Castillo de Cachtice: hogar de la vampira Condesa Bathory

cachticeee

Hay un libro muy interesante, que aprovecho para recomendaros, de Javier García Sánchez llamado “Ella, Dracula”, que de la mano de un personaje ficticio (un cura que rememora su infancia), intenta acercarnos a la biografía de la aristócrata más sanguinaria conocida en Europa: Erzsebet Bathory. Se calcula que asesinó a más de 600 mujeres en su obsesión enfermiza de bañarse en su sangre para conseguir la eterna juventud, lo que la convierte en la asesina con más cadáveres a sus espaldas de toda la Historia. Aviso que el libro es durísimo y se relatan con pelos y señales las torturas a las que eran sometidas las pobres campesinas secuestradas, acto del que la condesa Bathory no se arrepintió nunca: como señora feudal que era, consideraba que las campesinas eran de su propiedad y podía disponer de ellas como le viniera en gana. Durante años y con total impunidad mató y torturó todo lo que quiso y todos sus castillos guardaban en sus mazmorras a decenas de esclavas aterrorizadas. Los trabajadores de palacio, muertos de miedo, se doblegaban a los deseos psicópatas de su ama y colaboraban a diario en los en los secuestros e incluso en las torturas: su silencio era su seguro de vida.

Aunque como hemos comentado la condesa poseía varios castillos en lugares como Bratislava o Viena, aparte de casi una veintena de pueblos, el que era su “hogar oficial” era el Castillo de Cachtice, al este de Eslovaquia, cerca de los Cárpatos. Aunque el castillo se construyó en el siglo XIII y pasó por manos de diferentes familias, Erszebet Bathory no se mudó a vivir allí hasta 1604. Viuda (la habían casado a los 14 años), con antepasados con brotes psicóticos que habían sido asesinos en serie gracias a su posición acaudalada y sin amigos ni familia, Erzsebet comenzó a interesarse por la magia negra y ahí fue cuando terminó de perder la cabeza. El Castillo de Cachtice se convirtió en el escenario principal de sus desvaríos macabros pero con el paso de los años las campesinas se empezaron a negar a trabajar allí temiendo lo que las esperaba. Y la condesa cometió un gran error: creó una escuela femenina para atraer a las hijas de los nobles. Cuando las niñas comenzaron a desaparecer,se inició una investigación y allí encontraron en las mazmorras a decenas de ellas encerradas, destinadas al matadero.

bathoryjpg

La condesa fue condenada a pasar el resto de sus días emparedada en las mismas celdas donde ella encerraba a sus campesinas y murió cuatro años después sin volver a haber visto la luz del día. Su cuerpo pretendía ser enterrado donde murió, en el Castillo de Cachtice, del que hoy, como podrás ver en  la fotografía, sólo quedan las ruinas. Pero fueron tantos los cadáveres encontrados, que estos debieron de quemarse en diferentes lugares del castillo, desde los sótanos al cementerio y la cripta; permitir que las almas de la asesina y las asesinadas descansaran en el mismo lugar era impensable para los habitantes de estas tierras. Finalmente, se la enterró en el pueblo de Ecsed, en el norte de Hungría, en el cementerio de su familia. Las ruinas del Castillo de Catchice, abandonadas hasta hace muy poco, para conmemorar en 2014 los cuatro siglos del fallecimiento de la condesa, fueron restauradas y se abrieron desde entonces a los visitantes. Lo más curioso es que durante esa restauración se instaló también una estatua en ¡homenaje! a la Condesa Bathory, lo que provocó la indignación de los vecinos.

La historia del Castillo de Cachtice es tan sobrecogedora que incluso se rodó aquí la mítica película “Nosferatu”. Y es que se cuenta que pese a que hoy quede muy poco del castillo original, la negatividad sigue estando muy presente en los alrededores. Hecho que no ha pasado desapercibido para las autoridades eslovacas, que viendo la cantidad de viajeros que comienzan a visitar las ruinas, han abierto un pequeño museo en la residencia Draskovic que repasa la historia del castillo pero sobre todo, la de su moradora más sangrienta: en la exposición se muestran herramientas, vestuario y documentos de la época de la condesa . La entrada cuesta poco más de 2 euros y abre de martes a sábado entre los meses de Mayo y Octubre.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Me ha encantado el post. Me apunto el libro para futuras lecturas. Un saludo! 😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias! El libro es súper interesante, te va a encantar…un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s