Dubai

¿Cuál es la primera palabra que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un lugar como Duba? Lujo. Lujo, lujo y más lujo. Un dato descriptivo de la situación: sus diez familias más ricas acumulan, ellas solitas, más de 30.000 millones de dólares. Enriquecidas gracias a negocios inmobiliarios, acciones en compañías como Spotify, Toyota o Uber y la posesión de poderosos bancos, son sólo una pequeña muestra de los excesos económicos que se dan en Dubai. Una orgía de derroche, sofisticación y abundancia en medio del desierto.

Este emirato (ojo, que no país) a principios del siglo XX contaba con una población de apenas 10.000 habitantes que pasó graves penurias, incluso hambre, tras la Segunda Guerra Mundial. Pero a mediados de los años 60 se descubrían los yacimientos subterráneos que darían el empujón definitivo a los emiratos de la zona: ya entonces comenzaba a perfilarse como una de las economías más poderosas del Golfo Pérsico. El petróleo, el oro líquido, consiguió crear una robusta alianza política y comercial, la de los Emiratos Árabes Unidos, que a partir de ese momento iba a convertirse en elemento clave para el transporte de todo el mundo.

No obstante, con la bajada del precio del petróleo durante las siguientes décadas, los emiratos, especialmente Dubai y Abu Dhabi, decidieron dirigir sus miras (y sus ingresos) a un foco algo más diferente, el turismo. Así, se invirtió una millonada en la construcción de hoteles, restaurantes, centros comerciales, rascacielos y cualquier atracción que pudiera arrastrar turistas. Muchos de ellos volaban hasta aquí fascinados precisamente por esa fama de lujo sin fin que se gastan los jeques árabes.

Aunque cueste creerlo, al mismo tiempo los EAU (Emiratos Árabes Unidos) son asequibles para todo tipo de bolsillos. Para demostrártelo, escribimos dos artículos bastante interesantes sobre el tema, Abu Dhabi: lujoso destino al alcance del viajero medio y Claves para ahorrar en un viaje a Dubai. Basicamente, para que se te quite el miedo y veas que no se necesita ser un multimillonario para escaparse unos días aquí. Lo que no quita que pese a que tengas facilidad para encontrar alojamiento barato y comer por poco dinero, vas a encontrarte con situaciones surrealistas en las que descubrirás que en Dubai parece vivirse una especie de competición, buscando demostrar quién tiene más y mejor. Algunas de estas situaciones te las contamos a continuación.

El edificio más alto del mundo

¿Dónde está el edificio más alto del mundo? En Dubai, faltaría más. Es el Burj Khalifa, un rascacielos de casi un kilómetro de altura (828 metros, para ser exactos, y 163 plantas), que costó construir 1.500 millones de dólares.

Es, sin lugar a dudas, el lugar más visitado de Dubai ya que sus tres miradores ofrecen una experiencia única: la de brindarte unas fabulosas vistas de una ciudad que emergió de la nada hace muy pocos años. Las colas para entrar son kilométricas por lo que se recomienda comprar la entrada, que cuesta 29 euros. Aquí se encuentra, además, el único hotel del mundo con categoría siete estrellas.

Burj Khalifa
Y el que le superará en altura

Pero el título de «edificio más alto del mundo» le va a durar poco al Burj Khalifa. Como podéis ver en el vídeo de abajo, sobre la mesa está este proyecto, el de la construcción de la Dubai Creek Tower, que superará en altura al Burj, aunque aún no se sabe cuántos metros. Lo que miedo nos da es que detrás está el arquitecto Santiago Calatrava. Vamos, que tiene muchas papeletas para caerse a cachos unos cuantos meses después de que el rascacielos sea inaugurado.


Un jardín de flores en el desierto

Uno de los lugares más espectaculares de Dubai es el Miracle Garden. Y es que, efectivamente, es un auténtico milagro que haya podido crearse este paraíso natural lleno de flores en mitad del desierto. El mayor parque de flores del mundo (45 millones de flores en un área de 72.000 metros cuadrados, en el que destaca un muro de flores de casi un kilómetro de longitud) nos deja imágenes tan extraordinarias como esta.

Miracle Garden
La exclusiva Emirates Airlines

Ya que arriba puedes ver ese gigantesco avión en homenaje a la aerolínea del país, vuelvo a insistir en que he volado varias veces con Emirates Airlines y para mí es, con diferencia, la mejor compañía aérea del mundo. Qué nivelazo, po favó. Esta aerolínea, relativamente joven ya que nació en 1985, ha sabido rentabilizar lo estratégico de su centro de operaciones (Dubai se encuentra a menos de ocho horas de dos tercios de la población mundial) y ofrece un servicio exquisito a los pasajeros, incluso volando en clase turista. Con destinos en casi 80 países y alianzas con otras aerolíneas como la Japan o Thai Airways, en mi opinión son la mejor opción para viajar a Asia.

Emirates Airlines

Volar en la primera clase de Emirates puede irse a los 30.000 euros por billete. Eso sí, la experiencia no hay quien la iguale. Suite privada, cocina gourmet, ducha con spa y servicio de chofer y salas VIP en el aeropuerto.


Una isla de ensueño

La isla artificial Palma Jumeirah, a poca distancia de la costa de Dubai y con forma de palmera: la imagen lo dice todo. Para su construcción, que se alargó hasta los siete años, se necesitaron siete millones de toneladas de roca, preparadas para combatir las tormentas marinas que sufre esta zona. En el año 2013 aquí se batió un nuevo record, el del mayor espectáculo de fuegos artificiales del mundo: cerca de 100 kilómetros de longitud.

Palma Jumeirah
Un hotel de las Mil y una Noches

Bellísimo el hotel Atlantis, uno de los más espectaculares del mundo y practicamente idéntico al hotel del mismo nombre en las islas Bahamas. 2.000 habitaciones a un precio aproximado de 500 euros la noche (la más barata): sólo el desayuno cuesta 40 euros. Eso sí, la playa privada, el parque acuático y la exclusividad no te la quita nadie.

Atlantis Hotel
Una ambulancia para ricachones

Sólo en Dubai puedes encontrar una limusina que ha sido convertida en una ambulancia. Que tengas que ir al hospital no quiere decir que no puedas hacerlo con mucha clase.

dubai limo
El mayor centro comercial del mundo

El centro comercial más grande del mundo. Se trata del Dubai Mall, que desde el 2008 y gracias a sus 350.000 metros cuadrados divididos en cuatro plantas, ha batido un record al convertirse en el mayor complejo de tiendas del planeta. Más de 1.200 tiendas (entre las que se encuentra Level Shoe District, la mayor zapatería del mundo), un hotel de lujo, una veintena de salas de cine, 120 restaurantes y hasta una pista de hielo ahí, en mitad del desierto.

Sólo el año pasado recibió a 84 millones de turistas: es decir, 20 millones más de visitantes que los que llegaron a la ciudad de Nueva York.

Dubai Mall

Sí, el Dubai Mall es el paraíso de las compras de lujo. Por ejemplo, estos zapatos de oro de Jada Dubai: 17 millones de dólares.


Jugar al tenis en el cielo

En lo alto del Burj Khalifa se encuentra la pista de tenis a más altura del mundo: 320 metros. Fue inaugurada en el año 2005 con un partido entre Roger Federer y Andre Agassi. Cuando no se usa como cancha, es utilizada como helipuerto.

Un helado top-class

Un helado de 700 euros. Se puede degustar en el Scoopi Café, una heladería gourmet que se jacta de servir el helado más caro de los Emiratos Árabes. Debe saber a gloria: vainilla de Madagascar, azafrán iraní, trufas italianas y oro de 24 quilates. Servido, además, en una taza de Versace.

ice cream dubai
Camellos dirigidos por robots

En Dubai los camellos no sólo han servido de sustento a las familias beduinas dándoles leche o sirviéndoles como medio de transporte: son considerados un miembro más de la familia. Cuando los dubaitíes cambiaron los camellos por los coches para moverse, se decidió organizar carreras de camellos para reconocer el importante papel de estos animales dentro de la sociedad.

Como hay una ley que desde hace años prohíbe que personas ejerzan de jockeys en este tipo de carreras, en su lugar van estos pequeños robots que básicamente son un motor, una batería y una mini-fusta y que son manejados por control remoto. De este modo, se evita que los camellos tengan que cargar innecesariamente con el peso de una persona y además las carreras son mucho más curiosas.

Camellos robots
La policía de Dubai (y sus coches flipantes)

En Dubai la policía no se anda con chiquitas a la hora de exhibir vehículos. Porsches, BMWs, Mercedes, Ferraris, Lamborghinis… vamos, que a más de uno le entrarán ganas de que le detengan sólo para que le den un garbeo.

Pero en realidad es una estrategia propagandística. Se ponen estos coches como reclamo en puntos clave de Dubai, como por ejemplo el puerto donde atracan los cruceros, para que los turistas que llegan se puedan hacer la foto de turno y tengan la idea de que todo es lujo y ostentación. Pero en la práctica la policía usa para sus operativos coches bastante corrientes y mucho más prácticos.

Dubai coches policia
Cajeros de lingotes de oro

En pocos lugares del mundo vas a encontrar cajeros automáticos donde en vez de fajos de billetes te dispensen lingotes de oro. De hecho, apenas hay una veintena repartidos por el planeta. Pues bien, el sistema es bien sencillo. Metes tu tarjeta de crédito y tienes unas cuantas opciones para comprar oro, desde monedas a los lingotes, cuyo tamaño más pequeño es de 10 gramos.

Dubai maquina oro
Un zoco dedicado por entero al oro

En Dubai, como veis, les encanta el oro (y todo lo que brille, son muy urracas). Tanto como para que aparte de zocos dedicados a las especias o el de los textiles, tengas uno dedicado enteramente al oro, el Gold Souk. Desde los años 40, cuando comerciantes indios comenzaron a abrir sus primeras tiendas (ahora hay más de 300), el visitante puede encontrar todo tipo de artículos de oro, entre ellos chupetes (en serio) o el anillo de oro más grande del mundo, que tardó en confeccionarse 45 días y lleva 5 kilos de diamantes.

Anillo

Y sí, tanto les gusta el oro, que algunos coches están bañados en él. Este de aquí abajo está de oferta: un millón de dólares de nada. Por cierto, en Dubai llevar el coche sucio te puede salir bastante caro: 600 euros de multa.

Gold-car-Easy-Resize-com
Paradas de bus con aire acondicionado

En Dubai es fácil alcanzar en verano temperaturas que se acercan a los 50 grados. Por dicho motivo, se han instalado un montón de paradas de autobús, casi futuristas, aisladas del calor y con aire acondicionado. Un proyecto que ha costado 20 millones de dólares y con el que se pretende animar a la gente a usar el transporte público, ya que en Dubai cada vez son más constantes los atascos de tráfico.

Dubai aire acondicionado
El mejor Starbucks del mundo

Aquí hasta los Starbucks son lujosísimos. Este, considerado el más extravagante de toda la cadena, se encuentra en el centro comercial Battuta Mall y simula ser un palacio árabe.

Starbucks Dubai
Caprichos gourmet

En Starbucks, pese a lo aparatoso del local, los precios son asequibles. Si buscas algo más sofisticado, hay hoteles donde te sirven por 17 euros un Gold Cappuccino, rociado con copos de oro de 24 quilates.

Oro Cappuccino

¿Qué se te antoja una hamburguesa del McDonalds? Sin problema. Te la acercamos a casa en un Ferrari.

Se llama Golden Phoenix y está considerado el postre más exclusivo del mundo: 810 euros vale la broma. Este cupcake está hecho con vainilla de Uganda, chocolate italiano y recubierto con una capa de oro comestible de 24 quilates.

gold cupcake
Baños públicos que parecen palacios

En la mayoría de los lugares del mundo, ir a un baño público puede convertirse en una actividad de alto riesgo. Pero en Dubai puedes encontrarte preciosidades como esta.

Dubait Toilet
Cuentas exorbitantes

Que en Dubai no se cortan a la hora de ir a un restaurante es más que evidente. Pero si te queda alguna duda, echa un ojo a esta cuenta: al cambio cerca de 90.000 euros gastados en el exclusivo Club Cavalli con motivo de un cumpleaños. Casi todo el gasto fue en bebida, a excepción de una tarta.

Cuenta Dubai
La suite más cara de Dubai

La habitación más cara de Dubai se encuentra en el Burj al Arab y cuesta unos 20.000 euros la noche. Es una suite de 780 metros cuadrados con dos habitaciones, ascensor privado, comedor, sala de estar, biblioteca y una escalera de oro y mármol. Los dos baños tienen jacuzzi y el precio incluye servicio de mayordomos, paseo en Rolls-Royce con chofer y traslados en helicóptero.


Un spa de millonarios

Qué mejor sitio que Dubai para relajarse y darse un buen tratamiento de belleza. ¿Qué te sobra el dinero? Pues ya sabes donde gastarlo. En el Talise Ottoman Spa, que por algo más de 5.000 euritos te hacen una limpieza facial con oro de 24 quilates, masaje, baño de leche y aceite de rosas y un almuerzo a base de champán y caviar.


La mejor foto la dejamos para el final. La que muestra que en Dubai también existen algunas personas que se preocupan por aquellos que nada tienen. Hay varios restaurantes que de un modo totalmente altruista dan comida gratis a los más necesitados. Ellos sí que son millonarios en generosidad.

1 comentario

  1. me gustan mucho las fotos que estan colgadas, me parece impresionante los edificios y todo lo demas.
    gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.