Nos íbamos ya a por los dos últimos días del viaje. Nuestra primera parada, a unos 50 kilómetros de Inverness, sería Elgin, en el condado de Moray, para visitar las ruinas de su impresionante catedral. Ese día nos amaneció lloviznando asi que echamos ya mano de paraguas e impermeables. CasiLeer más

Siempre me había preguntado por qué mi familia por parte paterna, oriunda de una aldea insignificante de un pueblo de Ciudad Real,nos había dejado como herencia genética que practicamente todos sus miembros seamos rubios con ojos azules. Ese sentimiento de “¿de verdad mis antepasados más remotos surgieron de Iberia?” seLeer más