India Taj Mahal

Viajar no es caro si sabes elegir destino, organizarte y no te importa gastar unas cuantas tardes en planificar tus escapadas. De ahí la razón de ser de nuestro blog (la de daros consejos para que estiréis al máximo vuestro presupuesto) y que hayamos publicado artículos como Trucos infalibles para ahorrar en tu próximo viaje . Si lo tuyo es conocer mundo, por nosotros que no quede la intención de ayudarte. Porque aunque a veces parezca que algunos viajes son inalcanzables, si exceptuamos el gasto inicial del vuelo, hay un buen puñado de países donde te gastarás mucho menos que si te quedas en casa y te toca poner la calefacción y hacer la bolsa de la compra.

Decantarse por un destino u otro puede estar fuertemente ligado al estar pendiente del cambio de moneda, a la época en que decidas ir o los últimos acontecimientos ocurridos en el país que estés barajando visitar. Ciertas situaciones políticas o desastres naturales acontecidos en el pasado echan para atrás al turismo. Es entonces cuando la oferta supera a la demanda y los precios de vuelos y hoteles caen en picado. Ahí debes estar tú ojo avizor para saber cuál es el momento propicio. Combina estas variantes con el nivel de vida que normalmente predomina en el país de turno y te saldrá la ecuación perfecta para planear tus próximas vacaciones. Nosotros ayudaremos a que te aclares con este listado de cuáles son algunos de los países más baratos a la hora de viajar.

Marruecos

Comenzamos por el país que nos coge más cerca: nuestro vecino Marruecos. A favor tenemos los bajos precios de los vuelos, que reservándose con tiempo pueden derivar en gangas como la que enganchamos la última vez que fuimos: ida y vuelta por apenas 30 euros. La mitad de lo que te puede costar un viaje en autobús Madrid-Valencia, por poner un ejemplo. O el precio de una cena, por poner otro.

En el artículo Dormir en riads: fundamental cuando vamos a Marruecos , os contábamos lo mucho que nos fascina este tipo de alojamiento. Los hay de todo tipo de precios, aunque nosotros solemos escoger los de gama media (60-70 euros por noche), pero los puedes encontrar mucho más baratos. Especialmente si no vas buscando grandes lujos o te quedas en pueblos pequeños, donde el alojamiento suele abaratarse: no es difícil que una pareja podáis dormir por apenas 20 euros la noche. E incluso por menos dinero si lo tuyo son los hostales.

En Marruecos hay muchos sitios, sobre todo los que se ubican escondidos en las medinas y alejados de los puntos turísticos, donde un zumo natural, un helado o un té apenas cuestan 5 dirhams (50 céntimos de euro). Y esto significa que te dejan la tetera sobre la mesa y te rellenas el vasito las veces que te apetezca. Comer un  tajine o un coscous puede suponer 3 euros por comensal, el trayecto en autobús entre dos ciudades no llegar a los 8 y moverte en taxi, una cuarta parte de lo que pagas en tu país de origen. Lo único que te va a encarecer el viaje son las cervezas, ya que al ser un país musulmán se sirven en pocos lugares (hoteles principalmente) y a precios elevados: olvídate de ellas hasta que regreses a casa.

Marruecos

India

A la India se le ama o se le odia: no hay término medio. Sabemos por ello que es un viaje no apto para los gustos de todo el mundo y que no es fácil adaptarse a un país de mil millones de personas con unas normas sociales diametralmente opuestas a las nuestras. Mención aparte merece el concepto de la higiene, con calles donde se acumula la basura, y la cantidad de timos y situaciones complicadas a las que se enfrentan muchos viajeros. Sin embargo, esto no ha supuesto impedimento ninguno para que desde los años 60, cuando los Beatles realizaron su famoso viaje de búsqueda espiritual y popularizaran la India como destino turístico, éste pasara a convertirse en el paraíso de mochileros de medio mundo.

En India el salario medio ronda los 400 euros, por lo que puedes hacerte una idea de lo económico que puede ser viajar por el país si lo haces por tu cuenta. Dormir te saldrá tirado, entre 8 y 10 euros una habitación doble (eso sí, ojea las críticas de los hostales antes de decantarte por uno en concreto), podrás comer en restaurantes locales por unos 2 euros por persona (la botella de agua cuesta 30 céntimos, lo mismo que un billete de metro o una carrera en rickshaw) o ir en tren de Delhi a Varanasi por poco más de 6 euros. Como ves, en la India fácilmente podrás sobrevivir con 20 euros al día sin tener que privarte de nada.

India Mujeres

Bulgaria

Nuestras experiencias en Europa del Este nos han dejado gran sabor de boca, tanto por lo mucho que nos han gustado los destinos visitados como por lo baratos que nos han salido los viajes. Bulgaria es uno de los países que nos quedan pendientes en esta zona y le tenemos muchas ganas, tantas que nos estamos planteando ir a recorrerlo con unos amigos el año próximo.

Considerado el país de Europa con el nivel de vida más bajo, Bulgaria es un caramelo para los que no dispongáis de mucho presupuesto y queráis daros el gustazo de conocer un destino poco explorado y sin apenas turistas. Conectada con España en vuelos directos por compañías de bajo coste como Ryanair o la húngara WizzAir (puedes llegar a conseguir billetes por 60 euros ida y vuelta), Bulgaria ofrece una gastronomía espectacular a un precio irrisorio: apenas 10 euros por comensal con dos platos y postre en un restaurante de nivel medio. Nosotros somos muy fans de la comida búlgara, así que este supone otro de los grandes atractivos de un viaje allí.

El alojamiento en Bulgaria es muy barato. Hasta el punto de que incluso en la capital, Sofia, donde los hoteles suben sus tarifas, dormir en un cuatro estrellas con desayuno incluido cuesta 40 euros la doble si vas en invierno, la temporada baja. Imagina entonces lo poco que cuesta alojarse en pueblos perdidos en medio de la nada. Será de los pocos países del mundo donde podrás darte el gusto de utilizar los taxis tanto como quieras (el precio de una hora de trayecto es de unos 7 euros). Y si quieres dejar tiempo para el ocio, te damos precios orientativos: ir al cine cuesta 5 euros y una cerveza de litro y medio poco más de un euro.

Bulgaria Catedral

Indonesia

Damos fe de que Indonesia es uno de los países más baratos en los que hemos estado. Además, el cambio de moneda te favorece ya que un euro equivale ¡a 17.000 rupias! Por eso nos llama la atención que se siga promocionando a su destino estrella, Bali, como un lugar orientado para ricachones porque cuando estuvimos allí, nos gastamos nada y menos. La clave está en huir de las agencias y hacerlo todo por tu cuenta. Y si Bali nos pareció barato, ni imagináis lo que nos pareció Yogyakarta. Te metías en cualquier chiringuito callejero y un nasi goreng (el arroz frito indonesio) te costaba 40 céntimos. En ningún sitio hemos comido tan bien por tan poco dinero.

Si quieres moverte en transporte público, hazlo: el billete de bus sólo cuesta 25 céntimos. Pero los taxis son tan ridículamente baratos que probablemente no te merezca la pena. Los vuelos entre islas apenas salen a 30 euros por cabeza. Y si quieres ir de Bali a Lombok en ferry público, el precio no supera los 2 euros por persona. El alojamiento está tirado. En la isla de Java un bungalow precioso de madera grandísimo y con desayuno nos salía a 17 euros por pareja. En Bali estuvimos en un chalet de dos plantas de 300 metros con piscina privada para nosotros solos y desayuno y pagábamos 55 euros por noche entre los dos. ¿Quién dijo que el paraíso no era asequible para cualquier bolsillo?

Indonesia Bali

Laos

Continuamos en el sudeste asiático con otro país que también tenemos pendiente en nuestra lista: Laos. La forma más económica de llegar allí es volando hasta la capital de Tailandia y enlazando con una compañía de bajo coste, ya que los vuelos entre Bangkok y la capital de Laos, Vientiane, pueden encontrarse por unos 80 euros ida y vuelta. Sale mucho mejor que buscar un vuelo con escala desde España. Debes añadir al presupuesto los 35 dólares que te cobran por el visado al entrar en el país.

La moneda oficial de Laos es el kip (cambio aproximado 1 euro=9.000 kips) pero vamos a darte los precios en euros para que te sea más fácil hacerte a la idea de lo poco que vas a gastarte. Si no buscas grandes lujos, perfectamente puedes estar una semana en Laos gastándote entre 150 y 200 euros por persona (¿ves como te gastas más quedándote en casa?). Una habitación doble con desayuno en un hotel de dos estrellas puede costaros unos 10 euros por pareja (y eso en los dos destinos más caros, Vientiane y Luang Prabang); comer dos platos en un restaurante poco más de 3 euros y un zumo 50 céntimos.

Como no recomendamos alquilar coche sino moverte en transporte público, te damos datos:  ir en taxi desde el aeropuerto de Vientiane al centro cuesta sólo 5 euros. Moverte en bus entre distintas ciudades es muy económico: calcula 5 euros por persona por un trayecto de cinco horas. El precio de las entradas a los principales museos y atracciones rara vez supera los 70 céntimos.

Laos Templo

Nepal

Siempre ha sido un país barato para el viajero pero aún más desde que en 2015 un brutal terremoto se llevara por delante la vida de 9.000 personas. El turismo cayó en picado y aunque la situación ha ido recuperándose tímidamente, los precios de los hoteles continúan siendo bajísimos. Incluso en Thamel, el barrio más turístico de Katmandú, a donde llegan los mochileros y se pueden conseguir habitaciones por 8 o 10 euros la noche. Es la versión nepalí del Khao San Road de Bangkok, donde podrás comprar por poco dinero toda la equipación (ropa incluida) que necesitas para hacer trekking, que es el principal atractivo de Nepal. Aunque algunas rutas quedaron afectadas por el terremoto, la mayor parte de ellas han vuelto a ser abiertas.

En Nepal sigue más viva que nunca la cultura del regateo, no lo olvides ya que puedes salir beneficiado. Comer aquí cumple la regla de las 3 bes: bueno, bonito y barato. Es raro que un menú en un restaurante medianamente elegante supere los 5 o 6 euros. El precio del billete de autobús es de 50 céntimos y si quieres tomar taxis (también muy económicos), volvemos a mencionar el regateo ya que las tarifas cerradas se estilan poco. Además, en la capital el tráfico es tan caótico que pagarás menos si dejas apalabrado el precio. La carrera media suele costa uno o dos euros. Como última opción tienes los autorickshaws.

Avisamos que moverse en transporte público por Nepal no es tarea fácil debido a su condición montañosa y la falta de presupuesto. El resultado son carreteras harto complicadas. Pero si quieres prescindir de los vuelos internos y ahorrar, no queda otra que tirar de buses. Ten en cuenta que para moverse entre ciudades existen dos tipos de autobuses, los públicos y los turísticos. Merece la pena pagar un poco más por ir en los segundos ya que aún así son baratísimos: un trayecto de 8 horas entre Katmandú y Phokara cuesta 5 euros.

Un último consejo. Si has venido a Nepal porque tu sueño es escalar el Everest, has de estar preparado física y psicológicamente y llenar la billetera: no te va a salir por menos de 20.000 euros entre tasas, permisos y pagos a la agencia que lo organice. Pero tienes la alternativa de hacer un trekking de un par de semanas hasta el campo base del Everest, mucho más asequible no sólo a nivel esfuerzo sino también económico, ya que contratándolo en Nepal te puede salir por unos 800 euros. Y aunque no subas a ninguno de los ochomiles, vivirás una experiencia única en la vida: verte a los pies del Himalaya, la cordillera más impactante del mundo.

Nepal

Nicaragua

Centroamérica, a excepción de Panamá y Costa Rica, es uno de los destinos más sugerentes para los viajeros de presupuesto ajustado. Entre los países que han pasado más desapercibidos para el turismo se encuentra Nicaragua, que durante once largos años vivió la Revolución Sandinista y vio como los pocos extranjeros que se aventuraban a entrar en el país eran los diplomáticos y los corresponsales de guerra. Y aunque actualmente el país no vive una de sus mejores etapas políticas, los tiempos ya no son como antes y son muchos los que mochila al hombro han recorrido el país por libre. Managua parece ser el único sitio realmente conflictivo y la gente del entorno rural se caracteriza por su extrema hospitalidad.

Pese a su pequeña extensión, Nicaragua tiene mucho que ofrecer: playas tropicales, volcanes, selva y bonitas ciudades coloniales. Fácilmente se puede recorrer el país con un presupuesto de 25 dólares diarios (pese a que la moneda oficial es el córdoba, el dólar se acepta en casi todos los lugares): habitaciones dobles en hotel medio a partir de 15 dólares, comidas por 3 y transporte público baratísimo, especialmente los ferries, que llegan a cobrar sólo 50 céntimos por ciertos trayectos.

Nicaragua

Argelia

Argelia es otro de esos países que a lo largo del siglo pasado ha sufrido en sus carnes sangrientas guerras, desde la Guerra de Independencia que le liberó de la colonización francesa hasta la Guerra Civil de los años 90 que dejó a su paso más de 150.000 fallecidos. Sin embargo, ahora que las aguas andan más tranquilas, Argelia aspira a atraer a esos turistas que no dudan en acercarse a países vecinos como Túnez o Egipto. Saben que cuentan con un patrimonio histórico de lo más atractivo y el exotismo de ser un país practicamente desconocido para el turista occidental.

La cercanía entre España y Argelia (Argel está más cerca que París) y la estabilidad política en el país comparándola con la del pasado ha provocado la bajada de los precios de los billetes aéreos. Ahora tienes vuelos directos con Iberia por unos 150 euros ida y vuelta. Además, tienes ferries desde Alicante y Almería, si prefieres viajar por mar.

Ya te hablamos de Argelia en el artículo Ruinas romanas en el norte de África . Pero este no es el único atractivo del país. El interminable desierto del Sahara, que ocupa buena parte de su territorio, la preciosa capital, Argel (conocida como la “ciudad blanca” y en la que predomina la arquitectura a la francesa), la costera Orán, la casi desconocida Tlemcén (considerada una de las ciudades más bonitas de África) o sus playas casi desiertas pueden ser la excusa perfecta para conocer uno de los países más interesantes de todo el Magreb.

Argelia

Colombia

Otro país más que añadir a la lista de los que durante años vieron desaparecer el turismo debido a la inseguridad. En este caso, por la guerra contra las FARC y el tema de narcotráfico que consagró a Pablo Escobar como rey absoluto de las mafias colombianas. Sin embargo, a día de hoy la situación está mucho más calmada y Colombia cuenta a su favor con el ser un destino más económico que países cercanos como Ecuador o Perú.

Moverse por el país es baratísimo, incluso en avión gracias a la aerolínea de low cost Viva Colombia. A excepción de Cartagena de Indias, disfrutarás de un país que aún no ha sucumbido ante el turismo de aglomeraciones y donde es posible encontrar alojamiento en hoteles más que decentes por poco más de 10 euros la noche. En pueblos pequeños quedarse en un hostal puede salir por menos de la mitad. Comer por tres o cuatro euros es lo habitual, si emulas a los locales. En definitiva, que con un presupuesto de 25 euros diarios por persona, puedes recorrer el país sin problemas, si evitas la temporada alta, que va de Diciembre a Febrero.

Colombia

Pakistán

Nuestra última propuesta es Pakistán, esa república que se separó de la India tras la espantada del Imperio Británico. Otro país que en los años pasados vivió turbulencias políticas pero que ahora recorren muchísimos viajeros, que regresan encantados por la hospitalidad de los pakistaníes, ansiosos por lavar la imagen que se tenía de su hogar. Raro será que vuelvas sin haber sido invitado a comer o cenar en una decena de casas.

Al igual que ocurre en otros países como Irán, Pakistán es un país muy conservador y deberás tener en cuenta en todo momento las normas sociales que rigen su cultura. Eso y acostumbrarte a los numerosos controles policiales que se encuentran a la vuelta de cada esquina. No te preocupes por ello ya que es sinónimo de que la seguridad va en aumento y en general el extranjero siempre es bien tratado.

Pakistán es un país tremendamente barato (alojamiento y tres comidas pueden salir por poco menos de 20 euros y además es común el regateo en los hoteles) pero es aconsejable que lleves efectivo encima ya que en muchos lugares no es posible usar las tarjetas de crédito. Si quieres hacer senderismo por las montañas (que es lo mejor de Pakistán) recuerda venir entre Abril y Octubre ya que en invierno el acceso es imposible. Y no olvides incluir en tu itinerario uno de los lugares más fascinantes de Asia: la bella región de Cachemira.

Kachura Pakistan_Easy-Resize.com

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.