Claves para ahorrar en un viaje a Dubai

dubai

He comentado varias veces que, por propia experiencia lo digo, se puede viajar de un modo más o menos low-cost en cualquier país del planeta, por muy carísimo que nos parezca a priori. Desde Islandia a Noruega, Japón, Francia o Dinamarca. Todos ellos tienen hostales, transporte público, restaurantes más económicos, tarjetas de descuento, actividades gratuitas, tours a cargo de locales… mil cosas que a veces descuidamos simplemente por falta de información y que suponen un incremento en el gasto final del viaje. Dubai es uno de esos destinos que parece inaccesible para el viajero medio pero no,no lo es tanto. Aquí te damos algunas claves para organizar un viaje allí sin arruinarte.

– Vuelos: He volado varias veces con Emirates Airlines y lo digo y lo repito: son la mejor compañía del mundo. Mirando con tiempo, puedes encontrar billetes con ellos a Dubai por unos 300 euros ida y vuelta. Y en ciertas fechas, incluso por menos.

– Muévete en metro. Un pase diario para todas las zonas cuesta sólo 3 euros. Evitarás los atascos de tráfico y contribuirás al bienestar del medio ambiente. Puedes subir y bajar cuantas veces quieras. Los trayectos en taxi son más baratos que en Londres o en Madrid: ir de una punta a otra de la ciudad, unos 25 kilómetros, no cuesta más de 25 euros.

– Para comer, Dubai cuenta con decenas de restaurantes indios y pakistaníes muy económicos, que es donde comen los inmigrantes de estos países que vienen aquí a trabajar en la construcción de los rascacielos. Puedes encontrar buffets con el cartelito “all you can eat!” por 4 euros. Otra opción es abastecerte también de comida en grandes supermercados como Carrefour. Un consejo: si compras, mejor marcas locales, la importación se paga y mucho, no olvides que estás en mitad del desierto.

– Las mejores dos playas públicas: Jumeirah y Al Mamzar. Acceder a ellas sólo cuesta un euro y aparte de estar muy limpias, ofrecen cuartos de baño y puestos de comida. La de Al Mamzar hasta tiene una piscina.

– Ponte una gorra y a caminar por el casco antiguo de Dubai, que tiene mucho que ofrecer. Y si quieres subir al edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, compra las entradas por anticipado: cuestan 25 euros frente a los 60 que te cobran si las compras allí mismo.

– Contrata una excursión por el desierto. Suelen ser de cuatro de la tarde a once de la noche, para evitar el calor matutino. Puedes reservarlas en las agencias locales a partir de 70 euros por persona.

– Aunque tengamos la impresión de que Dubai es un destino de lo más caluroso (y lo es pero en invierno gozan de unas temperaturas de lo más agradables,similares a las de Canarias) hay varios parques donde los dubaitíes van a celebrar sus picnics. No pierdas la ocasión de pasear por Creek Park o Safa Park.

– En Dubai existe una mezquita, la Jumeirah, donde aceptan la entrada de no musulmanes y es gratis. Eso sí, recuerda que las mujeres han de acceder con el cabello cubierto y los hombres con pantalón largo.

– Las zonas más baratas de la ciudad son Karama (especialmente para compras), Satwa, Bur Dubai y Deira. La calle con más restaurantes baratos, Al Dhiyafah.

– Easyhotel (de la cadena Easyjet), Zagy, Panorama, Regal Plaza Hotel, Ambassador, Marina Byblos… habitaciones dobles con baño por menos de 60 euros.

–  En el Fuerte de Al Fahidi se encuentra el Museo de Dubai. La entrada cuesta menos de un euro.

– Visita el Mercado del Pescado: es gratis y refleja fielmente la vida callejera.

– En Dubai se encuentra la fuente más grande del mundo, diseñada por los mismos que idearon el espectáculo de agua del hotel Bellagio de Las Vegas. De seis de la tarde a diez de la noche, se ofrece un show gratuito cada media hora.

– Recorre los centros comerciales, aunque no compres en sus exclusivas tiendas. El acceso es gratuito y tanto por dentro como por fuera son auténticas obras maestras de la ingeniería. Y si buscas una experiencia bastante más auténtica, permítete perderte por sus zocos, plagados de tiendecitas de telas de colores. Los mercados del mundo árabe son una experiencia única para los sentidos.

– Montar en una típica barca de madera dubaití, las abras, cuesta aproximadamente 20 céntimos.

– Charla con los locales. Seguro que saben aconsejarte lugares económicos e interesantes.

– Suele haber wifi gratuita en hoteles y restaurantes: pregunta a tu camarero la contraseña.

– Si quieres comprar algún souvenir, mejor en los mercadillos de Deira.A mitad de precio que en cualquier otro sitio.

– Compra la guía local Time Out Dubai, donde informan de promociones y descuentos en restaurantes y espectáculos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s