Lisboa Guia

¡Ay lo que nos gusta Lisboa! Estamos más felices allí que MacGyver de invitado en «Bricomanía». Y eso que, reconozcámoslo, durante los últimos años han saltado las alarmas ya que Lisboa se ha convertido en loa «capital de moda» y son muchos los que temen que pudiera convertirse en una nueva Venecia, debido a la saturación turística. Los precios de hoteles y hostales (estos últimos se han renovado y algunos se consideran de los más innovadores de Europa) se disparan en verano, puentes y Navidades. Alquila un coche , intenta huir de dichas temporadas altas para disfrutar de una Lisboa descongestionada y sigue los consejos que te vamos a dar en este artículo para perderte en la cara más desconocida de la capital portuguesa.

Los amantes de los libros tenemos una cita ineludible en la Livraria Bertrand, reconocida por el libro Guinness de los Records como la más antigua del mundo (al menos que esté aún en activo). Abierta desde 1732, el primer local fue una pequeña tiendecita en Rua Direito do Loreto: posteriormente cambió de ubicación hasta en once ocasiones. Ahora se encuentra en el 73 de R. Garrett, en el barrio de Chiado: en sus seis salas se acumulan cerca de 70.000 libros. Aunque es aquí, en Lisboa, donde está la librería original, tienen más de 50 locales repartidos por el resto del país.

Livraria Bertrand Lisboa

Hablando de librerías, aquí en Lisboa también se encuentra una de las más pequeñas del mundo, la Livraria Simão, que pese a tener sólo 4 metros cuadrados, alberga en su interior casi 3.000 libros. Entre ellos, ediciones únicas de las mejores obras del mejor escritor portugués de todos los tiempos: Fernando Pessoa.

Uno de los eventos más curiosos que se celebra en Lisboa es el Festival de Máscaras Ibéricas. Si quieres saber en qué fecha toca cada año, echa un vistazo a la web oficial . Es el festival pagano más importante de Europa y reúne a casi un millar de participantes no sólo portugueses sino también españoles (la mayoría vienen de Galicia, Zamora, Asturias y Andalucía). Ya te hablamos de esta curiosa tradición en el artículo Caretos de Lazarim: los demonios de Portugal .

Caretos Portugal
Foto: Wikipedia

Uno de los parques más bonitos de Lisboa es el de Eduardo VII, donde se celebra cada año la Feria del Libro. Llamado así en honor del monarca inglés, quien visitó Lisboa en 1903 para reafirmar las relaciones británico-portuguesas, acoge dos jardines botánicos, conocidos como estufas, en los que podrás disfrutar de cientos de plantas exóticas. Al ser el mayor parque del centro de Lisboa, es habitual que a lo largo del año puedas encontrarte con diversas exhibiciones y eventos.

Parque Eduardo VII Lisboa

Hablando de eventos únicos, sólo dos veces al año se abren al público las galerías romanas (puedes intentar hacer la reserva aquí ) que se descubrieron después de que el terremoto de 1755 destrozara la ciudad. Mientras se llevaba a cabo la reconstrucción de un edificio, salieron a la luz estos túneles subterráneos de la Rua da Conceição. Puedes complementar esta visita yendo a ver el Museu do Teatro Romano, que muestra cómo era el teatro que mandó construir el emperador Augusto.

En un pequeño jardín cerca  del Museo de la Ciudad (Campo Grande 382) podemos encontrar las excéntricas figuras de porcelana del artista del siglo XIX Rafael Bordallo Pinheiro, agrupadas alrededor de una fuente decadente.

Bordallo Lisboa

¿Sabías que uno de los más sádicos asesinos en serie de Portugal no era portugués sino gallego? Hablamos de Diogo Alves, quien en sólo cuatro años (entre 1836 y 1840) asesinó a 70 personas. Como tantos otros gallegos, emigró a Lisboa buscando trabajo. Lo encontró de sirviente pero le despidieron por sus repentinos ataques de ira. Fue entonces cuando comenzó a delinquir: en lo alto del Acueducto de Aguas Libres, robaba de noche a sus víctimas y después las lanzaba al vacío, a más de 60 metros de altura.

La policía finalmente le atrapó y le acabó condenando a la horca. Pero su figura se hizo tan popular (se cree que fue el primer asesino en serie de Portugal) que hasta se rodaron películas contando su historia. Pero lo más escabroso es que un prestigioso cirujano consiguió que le dejaran preservar la cabeza del criminal para estudiarla (ingenuamente el médico creía que la forma del cráneo le ayudaría a desentrañar el misterio de la mente de Alves). Y ahora esta se expone en un bote de formol en la Facultad de Medicina de Lisboa. La mala noticia, si te gustan estas historias siniestras, es que esta parte de la Universidad sólo es accesible para los estudiantes de medicina. Pero nunca está de más saber lo que se guarda entre estas cuatro paredes.

Diogo Alves

Oficialmente se llama Museu Nacional dos Coches (nosotros lo conocemos como Museo de Carruajes) y es una de las exposiciones más visitadas de Portugal. Se encuentra cerca de Belem y desde hace más de un siglo, está considerado el museo más importante del mundo de carrozas antiguas. Son dos salas enormes donde se acumulan infinidad de medios de transporte que pertenecieron a la realeza de varios países (aunque también hay uno que utilizaba el servicio de Correos) y entre ellos se pueden encontrar desde cochecitos de bebé a carrozas que necesitaban diez caballos para ser movidas u otras con camas dentro para los largos viajes nocturnos.

Algunas de estas carrozas tienen seiscientos años de antigüedad. Sorprende lo bien que han aguantado el paso del tiempo, sobre todo teniendo en cuenta lo elaboradas que están y el barroquismo del que hacen gala y las empinadas (y empedradas) calles de Lisboa por las que transitaban.

Museo Carruajes de Lisboa

El Hospital de Bonecas, en principio, parece un lugar destinado al público infantil pero algunos de los muñecos que aquí se encuentran son tan antiguos que parecen extraídos de la más espeluznante película de terror. No obstante, si yo viajara con niños, les llevaría a visitarlo para que comprendan lo diferente que era la infancia antaño y en añadidura los juguetes que se usaban hace un siglo.

Esta curiosa expo se encuentra en el número 7 de la Plaza Figueira, en el centro mismo de la capital portuguesa, cerca de la estación de Rossio. En realidad, su función más importante es la de taller, ya que aquí se reciben muñecos llegados de todo el mundo que buscan ser reparados. La mayoría de ellos, antiquísimos, tienen un alto valor sentimental para sus dueños. Teniendo en cuenta que el negocio es familiar y la entrada apenas cuesta 2 euros, otra visita que recomendarte para apuntar en tu agenda.

Hospital Bonecas Lisboa
©Hospital de Bonecas

Del Pavilhão Chinês ya te hablamos en nuestro último viaje a Lisboa pero es que es un sitio tan especial que no nos resistíamos a volver a recordarlo. Nuestro consejo es que vayáis a tomar algo a primera hora de la tarde, cuando hay menos gente. Y aunque los precios no son baratos para ser Portugal ¡merece tanto la pena! Es como regresar a uno de esos recargados salones de 1900, que hasta echas de menos no haber venido con tu traje de gala al verte entre aquellas atiborradas vitrinas. Una mezcla de salón de billar, museo y whiskería. En mi opinión, el bar más pintoresco y con más encanto de Lisboa.

Pavilhão Chinês Lisboa

El barrio de Estrela es uno de los grandes olvidados cuando se recorre la capital portuguesa y es una lástima ya que es bastante bonito, especialmente en primavera cuando los árboles tiñen de color las avenidas. Mansiones del siglo XVIII o el Jardim do Estrela (donde suele haber música en directo), así como el Cementerio de los Ingleses, el más antiguo de Lisboa.

Uno de los museos más «jovencitos» de Lisboa es el Museo de Oriente ya que abrió sus puertas hace poco más de diez años. Pero no por ello es menos interesante que otros de la capital, ya que aquí se exponen casi 1.500 piezas traídas de varios países asiáticos con los que Portugal tuvo relaciones comerciales a lo largo de la Historia. Podrás disfrutar hasta de armaduras de samurais.

Lisboa es una de las ciudades del mundo donde más importancia se le da al arte callejero, con especial predilección por el graffitti, siempre que éste esté hecho con gusto y clase. El graffittero más importante es Alexandre Farto «Vhils», reconocido a nivel internacional, quien gracias a su trabajo, ha conseguido que las autoridades, por medio de la Galería de Arte Urbano, apoyen y subvencionen a los artistas locales. En Amoreiras se encuentran algunos de los mejores murales aunque este de aquí abajo podrás disfrutarlo en el Jardim do Tabaco. Lo curioso es que una arquitecta portuguesa ha tenido la genial idea de dar cursillos a jubilados para que aprendan a graffittear. ¡Chapeau por ella!

Lisboa Graffitti

Otra de las formas diferentes de conocer Lisboa es a bordo de un tuk-tuk, esos pequeños cochecillos amarillos que tantas veces hemos usado en el sudeste asiático. Lo curioso es que aquí se alquilan por horas y los puedes conducir tú mismo (tienen capacidad para dos personas). También funciona el Hippo Trip, un autobús anfibio que como por arte de magia se convierte en barco. En este caso el viaje vale unos 25 euros.

Si buscas un mercadillo que se salga de lo típico, acércate a la Rua Rodrigues de Faria para conocer el LX Factory, mercado ubicado en una antigua fábrica. Son muchos los jóvenes artistas que aprovechando los bajos alquileres de los locales han venido aquí a desarrollar sus proyectos. Además de que las tiendas ofrecen cosas realmente originales, hay un montón de bares y restaurantes: entre ellos destaca La Cantina, un antiguo comedor para los trabajadores donde, como antaño, las mesas son compartidas. Por cierto, otro mercadillo de lo más original es la Feira da Buzina (Mercado de la Bocina): aquí los vendedores exponen sus productos de segunda mano en el maletero de los coches. Se celebra el último fin de semana del mes en el Jardim Arco do Cego.

El Palacio de los Marqueses de Fronteira es una joya escondida que no suelen visitar muchos turistas (y que os recomendamos que incluyáis en vuestra ruta junto al Palacio Nacional de Ajuda). Y eso que su jardín es uno de los más bonitos del país, en el que destaca una vasta colección de azulejos de distintos tipos y colores (aunque siempre sobresale el azul). De hecho, a la Sala de las Batallas se la conoce como la Capilla Sixtina de los Azulejos.

Palacio Fronteira Lisboa
Foto: Wikipedia

¿Recuerdas el artículo Pousadas de Portugal: cómo alojarte en castillos y monasterios ? Échale un ojo si buscas hoteles con encanto (algo caros, eso sí): entre ellos te recomendábamos el Hotel Solar do Castelo y el Pestana Palace Lisboa.

A las afueras de Lisboa puedes encontrar en Setubal el Mercado de Livramento , considerado uno de los mercados locales más auténticos del mundo. Dentro del inmenso local, con muros forrados de bellos azulejos, podrás disfrutar de gigantescas estatuas que representan diferentes oficios mientras los vendedores a gritos promocionan sus productos. El pescado fresco es el más solicitado pero aquí se vende de todo: caracoles (que a los portugueses, como a los españoles, también les gustan mucho), quesos, vino o flores. Además, hay pequeños barecitos donde podrás disfrutar de buenos aperitivos. Y no te vayas sin probar la ginjinha, ese licor de cereza tan típico portugués, que está riquísimo y se vende en pequeños vasitos al módico precio de 1 euro.

Otra excursión cercana y aprovechando que llevas coche , si te gustan las playas, puede ser a Costa da Caparica, el que se considera el mayor arenal de Europa. Tras salir con el coche por el puente 25 de Abril, te lo encontrarás a una decena de kilómetros. Estas largas playas están muy limpias e invitan a hacer surf: puedes recorrerlas, si vas entre el 1 de Junio y el 30 de Septiembre, en el tren Transpraia, que sólo cuesta 2,50 euros.

El Palacio de Queluz es uno de los más bonitos de Portugal y está cerca de Lisboa. Este elegante palacio del siglo XVIII  fue residencia principal de la realeza hasta que esta se vio obligada a exiliarse en Brasil. Posteriormente pasó a manos del Estado y llegó a servir como residencia de diplomáticos. Hoy se puede visitar previo pago de 10 euros.

Queluz Lisboa

Aquí tienes los dos programas que dedicamos a Lisboa

3 comentarios

  1. Lisboa secreta…preciosos detalles para viajeros o no! Gracias…Te lo tomo prestado para compartir!!Puedo?

  2. Author

    Si, claro que puedes compartirlo, muchas gracias! 😍

  3. Gracias, es una muy completa página de viaje, materia necesario de consulta. Abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.