenderlos mejor.

Puy du Fou Francia

Conclusión: ¿dos días o uno? Dos. Sin ningún atisbo de duda. Si te vas a gastar una pasta en venir y vas a ver el parque a la mitad… mejor no vengas. Es materialmente imposible, por mucho que corras y te quieras organizar, ver todos los espectáculos en una sola jornada, sobre todo porque aunque algunos son continuos, otros (los más grandes) sólo se representan cuatro o cinco veces diarias. Incluso aclaro que nosotros yendo dos días, dejamos alguno de los menos importantes sin asistir porque literalmente no nos daba la vida. El parque es enorme, nada que ver con otros parques de atracciones que hayas visto antes, y hay que añadir que si quieres coger sitio, has de estar mínimo media hora antes, en especial en los espectáculos más importantes.

 

Twitter (Twemoji 14.0)

Nada más entrar, coge uno de los mapas (que hay en varios idiomas) para hacerte una idea general de cómo es el recinto y dónde se desarrolla cada espectáculo. Dicho mapa también lo puedes ver en la app del parque. E incluso en esta app vas tachando los espectáculos que ya has visto. En cualquier caso, a lo ancho y largo del parque comprobarás que hay mapas por todos sitios para que sepas cómo moverte.

Puy du Fou Francia

Hay que tener en cuenta que un parque que lleva abierto 40 años tiene ya todo muy rodado. Y eso es un beneficio para el visitante. Comparándolo con el de Toledo, el Puy du Fou francés es un oasis ya que se construyó en una zona muy boscosa y si hay algo que sobra son árboles. A lo mejor en otra época del año no se nota tanto pero os aseguro que en pleno Agosto lo de tener sombra y bancos para sentarte es una bendición.

Al mismo tiempo, uno de los pocos fallos que vimos en el Puy du Fou es que pese a la cantidad de árboles que hay diseminados por todo el área, lo común es esperar en la puerta de entrada a los espectáculos sin una lona o toldo que proteja del sol (¡y precisamente en áreas sin árboles!) Hablamos de esperas cuya media era de treinta minutos a 35º de temperatura y con muchas familias con ancianos, niños pequeños y bebés. No entiendo muy bien cómo este problema, tan fácilmente solucionable, no se tiene en cuenta. Había mucha gente pasándolo realmente mal en esas condiciones, por mucho gorro que lleves y crema solar que te embadurne.

Puy du Fou Francia
Hasta los cuartos de baño están integrados con el ambiente medieval

 

Dónde comer

Google (Android 11.0)

Aunque al parque se puede acceder con comida y bebida (nosotros echamos en las mochilas botellas de agua y unos paquetes de galletas bretonas), os recomiendo que aprovechéis para comer en el parque ya que, contrariamente a lo que esperábamos, los precios no nos parecieron desproporcionados en absoluto. Por ello es un poco tontería que vayáis cargados como mulas, ya que además algo que nos sorprendió para bien es el hecho de que los menús eran de buena calidad, no las típicas pizzas gomosas y guarrindongas que suelen ofrecer en este tipo de recintos.

Hay una buena cantidad de restaurantes y puestos de comidas para elegir (nosotros hasta nos atrevimos con un cubo enorme de churros, riquísimos, por cierto). Tienes la opción de comer sobre la marcha (eso sí, asume que en muchos puestecillos suele haber bastante cola) o reservar previamente mesa a través de la aplicación, ya con menú cerrado. Haciéndolo de esta forma no sólo te aseguras tener sitio sino que además te hacen un 20% de descuento en el precio. Nosotros uno de los días reservamos en restaurante (ahí abajo detallo el menú, muy bueno) y el segundo comimos unas hamburguesas con patatas.

Puy du Fou Francia
Foto: Puy du Fou Francia

Nuestra elección uno de los días fue el restaurante La Mijoterie du Roy Henry. El menú (ha de hacerse con reserva) costaba 19,50 euros por persona e incluía:

ENTRANTES (alternando 4)

Queso de cabra a las finas hierbas y salteado de verduras

Macarrones al pesto, tartar de tomate, pimientos y pimientos de piquillo

Jamón serrano cortado en chiffonnade, brotes de lechuga y cebolla confitada

Milhoja de tapenade, tartare de tomate y ensalada de cereales

Ensalada de patata con atún y aceitunas

Dúo de melón y sandía

PLATOS (alternando 3)

Pollo a la vasca con arroz

Brandada de bacalao

Salmón asado, calabacín con perejil, chorizo y salsa virgen

Salchicha con pimiento de Espelette, panceta y judías blancas

Morcilla acompañada de patatas aplastadas y patata asada

Jamoncitos de pato con patatas con perejil

POSTRES (alternando 4)

Cremoso de cabra y mendiants

Arroz con leche

Mousse de chocolate

Queso blanco con mermelada de frutas

Postre de albaricoque con crema de pistacho

Macedonia de fruta fresca

Restaurantes como Le Café de la Madelon (inspirado en un cabaret del siglo XX y con números musicales) o L’Auberge (el más refinado de todos, con menús que rondan los 40 euros) son de los más solicitados, por lo que aconsejo mejor reservar. Existen diferentes opciones, como buffet libre o menú  La comida está estupendísima, os lo aseguro (y tampoco es demasiado cara, unos 20 euros por comensal). La decoración, como veis en la fotografía, es fabulosa ¡te sentirás en una taberna de la Edad Media! 

 

Google (Android 12L)

 

Espectáculos

Google (Android 12L)

 

Les Vikings

Sabiendo la pasión que siento por la cultura vikinga, es lógico que este espectáculo estuviera llamado a convertirse en mi favorito del Puy du Fou. Son unos cuantos los artículos que he dedicado a mis viajes por los países escandinavos y a libros tan apasionantes como «Territorio Vikingo» de Manuel Velasco (aprovecho también para recomendaros otros libro de lo más interesante, «Los vikingos: el terror de Europa»), por no hablar de que ¡efectivamente! «Vikingos», basada en la vida del rey nórdico (personaje real, que conste) Ragnar Lodbrok, es una de mis series favoritas. Así que entenderéis que cuando me vi allí sentada en las gradas, junto a otros 3000 espectadores ¡me encontraba realmente emocionada!.

Francia parece vivir una relación de amor-odio con el pueblo vikingo. Por un lado, en las venas de muchos franceses corre sangre de los normandos, descendientes de vikingos que se asentaron en el norte del país a partir del siglo IX. Pero antes de dicha fecha las incursiones de los vikingos, y sus feroces saqueos asociados, habían sido continuas en nuestro país vecino. Comenzaron arrasando Nantes, tras una expedición de más de sesenta drakkars por el Loira, y continuaron por infinidad de pueblos y ciudades galos, llegando hasta el mismo París (que consiguierona sitiar durante un año entero) e incluso ofreciéndose como mercenarios a las tropas francesas en sus luchas contra otras naciones europeas. 

El éxito de los vikingos en sus contiendas por el Viejo Continente, más allá de los fríos territorios nórdicos, tiene más mérito si cabe si tenemos en cuenta que no eran soldados profesionales, sino agricultores y ganaderos que no tenían ningún problema en cambiar la azada por las lanzas y los cuchillos. Sus incursiones son fielmente representadas en este espectáculo, mostrando una de sus tácticas bélicas más conocidas (la muralla de escudos) o la grandiosidad de sus barcos (que se conocían como drakkar o långskip, «barco largo»). Sus luchas se limitaban a ríos, lagos o, como mucho, aguas cercanas a la costa, ya que este tipo de navíos eran muy difíciles de controlar en alta mar.

El caso es que los responsables han sabido recrear maravillosamente lo que suponía un ataque vikingo a una pequeña aldea gala. Luchas a pie o a caballo, llamaradas, un drakkar surgiendo del río… 26 minutos de auténtica adrenalina ¡coño qué bien lo pasamos!

 

Le Signe du Triomphe

En cuanto a grandiosidad, este es el espectáculo que se lleva la palma: un anfiteatro romano construido a tamaño natural que provoca murmullos de admiración de los visitantes cuando se ven ante él. Recomiendo que sea el primero de los espectáculos al que asistas ya que aquí las colas son tremendas. Es importante también tener en cuenta en qué parte de las gradas te sientas ya que, al igual que se hacía antiguamente, se extienden unos toldos para proporcionar sombra a los espectadores pero dependiendo a la hora del día que vayas y donde se sitúe el sol, puede que te toque estar la media hora que dura el espectáculo sudando la gota gorda.

Además, es uno de esos espectáculos que va de menos a más. Al principio, para ir calentando motores, los actores animan a participar al público creando dos bandos ficticios que se abuchean uno a otro. Después, la cosa se va animando con peleas de gladiadores y carreras de cuadrigas. Todo muy a lo grande y súper divertido.

 

Mousquetaire de Richelieu

«Eran uno, dos y tres…» Seguro que más de uno al leer esta frase os ha venido a la cabeza aquella maravillosa serie de dibujos animados, «D’Artacán y los tres mosqueperros», que adaptaba para niños la famosa novela de Alejandro Dumas y que de paso, muy acertadamente, nos acercaba a esa figura tan «francesa» que eran los mosqueteros. Los mosqueteros formaban parte en el siglo XVII de un cuerpo de élite, la guardia real, al que era muy difícil acceder y al que en un principio sólo dejaban entrar a miembros de la más alta nobleza. 

Puy du Fou Francia

La figura del mosquetero es conocida a nivel mundial pero para nuestros vecinos franceses, representa en sí misma la esencia de a lo que todo galo aspira; la valentía, el sentido de la justicia y la inteligencia, un tres en uno que ha de ir envuelto en el mejor paño imaginable, el de la elegancia. Mientras se espera el estreno en la primavera del 2023 de una nueva película sobre los mosqueteros (al parecer con un presupuesto absolutamente excepcional), en el Puy du Fou sigue siendo uno de los números estrellas y de hecho a mí es que más me gustó de todos los que vimos de interior. Simulando un teatro del siglo XVII y con vistosas peleas entre espadachines y los mosqueteros del Cardenal Richelieu, los bailes flamencos sobre el agua le dan el toque definitivo. Una genialidad.

 

Le Secret de la Lance

Estamos a mitad del siglo XIV, en pleno inicio de la Guerra de los Cien Años. El escenario es un inmenso castillo donde se queda sola la pastora Marguerite, encargada de descubrir los secretos de una lanza mágica. Sin esperarlo, será la protagonista de unos aparatosos combates con llamaradas, persecuciones, escaladas de murallas y múltiples malabarismos. Uno de los espectáculos más conseguidos y un aplauso para el recinto, anchísimo y con unas dimensiones ideales para presenciar el show desde cualquier punto. 

Puy du Fou Francia

 

Le Premier Royaume

King Icon Images | Free Vectors, Stock Photos & PSD

Retrocedamos hasta el siglo XV para adentrarnos en las andanzas del rey Clodoveo, soberano franco, quien se encontró ante una Galia despedazada por el Imperio Romano y en la que convivían pueblos muy diferentes entre sí. Una época turbulenta en la que los ritos paganos de los pueblos nórdicos se enfrentaban a los primeros coletazos del cristianismo. Los decorados son alucinantes: en algunos de ellos crees, literalmente, encontrarte bajo el agua, en otros los sonidos (¡y hasta los olores!) te transportarán a un mundo que data de hace mil quinientos años. Un paseo inmersivo por una de las etapas más apasionantes (y convulsas) de la Historia de Francia.

Puy du Fou Francia

 

Le Dernier Panache

French Revolution Vector Images (over 1,500)

Otro de los espectáculos interiores más impresionantes, con escenarios que se van superponiendo mientras las butacas de los espectadores se van moviendo. Para los que anteriormente ya habíamos vivido la experiencia en España con «El último cantar», quizás aquí el factor sorpresa desaparece. Aunque maticemos que la historia, evidentemente, es totalmente diferente (en esta ocasión la vida de un oficial de la marina francesa en el año 1793) y que sigue impresionando lo de verte en unas gradas movibles que te permiten presenciar los shows con un ángulo de 360 grados y admirarse antes los diferentes escenarios, seis concretamente, en todo su esplendor.

Puy du Fou Francia

 

Les Chevaliers de la Table Ronde

Caballero | Vector Premium

¿Quién no ha oído hablar de los Caballeros de la Mesa Redonda? Eran unos de los protagonistas principales de las leyendas de Bretaña, esas que alababan al rey Arturo (un monarca que nunca existió pero al que se presentaba como el gobernante ideal) y su mítica espada Excalibur y nos relataban los poderosos encantamientos llevados a cabo por el mago más famoso de todos los tiempos, Merlín. A lo mejor los críos de ahora no están tan familiarizados con estas historias de caballeros, reyes y princesas pero en mi infancia nos hicieron soñar a una generación entera con bosques encantados.

El espectáculo es corto, apenas 17 minutos, pero os aseguro que es de los más divertidos y, como en algún otro, el agua vuelve a ser la verdadera protagonista: el número de la sirena (mi ser mitológico favorito hasta el punto de que llevo una tatuada) me pareció de los mejores de toda la jornada.

Puy du Fou Francia

 

Le Mystére de la Pérouse

Vectores de Galeon - Todo Vector

Este fue el segundo espectáculo al que entramos tras el de los romanos y me recordó muchísimo al «Allende la mar oceana» de Toledo. A fin de cuentas, el planteamiento es casi idéntico, sumergirnos en las entrañas de un barco. Si en España se recordaban las expediciones enviadas a América, el Nuevo Mundo, en este caso nos vamos rumbo a alta mar sin destino conocido (Alaska o el Cabo de Hornos) para experimentar en nuestras carnes lo que era la durísima vida en un navío en el siglo XVIII. Meses y meses sin pisar tierra y enfrentándose a las devastadoras tormentas del feroz océano Atlántico.

Al igual que nos ocurrió en el navío de Toledo, salimos realmente impactados con la veracidad que otorga al show la variedad de efectos especiales. Desde el olor a pólvora a estancias corroídas por el moho y la humedad, habitaciones congeladas donde baja un montón la temperatura, el sonido de las olas golpeando el exterior… todo ello amenizado por actores que te ayudan a meterte aún más en la historia.

 

Les Amoureux de Verdun

French Soldier 1914 1918 Isolated on White Background Stock Illustration - Illustration of memory, memorial: 109937473

Este es uno de los espectáculos que recomendaría no mostrar a niños demasiado pequeños, fácilmente impresionables. Y es que la historia de Francia, como la de tantos otros países, ha estado salpicada por capítulos tristemente sangrientos. Dos de ellos fueron ambas guerras mundiales. En este caso, recrean la Primera llevándonos a las entrañas de una trinchera donde, pese a la barbarie que se vive ahí fuera, se intenta mantener intacto dentro de lo que cabe el espíritu navideño. Algo bastante difícil en un ambiente tan hostil, con compañeros agonizando y el sonido de las bombas. La ambientación es brutal. Sales con los pelos de punta.

Puy du Fou Francia

 

Les Automates Musiciens y Le Bourg 1900

✓ medieval musician free vector eps, cdr, ai, svg vector illustration graphic art

Puy du Fou Francia

Es, sin duda, uno de los rincones más entrañables del parque. Es el Burg 1900, recreación de un precioso pueblo de principios del siglo XX. Aquí nos trasladamos a la gloriosa Belle Epoque, etapa dorada en la que Francia y especialmente París se convirtieron en el ombligo del mundo. Sofisticación y elegancia se unen a música y diversión en esta acogedora placita que preside un carrousel clásico. Alrededor, diferentes establecimientos como tiendas de souvenirs (carísimos) o cafeterías en los que hasta los propios dependientes van disfrazados de época.

Puy du Fou Francia

Aproximadamente siete veces al día se lleva a cabo uno de los espectáculos que más gusta a grandes y pequeños, el de los músicos autómatas. Un guardia rural, impecablemente ataviado, hace el aviso «¡alerta a la población!», para congregar a los presentes bajo las ventanas donde estos preciosos muñecos se asoman haciendo sonar sus instrumentos.

 

Le Grand Carillon

Puy du Fou Francia

Otra de las perlas del parque es este carillón gigantesco de 16 metros de altura. Siete veces al día se pone en funcionamiento, ayudado por marionetas humanas, actores y actrices que deleitan al público con piruetas y cabriolas al ritmo de música del Renacimiento.

 

La Cité Médiévale

Castle Vector Art & Graphics | freevector.com

Algo que me encantó del Puy du Fou es lo fieles que se han mantenido a cómo se hacían las cosas antaño. Por dicho motivo, no sólo se han recreado diferentes espacios como esta aldea medieval sino que en ella también podrás disfrutar del espectáculo que es ver trabajando a herreros, panaderos, carpinteros, costureras, perfumistas o joyeras con herramientas que ya se usaban hace setecientos años. Además, muchos de los productos que elaboran están de venta al público, como jabones artesanales o jarras de vidrio.

 

Le Village XVIIIÉME

Otro pueblo recreado, en este caso del siglo XVIII, con idílicos jardines y granjas. Entre riachuelos y prados, se encuentran también algunos de los mejores restaurantes del recinto.

Le Village XVIIIÉME

 

Le Monde Imaginaire de la Fontaine

Puy du Fou Francia

Este es otro de los rincones más bonitos del parque (e ideal para escapar del calor en verano). Entre arboledas nos sumergimos en el mundo de fantasía de las fábulas, en muchas ocasiones protagonizadas por animales. Estatuas que hablan y parpadean rodeadas de pavos reales.

 

Le Fort de L’An Mil

Puy du Fou Francia

Aconsejo darse un paseo por esta aldea justo nada más acabar de ver el espectáculo de los vikingos, ya que es el complemento perfecto. Otro de los lugares donde podremos ver a los forjadores trabajando el hierro candente entre chozas con techo de paja.

 

La Cinéscénie

france map flag and eiffel tower 3718051 Vector Art at Vecteezy

Hay gente que viene al parque y, sin embargo, se pierde el espectáculo principal simplemente porque hay que pagarlo aparte y es el último de la noche. Allá cada cual pero en mi opinión es una cagada de campeonato. Aunque cueste creerlo siendo este el montaje original, he de reconocer que me gustó aún muchísimo más «El sueño de Toledo» (¡y ya es decir!). pero estamos hablando del mayor espectáculo nocturno del mundo, con 2550 actores y 28000 trajes de época. Y gradas para acoger a 12.000 espectadores (por supuesto, estaba sold out meses antes). Como para perdérselo.

Un comentario imprescindible: aunque vayas en verano, estás en medio del campo, en el centro de Francia y a las diez de la noche. Por lo tanto, llévate una chaqueta, y si es gordita, mejor. El espectáculo dura una hora y media y se te puede hacer eterno si estás muerto de frío y encima sin poder moverte.

Centrándonos en el espectáculo en sí, este es el origen absoluto del Puy du Fou. Se comenzó a representar en el año 1978, por aquel entonces con «sólo» 600 actores. Y tuvo tanto éxito que once años después, en 1989, se inauguró el parque propiamente dicho. Pero contrariamente a lo que mucha gente cree, primero vino el espectáculo nocturno, La Cinéscénie, y después el propio Puy du Fou.

LA CINÉSCÉNIE

Durante 90 minutos vas a vivir un espectáculo maravilloso. Recorriendo la historia de Francia desde la Edad Media hasta la Segunda Guerra Mundial (ojo a conectar el traductor de la aplicación, que si no, no te vas a enterar denada), reviviremos algunos de los momentos que marcaron el destino galo, como la propia Revolución, así, con mayúsculas. Todo visto desde los ojos de un niño, al que un viajante le va relatando la vida de sus antepasados desde hace 700 años.

Fuegos artificiales, batallas, proyecciones en 3D, coreografías espectaculares, todo planificado al milímetro y con la experiencia acumulada de casi 45 años de representaciones. Un espectáculo visual indescriptible y broche de oro para un fin de semana absolutamente inolvidable.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.