ARTICULOS

Escenarios de cine que bien merecen una escapada

Aparte de los libros, si hay un elemento realmente inspirador en la vida de todo viajero, este es el cine. Desde niños, cuando íbamos a esos cines de barrio que tenían un encanto tan especial, del que ahora carecen todas esas salas de los centros comerciales, soñábamos frente a las películas con visitar esos escenarios lejanos que aparecían en ellas. Y es que ningún decorado de cartón piedra ni esos otros simulados por ordenador pueden competir en modo alguno con las maravillas naturales que nos regala nuestro planeta. Supongo que en vuestro caso, al igual que en el mío, habrán sido muchas las películas que os han animado a viajar: ya escribimos un artículo sobre ello, Películas que empujan a coger la maleta . Fue un reportaje que tuvo tan buena aceptación en su momento que hemos decidido continuar recorriendo algunos de los escenarios de nuestras películas favoritas, sets de rodaje que tuvieron tanto éxito después a nivel turístico que irán asociados a posteridad con los maravillosos films a los que acogieron.

Star Wars y sus escenarios en Túnez

tattoine_Easy-Resize.com

He de reconocer que comienzo este reportaje con una saga de la que jamás he sido fan: sí, lo sé, soy de esas personas extrañísimas a las que le aburren las películas de Luke Skywalker. Pero muchos de vosotros sí sois star-adictos, por lo que abrimos con los escenarios utilizados en tierras tunecinas. Un país que en los últimos años, por desgracia para sus habitantes, ha visto como el turismo se evaporaba debido a las revueltas y los atentados terroristas. Por ello han bajado muchísimo los precios y si tienes en cuenta que ningún país está a salvo de masacres y catástrofes (que se lo digan a Madrid, Londres, París o Niza), puede ser buen momento para viajar a Túnez y aprovechar que vas a visitar estos escenarios prácticamente solo.

El director artístico de algunas de las películas de “Star Wars” es Taieb Jallouli, un tunecino que sabía que su país contaba con parajes naturales incomparables. Él fue el responsable de la creación de los dos escenarios que recrearían Mos Spa (el astropuerto del planeta Tatooine) para “La amenaza fantasma”: uno de ellos, el más pequeño, quedó enterrado bajo las arenas del desierto y cualquier día reaparecerá como si de una alucinación se tratara. El mayor se encuentra cerca de los pueblos de Tezour y Nefta.

Precisamente alrededor de Tezour es donde podrás encontrar la mayoría de las localizaciones “galácticas”: la casa de los Lars en la salina de Chott El Jerid (un iglú que ya aparecía en la primera trilogía y que fue reconstruido), los Yardangs (esas gigantescas rocas donde se desarrollaba el duelo entre Qui-Gonn y Darth Maul en el Episodio I) y a 23 kms. de Tezour está Sidi Bouhel, el cañón que además de en “Star Wars” aparecía en “El paciente inglés” y “En busca del arca perdida”. Tataouine, el pueblo en el que se inspiró Lucas para crear el planeta Tatooine, hasta hace poco no era seguro por el control del área del grupo ISIS pero el gobierno tunecino ha asegurado que en los últimos tiempos ha retomado el control del área.

Podrás encontrar más localizaciones en Matmata (donde hasta hay un hotel, el Sidi Driss, que sirvió de hogar a Luke Skywalker y hoy ofrece alojamiento por apenas 12 euros la noche), visitar Guermessa (el pueblo abandonado bereber que era una de las tres lunas de Tatooine) o recorrer en la isla de Djerba otros escenarios como la estación Toshi (que en realidad es un templo, Sidi Jemour) o la cantina de Mos Eisley.

Los brillantes años 50 de “Grease”

grease2_Easy-Resize.com

Tengo auténtica devoción por “Grease”. Es una de mis películas favoritas (no sé la de cientos de veces que la he visto): cada vez que hay un musical, una obra de teatro, una reposición o cualquier evento inspirado en la película, allí estoy la primera con mi chaqueta rosa de las Pink Ladies. Por ello, era casi obligación dejar hueco para una película por la que no parecen pasar los años y que incluso gana con el paso del tiempo. Vayamos entonces a recorrer los escenarios de algunas de sus escenas más memorables.

“Grease” comienza en una playa en la que Danny y Sandy viven su amor de verano: esta es la Leo Carrillo State Beach, a unos kilómetros de Malibu en California, el estado donde fue rodado el film (en esta misma playa se grabaron partes de “Karate Kid” y capítulos de “Los vigilantes de la playa”). El instituto Rydell era en realidad el Venice High School, donde se desarrolla otro de los números musicales, el de “Summer Lovin'”, o la escena en que Danny intenta aprender a jugar al baseball.

La casa donde se reunían las chicas (y donde a Sandy le hacían los agujeros para los pendientes) está en el 4524 de Kingswell Ave. en East Hollywood. El autocine al que iban Sandy y Danny era de verdad, el Pickwick Drive-In, pero fue demolido en 1989 y su lugar lo ocupa un centro comercial. El concurso de baile se celebró en el gimnasio del Huntington Park High School y la carrera de coches en el 6th Street Bridge de Los Angeles. La escena final de la feria fue filmada en los jardines del John Marshall High School de Los Feliz en Los Angeles; el resto de escenas interiores de la película, como la de la cafetería donde merienda todo el grupo de amigos, fue rodado en los estudios de Paramount Pictures.

El pueblo de los Corleone de “El Padrino”

savoc1_Easy-Resize.com

El pueblo de Don Vito, pese a que la novela de “El Padrino” es ficticia, existe y se llama Corleone. El problema es que Coppola no pudo rodar allí por dos problemas, uno de seguridad, ya que está totalmente controlado por la mafia, y otro estético, ya que Corleone era demasiado “moderno” para la imagen que Coppola quería dar de Sicilia. Por lo tanto, el director eligió otro pueblo siciliano, Savoca, para representar el hogar natal del capo Corleone. Allí sigue permaneciendo el mítico Bar Vitelli, en la Piazza Fossia y dentro del Palazzo Trimarchi, donde un joven Michael Corleone pide al dueño del bar la mano de su hija y en cuyo interior diversas fotografías recuerdan por qué la saga de “El Padrino” está considerada la gran obra maestra de la historia del cine. Cerca está la iglesia de San Nicolo, donde se celebraba el enlace entre Michael y Apollonia.

En este bellísimo pueblo de aires medievales, donde se conservan ruinas de castillos y monasterios como el de los Capuchinos, se ha querido rendir homenaje a Coppola con una escultura que mira al mar. Pero no fue el único lugar de Sicilia para los escenarios de las películas de “El Padrino”: también aparecían el Palazzo dei Schiavi, otro pueblo cercano a Savoca, Forza D’Agro, y el Teatro Massimo de Palermo.

El mundo que nos descubrió Indiana Jones

lostark_Easy-Resize.com

Si hay un personaje que encaja perfectamente la idea que tenemos de explorador intrépido, este es Indiana Jones. Gracias a él no sólo aprendimos un montón de cosas sobre civilizaciones pasadas sino que también viajamos a lugares espectaculares. Y eso que algunos de los templos no eran reales sino que se construyeron en los estudios Elstree de Hertfordshire. Pero otros escenarios eran muy reales: por poner un ejemplo, la jungla del principio de “En busca del arca perdida” no estaba en Perú, como se sugería, sino en la isla de Kauai en Hawaii, a donde Steven Spielberg regresó para grabar “Parque Jurásico”.

El Marshall College, donde Indy impartía clases, es en realidad el Conservatorio de Música de Stockton (California) y El Cairo no es El Cairo sino Kairouan (Túnez): la Place Zarrouk y una tienda de alfombras de la Avenue 7 Novembre sirvieron como escenarios improvisados. Como George Lucas hizo en “Star Wars”, en Túnez también se eligió Tozeur para el rodaje. Otros lugares escogidos para la filmación fueron La Rochelle (Francia), el Kofa National Wildlife Refugee (Arizona) y San Francisco. Las películas posteriores fueron rodadas en lugares como Macao (que simulaba ser Shanghai), el Mammoth Mountain Ski Area de California (aunque nos hicieran creer que eran el Himalaya), el Arches National Park (Utah), la isla de Sri Lanka, Petra (Jordania), Londres e incluso Granada, donde se grabaron escenas en Guadix o la Playa de Mosul.

La ruta de “Outlander” por Escocia

outlander_Easy-Resize.com

Una de las series de más éxito de los últimos tiempos, basada en los bestsellers de Diana Gabaldón, es “Outlander”, en la que seguimos las peripecias de una enfermera que da un salto en el tiempo y aparece en la Escocia del siglo XVIII. Si películas como “Braveheart” o “Rob Roy” nos hicieron enamorarnos de las verdes tierras escocesas (te aconsejamos que eches un ojo a los artículos dedicados a nuestro Viaje por Escocia), “Outlander” ha supuesto otro inmejorable reclamo turístico para las Tierras Altas. Rodada en lugares como Inverness, el Castillo de Doune, el pequeño pueblo de Cranesmuir, Fort William, la residencia del Duque de Sandringham, el Palacio de Linlingowth, Broch Tuarach o Kinloch Rannoch, seguir los pasos de la pizpireta Claire Randall es la excusa perfecta para planificar una escapada a Escocia.

Hoteles “de cine” donde puedes alojarte

hotelcoronado_Easy-Resize.com

Hotel Coronado

Hay un montón de hoteles que nos enamoraron cuando los vimos en películas y son hoteles de carne y hueso (o de cemento) en los que podrás darte el capricho de pasar alguna noche. Entre ellos se encuentra el Mountain Lake Lodge en la Cordillera Azul del estado americano de Virginia, que en la película “Dirty Dancing” se llamaba Kellerman’s. “Con faldas y a lo loco”, una de mis películas favoritas, esa alocada comedia protagonizada por Marilyn Monroe, Jack Lemmon y Tony Curtis, fue rodada casi por completo en el Hotel del Coronado (California), aunque advertimos que las tarifas parten de los 400 euros la noche.

El hotel Beverly Wilshire de Hollywood era testigo de la historia de amor entre Julia Roberts y Richard Gere en “Pretty Woman”, el Fontaineblue Suites de Miami ha servido como decorado en películas como “Scarface” o “Goldfinger”, en “El exótico hotel Marigold” aparecía el Taj Lake Palace en el lago Pichola (India) y Scarlett Johansson y Bill Murray se conocían en “Lost in Traslation” en el Park Hyatt de Tokio. El Hotel Plaza de Nueva York aparece en películas como “Cocodrilo Dundee”, “Casi Famosos” o “El Gran Gastby”, “Lawrence de Arabia” incluye escenas del hotel Alfonso XIII de Sevilla, los fans de “Twin Peaks” pueden ir al Salish Lodge & Spa de Sonqualmie (Washington) y los de “The Rocky Horror Picture Show” al Oakley Court de Windsor en Inglaterra.

Los lugares del mundo preferidos para rodar

Central Park

Central Park

Hay lugares más cinematográficos que otros, qué duda cabe. El que se lleva la palma es Central Park en Nueva York: más de 230 películas y series grabadas aquí. Lo cierto es que cuando lo visité ¡me parecía que había estado allí miles de veces! El segundo es la playa de Venice Beach en California y el tercero, otro rincón neoyorkino, el coqueto barrio de Greenwich Village. No nos extraña que de los diez lugares más filmados, nueve estén en Estados Unidos y la mayoría de ellos en la Gran Manzana: desde que se inventó el cine hace poco más de un siglo, aquí se han grabado casi 140.000 películas y programas de televisión.

Fuera de USA, algunos de los lugares que han acogido mayor número de rodajes han sido la Universidad de British Columbia en Canadá, diferentes rincones de Londres como Piccadilly Circus o Trafalgar Square, la Torre Eiffel de París o las calles de Berlín. En cuanto a España, es el sexto país del mundo donde se ruedan más películas y no sólo nacionales. Son muchas las superproducciones que se han grabado en nuestro país, caso de “Star Wars: El Ataque de los Clones”, “El Reino de los Cielos”, “Exodus”, “El ultimátum de Bourne”, “Fast & Furious 6”, “La historia interminable”, “Ira de titanes”, “El perfume” o algunas películas de James Bond como “El mundo nunca es suficiente” o “Morir otro día”.

Categorías:ARTICULOS

2 replies »