MÉXICO: Viaje entre selva y ruinas mayas

me1

Esta entrada del blog va a ser un poco atípica por varias razones.La primera es porque le realicé hace doce años ya (ufff cómo pasa el tiempo) y algunos recuerdos se me pierden en la memoria.La segunda es que contrariamente a lo que suelo hacer desde jovencita,viajar por mi cuenta buscándome la vida con transportes y alojamientos, éste fue un viaje que quisieron regalarme mis padres para ir a ver a mi hermana, que ha estado varios años viviendo en el país.Aún así,llegué con ellos a un “acuerdo” para que fuera semi-organizado,es decir, tener por las mañanas un chófer que nos llevara a los sitios que nos apeteciera,eligiendo nosotros los lugares que queríamos visitar,y tener todas las tardes libres para poder moverme a mi aire.La tercera es que también a diferencia de mis viajes habituales,en los que no tengo problema ninguno en dormir en hostales, mis padres quisieron que fuera a lo grande y todos los hoteles en los que estuve eran cinco estrellas.Tengo que confesar que siendo mochilera de corazón,se me hacía un poco raro este ritmo de viaje.Aunque también es cierto que lo que realmente me da alergia de los viajes organizados es tener que aguantar a gente a la que no conozco de nada y que me digan “ahora paras aquí media hora y más adelante otra media”.Pero como en este caso tendríamos los traslados para nosotros solos y podríamos montarnos el viaje como quisiéramos,pues me pareció estupendo.Salió la broma por aquel entonces pues 1800 euros por cabeza.Pero a caballo regalado no se le mira el diente y la verdad,cuánta gente hubiera querido estar en mi lugar.

Si no recuerdo mal,el vuelo directo desde España fueron once horas.Por cierto,los de Iberia en su línea de coherencia, poniéndonos paella para cenar.Los trámites aduaneros también bastante engorrosos,nos tuvieron allí cerca de una hora, y eso que fuimos a principios de Junio, que todavía no era temporada alta-alta, pero México es un país que no deja de recibir miles de visitantes ni un solo mes del año.Mario, nuestro chofer (un hombre encantador que nos sugirió un montón de sitios y al que no nos quedó más remedio que dar una propina suculenta al final del viaje por lo bien que nos trató) nos estaba ya esperando en el aeropuerto Benito Juárez.De camino al hotel,ya me empezó a asombrar lo sumamente grandísima que es esta macrourbe y el tráfico infernal que ha de sufrir a diario.

El hotel donde nos quedábamos es el Hilton Mexico City Reforma.Por cierto,no os creais que los hoteles de cinco estrellas en México no son asequibles para el ciudadano medio,al contrario.Hay muchísima competencia y ahora con la crisis, si no vas en pleno verano puedes encontrar habitaciones en este tipo de hoteles por unos 80 euros la doble,que es practicamente lo que te cobran por un tres estrellas en Madrid o Barcelona.Nuestra habitación era grandísima,de más de 40 metros cuadrados.Estábamos en una planta décima y nada más dejar las maletas y tumbarme en la cama, primera sorpresa del día…¿qué le pasa a este colchón,que está temblando?! Mi hermana con toda la tranquilidad del mundo me respondió “ah,no te preocupes,son microterremotos!aquí en México se dan varios a lo largo del día!” Me quedé a cuadros.Claro que sabía que esta es una zona sísmica que ha sufrido anteriormente terremotos terroríficos (de hecho, al igual que en Los Angeles, aquí la mayoría de las construcciones no son muy altas precisamente por el riesgo de seísmos).Pero otra cosa es sentirlo en tus propias carnes y más cuando estás diez plantas por encima del suelo.

Antes de empezar con el viaje,unas cuantas recomendaciones.La primera de ellas,intentar beber siempre agua mineral y evitar los chiringuitos callejeros.Igual que en otros sitios del mundo os he animado a que comais en la calle sin problemas,en México lo desaconsejo,la mayoría de los chiringos tienen unas condiciones higiénicas pésimas y aprovechando que su comida va muy especiada,te cuelan en cuanto te descuidas carne en mal estado.Yo pagué la novatada el primer día al comerme un burrito en la calle y pasé de volver a intentarlo,menuda nochecita tuve como recompensa.Además,hay tal cantidad de restaurantes baratísimos por todos sitios, que no merece la pena arriesgarse,de verdad.

En cuanto al tema seguridad, bueno, en México hay zonas y zonas pero en particular la capital, el Distrito Federal, es bastante peligrosa,sobre todo en cuanto oscurece.Por el día nosotros no tuvimos problema ninguno en movernos a nuestras anchas pero en cuanto cae la noche,ya es otro cantar.Ten mucho ojito en la capital por donde te mueves y por donde no,que hay barrios que mejor no pisarlos. Si tienes que coger taxis,que te los pidan en el propio hotel.En el caso de que lo cojas en la calle, busca que sean oficiales, es decir, que en la placa ponga antes de los números la letra L (Libre,son los que cogen a pasajeros por las calles) o S (Sitio, van a un lugar específico a recoger gente);al menos esto era así cuando fuí yo,aunque ahora creo que las placas empiezan por A o B.Si tienes que usar el transporte público y eres mujer, recuerda también que en el metro, sobre todo en horas punta, hay vagones sólo para féminas.Y sobre todo,ni puñetero caso a la cantidad de buscavidas que se os acercarán con mil y una milongas.Con esto no quiero desanimar a la gente a viajar a México, al contrario.Me pareció un país extraordinario y en general la gente nos trató maravillosamente.Pero es un país donde el 80% de la población es pobre y hay unos índices de delincuencia descomunales,asi que tenlo en cuenta en todo momento.

me2

Comencemos el viaje.El primer lugar que hay que visitar en Mexico DF es, obviamente, el Zócalo ( o Plaza de la Constitución pero ¿quién la llama por ese nombre?!!) El Zócalo impresiona en cuanto lo pisas por sus dimensiones: es la plaza más grande del mundo después de la Plaza Roja de Moscú (cada lado mide unos 200 metros de longitud) y debe su nombre a un hecho que ocurrió pasada la guerra de independencia, que no fue otro que,en un acto de rebeldía, los ciudadanos derribaron la estatua de Carlos IV y unicamente quedó el pedestal (o zócalo).El Zócalo existe como tal desde tiempos prehispánicos, cuando el Imperio Azteca lo usaba como centro ceremonial;cuando llegaron los españoles, respetaron el trazado (lo único que respetaron,aclaro) y construyeron el Palacio del Virrey (lo que actualmente es el Palacio Nacional) y la Catedral.Es cierto que en la actualidad la plaza es una maravilla arquitectónica pero es una auténtica lástima que para construirla los colonizadores destruyeran los valiosísimos templos que habían erigido los pobladores originales,los mexicas.

Enclavada en el lugar que fue sitio de culto y centro ceremonial de Tenochtitlan, la antigua ciudad azteca, hoy reúne los símbolos nacionales del poder y su centro lo preside una bandera mexicana gigantesca.Aquí celebran los mexicanos sus penas y alegrías (manifestaciones, protestas y celebraciones,las más importantes la que se llevan a cabo cada 15 de Septiembre como conmemoración del Grito de Independencia de Mexico,cuando el presidente del país grita desde el balcón “viva México!”, y la del día de Año Nuevo,donde representantes de las distintas tribus indígenas también se concentran aquí), constantemente se organizan conciertos y exposiciones, es paso obligado para cualquier turista que pernocte en la ciudad pero,sobre todo,es el punto de encuentro para quedar con los amigos y de paso conocer gente nueva, que era la principal meta de cualquier plaza pública desde tiempos antiquísimos.La gran joya de la plaza es la Catedral Metropolitana,con sus 60 metros de altura y cuya construcción mandó Hernán Cortés.Constantemente en proceso de restauración, ya que sus cimientos se hunden en el lago Texcoco, cuenta con nada más y nada menos que 16 capillas laterales y hoy en día es centro de peregrinación para todos los mexicanos, uno de los pueblos más religiosos del mundo.Te recomiendo que pagues la entrada para subir al campanario;aunque las escaleras estaban que daba pena verlas,merece mucho la pena.Por cierto, si quieres tener las mejores vistas, sube a la Torre Latinoamericana,que fue el primer rascacielos que se construyó en Mexico DF,con sus 44 pisos de altura (entrada 50 pesos,un euro aproximadamente).

me3

Al este de la plaza se encuentra el Palacio Nacional,que ya no es la residencia oficial del presidente (se transladó esta a Los Pinos) y ocupa el lugar del antiguo Palacio de Moctezuma.Aunque es inmenso, dentro destacan los preciosísimos murales de Diego Rivera (yo me quedé sin palabras), donde se narra toda la evolución del país a lo largo de la Historia.La superficie del Palacio abarca más de 40.000 metros cuadrados y cada día a las seis de la tarde,es testigo de la costumbre de los militares mexicanos de transportar la gran bandera desde el centro hasta la sede del palacio.Si no recuerdo mal,cuando yo estuve la entrada era totalmente gratuita,aunque debes mostrar obligatoriamente el pasaporte.

Las ruinas del Templo Mayor de los aztecas es otro de los grandes atractivos del Zócalo.Unas ruinas que se creían perdidas y se descubrieron por casualidad en 1978, y que hoy en día permiten hacerse una idea de lo avanzada que estaba la cultura azteca para su época.Junto a las ruinas,puedes (y debes) darte una vuelta por el Museo del Templo Mayor,donde se exponen los hallazgos encontrados,que abarcan desde herramientas agrícolas a objetos relacionados con la adoración a los dioses Tlaloc y Huitzilopochtli.Poco antes del año 1500, se agrupaban aquí más de 80 templos,de los que han salido las más de 3.000 piezas que se exponen actualmente en el Museo.La entrada costaba poco menos de dos euros.Y hablando de museos,enfrente de las ruinas se encuentra el de San Ildefonso,con una interesante exposición de culura maya, y muy cerquita,en la parte sur del Zócalo, el Museo de la Ciudad de México.

Una última advertencia antes de dejar atrás el Zócalo:ven aquí siempre de día.De noche la plaza se convierte en la ciudad sin ley.Y ya que hemos estado en el Zócalo,toca ir a la segunda plaza más importante de la ciudad,la de Santo Domingo.Se piensa que la plaza está ubicada sobre lo que fue la casa de Cuauhtémoc y su edificio más importante, el Templo de Santo Domingo, fue levantado por los dominicos.Antiguamente,aquí se reunían los “escribistas”,que bajo esos magníficos soportales se ofrecían a escribir las cartas a la gente analfabeta.Aquí se encuentra también el Palacio de la Medicina (lo que era antes el Palacio de la Inquisición),donde hay exposiciones permanentes.

Y hablando de exposiciones,otro lugar imprescindible de la capital mexicana es el Palacio de Bellas Artes.Fue declarado patrimonio artístico por la UNESCO hace 25 años y aquí han actuado gente tan importante como Maria Callas o Plácido Domingo.Es la sede de dos museos,el de Bellas Artes y el de Arquitectura,y fue construído hace más de cien años para reemplazar al Teatro Nacional.Al lado del Palacio tienes el precioso Parque de la Alameda,el más antiguo de toda la ciudad (data del siglo XVII), siempre lleno de paseantes y vendedores ambulantes de comida.Desde aquí puedes visitar también el Palacio de Correos y el Palacio de la Minería.

Ya que estamos en la Alameda, es hora de enfilar hacia el Paseo de la Reforma,la avenida más importante del DF.Esta estatua que veis en la foto,la del Angel de la Independencia,de 90 metros de altura y donde descansan los restos de varios heroes nacionales,, es probablemente su imagen más conocida pero hay otros también indispensables,como el Monumento a Cristóbal Colón, la Fuente de Diana Cazadora (de lo que más me gustó) o el Monumento a Cuauhtémoc,el último emperador azteca.Esta avenida está plagada de tiendas y hoteles de lujo y es también punto de reunión de muchísimos capitalinos.Muy cerca se encuentra la llamada Zona Rosa,con los mejores restaurantes y discotecas de la ciudad.

me5

Tiramos ahora hacia la zona del bosque de Chapultepec (en lengua indígena, “cerro del chapulín”), donde se encuentra el castillo.Actualmente acoge al Mauseo Nacional de Historia,asi que ya sabes,su visita es obligada.Aquí se exponen mas de 65.000 piezas,que se dice pronto, encargadas de resumir la turbulenta historia mexicana.Lo mejor es que recorras las catorce salas de una manera correlativa. Después puedes subir a la parte superior del castillo,donde se ubica el Museo del Sitio, donde se conservan doce habitaciones donde residían los virreyes y sus allegados.Está abierto de martes a domingo de 09:00 a 17:00 y la entrada cuesta 45 pesos.

me7

Seguimos con lugares imprescindibles:el Museo Nacional de Antropología.Aquí la que escribe se pasó una mañana entera y buena parte de la tarde.Son nada más y nada menos que 23 salas donde se repasa toda la historia de los pueblos indígenas de Mesoamérica,cuyo mayor tesoro es la Piedra del Sol, un disco de basalto de casi 4 metros de diámetro descubierto a finales del siglo XVIII y que era, digamoslo así, el “calendario” precolombino,basado en sus conocimientos astronómicos,que eran asombrosos para aquellos tiempos.Atrae´a más de dos millones de visitantes al año y es que pisar México sin pasar por aquí es como ir a París y no ver la Torre Eiffel.Para el que esté interesado en las culturas precolombinas (toltecas, mayas, olmecas, culturas de Oaxaca…),,como era mi caso,pasear por el Museo era como hacerlo por el paraíso;en ningún lugar del mundo vas a poder encontrar tantas piezas como las aquí reunidas.Lo que más me gustó,ya a título personal, fue la sala dedicada a Teotihuacan, que precisamente fuí a visitar sólo dos días después.Por cierto,el año pasado me acerqué al Caixaforum a ver la exposición “Teotihuacan:Ciudad de los Dioses”,con piezas cedidas precisamente por el Museo de Antropología mexicano, y volví a salir fascinada.

Otro de los barrios que te recomiendo no te pierdas en el Distrito Federal es Coyoacan,el barrio bohemio por excelencia.´Coyoacan (que significa “el lugar de los amos de los coyotes”) es conocido a nivel mundial por sus dos residentes más famosos, la pareja Diego Rivera-Frida Kalho, y de hecho uno de los lugares con mayor afluencia de visitantes es el Museo Frida Kalho (La Casa Azul), donde Frida nació y se crió y que ya aparecía en uno de sus óleos.Si quieres visitarla, está en la calle Londres 247,en la Colonia del Carmen.Aquí pudimos admirar desde cuadros de la artista (“Frida y la cesárea”,”Viva la vida”…),su colección de mariposas,los corsés y medicinas que utilizó gran parte de su vida (se sometió a 32 operaciones por un accidente sufrido en la infancia)…La vida de Frida estuvo llena de tormento y sufrimiento y te aseguro que ese ambiente triste y melancólico ha quedado impregnado en todos los rincones de La Casa Azul.

me9

Coyoacan es un barrio de ambiente universitario (aquí se ubica la Universidad Autónoma,la más grande de toda América Latina),por lo que las calles están plagadas de estudiantes que se mezclan con los artistas y artesanos de la zona.El pasear por aquí sin rumbo fijo ya es una delicia en sí.Pero no olvides entre caminata y caminata pasarte por la Casa Municipal (donde se cree que vivió Hernán Cortés y que fue el primer ayuntamiento de lo que los colonizadores bautizaron como Nueva España), el Jardín Centenario, donde se encuentra la famosa estatua de los coyotes (me encantó!),el Museo de las Culturas Populares (que también me gustó muchísimo) o el museo de Leon Trotsky (el líder soviético fue amante de Frida Kalho y además fue asesinado aquí en Coyoacan por orden de Stalin).Ya que estás en Coyoacan, no te vayas sin probar aquí los conocidos “antojitos mexicanos” (son un tipo de aperitivo muy típico del país y los hay de muchos tipos y sabores, quizás los más famosos e internacionalizados sean las quesadillas).

Más lugares indispensables:la plaza Garibaldi.Tiene un encanto especial ya que está plagadita de cantinas (no obstante,aquí se encuentra también el Museo del Tequila y el Mezcal) y es donde se reunen los mariachis mexicanos para que la gente les contrate (son muy solicitados en todo tipo de fiestas,sobre todo en las que celebran que las niñas cumplen quince años,un festejo muy popular mexicano).Es mejor que vayas antes de anochecer,que es cuando empiezan a reunirse.A mí como me vieron con pintas rockerillas acabaron tocándome el “Smoke on the water” de Deep Purple,una experiencia que no olvidaré jamás!Y una última advertencia:Garibaldi linda con el barrio de Tepito, uno de los más conflictivos de toda la ciudad.Asi que cuidado si vienes por la noche.

Y después de varios días pateándonos sin parar la inmensa capital mexicana, llegaba el gran día que había esperado durante años:íbamos a visitar Teotihuacan.

me10

Teotihuacan significa en náhuatl “el lugar donde nacieron los dioses” y no se me ocurre un apelativo más adecuado para describirla.Incluso abandonada y en mitad del desierto (ozú qué caló nos hizo!) no ha perdido ni una pizca de su grandeza.Según divisaba en la lejanía los perfiles de las Pirámides de la Luna y del Sol,un escalofrío me recorría la columna.Teotihuacan está considerado uno de los puntos de energía más importantes del mundo, un lugar casi mágico que cuando lo pisas te ofrece unas sensaciones inigualables.Hay que estar allí para saber de lo que hablo.Supongo que los que hayan estado en las Pirámides de Egipto me entenderán perfectamente.

Las ruinas de Teotihuacan se encuentran a 45 kilómetros del DF, en el árido Valle de MéxicoAquí llegó a haber una población de casi 200.000 habitantes que la convirtieron en la quinta ciudad más grande del mundo de su época, hace casi dos mil años.A día de hoy sigue sin conocerse la causa exacta de su abandono repentino:¿sequías?¿guerras con otros clanes?¿pérdida de importancia en las rutas comerciales?¿epidemias? El caso es que Teotihuacan pasó de ser una ciudad poderosísima a una ciudad fantasma devorada por los vientos del desierto.Pero aun así,se levanta majestuosa y justifica totalmente por qué es el monumento más visitado de todo el país,incluso por encima de Chichen Itzá.Así pasa,que en cuanto llegas,te encuentras los alrededores plagados de vendedores de sombreros mexicanos y souvenirs varios.Y son muy insistentes.Asi que lo mejor es que les esquives con buenas maneras y te dirigas directo al recinto de los templos.Por cierto,intenta ir entresemana,que fue lo que hicimos nosotros y hay mucha menos gente.Los fines de semana se pone hasta arriba,pues además los domingos la entrada es gratuita para los mexicanos.En cualquier caso,la entrada para los extranjeros es muy barata (50 pesos).En México al menos no hacen como en otros países,cobrar a los de fuera barbaridades que poco tienen que ver con el nivel de vida de los locales (vease el caso de la India).

Estuvimos en Teotihuacan desde por la mañana temprano hasta casi la hora de cierre a las seis de la tarde.Os juro que pocas veces en mi vida he pasado tantísimo calor como ese día pero vaya si mereció la pena.Recorrer bajo el ardiente sol mexicano esa espectacular Avenida de los Muertos que veis en la foto de abajo no puede compararse a nada.La antigua metrópoli creció en torno a esta anchísima calzada que recorría la ciudad de norte a sur.Tiene una longitus de 4 kilómetros y una anchura de 45 metros,comienza en la Pirámide de la Luna y finaliza en la Ciudadela, y se encontraba flanqueada por los edificios más importantes de la urbe.

me11

Antes de proseguir con la visita a Teotihuacan, quiero hacer un inciso para mencionar a la película “Apocalypto”.El film del ultracatólico Mel Gibson sentó como un jarro de agua fría en México y no permitieron ni siquiera su estreno, de hecho, hubo un montón de protestas a lo largo y ancho del país.Y no me extraña su enfado,la verdad.Ya por curiosidad morbosa,la ví en su estreno y me pareció vergonzosa.Partiendo de la base de que el palurdo de Gibson mezcla a aztecas con mayas y mayas con aztecas, presenta a las civilizaciones precolombinas como unos pueblos salvajes y brutales, centrando practicamente todo el argumento del fin en los sacrificios humanos.Y sí,es cierto, pero ¿acaso no eran más bárbaros los españoles de entonces,que al mismo tiempo quemaban a las brujas y los hechizados en las plazas de los pueblos ante la vista de todo el mundo?¿Qué diferencia hay entre un rito y otro?¿No eran esos mismos españoles los que llegaron a América asesinando sin pudor a los indígenas, saqueando su oro, destruyendo sus ciudades, imponiéndoles una religión que no querían y trayendo enfermedades que jamás habían sufrido?¿Por qué Gibson apenas describe lo avanzadas que estaban estas civilizaciones en conocimientos astronómicos y matemáticos y sólo se recrea en la sangre y las cabezas rodando por las escaleras de las pirámides?¿Cómo se puede ensuciar tanto la memoria histórica de los mexicanos??!!

Pero bueno,sigamos con Teotihuacan,que si no me enciendo.Los dos monumentos más importantes son la Pirámide del Sol y la de la Luna. La del Sol es la más grande de todo México después de la de Choula y está orientada al punto exacto del horizonte por donde se oculta el sol. Tiene 65 metros de altura y verla desde su base,en todo su esplendor,es una experiencia única.Para llegar hasta arriba,tienes por delante 365 escalones,uno por cada día del año,asi que paciencia,gorra y una botella de agua.Las creencias populares dicen que cuando estás en la cima,si pides un deseo se acaba cumpliendo,por probar no pierdes nada…La Pirámide de la Luna es algo más “pequeña” (45 metros) pero se encuentra a la misma altura que la del Sol por una elevación del terreno.En la de la Luna se han encontrado recientemente restos humanos en su interior, probablemente pertenecientes a víctimas de los sacrificios religiosos.

Llegamos a la Ciudadela,una plaza cuadrangular enormísima donde se encuentra la Pirámide de la Serpiente Emplumada (o Quetzalcóatl), el tercer edificio más grande de Teotihuacan.La Serpiente Emplumada es una deidad antiquísima que ya veneraban los olmecas en el siglo XV antes de Cristo y su culto en Teotihuacan estaba muy extendido.El templo no se descubrió hasta 1920 y en el interior del templo se encontraron más de 200 cadáveres ofrecidos a la diosa-serpiente.

Otro de los edificios más importantes es el Palacio de Quetzalcóatl (Palacio de la Mariposa Emplumada).Era el edificio más lujoso de todo Teotihuacan y residencia de los personajes influyentes.Tuvimos la suerte de poder visitarlo practicamente solos,quizás porque tuvimos la prudencia de venir a las ruinas bastante pronto.Los colores predominantes son los rojos (los preferidos de los teotihuacanenses) y hay un montón de mosaicos súper bien conservados;su estancia más relevante es el Patio de los Pilares. El Palacio se encuentra cerca del Palacio de los Jaguares (impresionante el mural con los jaguares com plumas). Desde el Palacio se va al Templo de las Caracolas Emplumadas,con una plataforma en la que se plasmaron un montón de aves.

me12

Estos son los monumentos más importantes de Teotihuacan pero te puedes tirar horas recorriendo el resto:la Casa del Sacerdote,, la Plaza de la Pirámide (donde se colocaban los altares),el Palacio del Sol, el Patio de los Cuatro Templitos… Ten en cuenta que el area que ocupaba la Teotihuacan original era de casi 40 kilómetros cuadrados.Asi que si quieres verlo con calma, regálate a tí mismo un día entero en este lugar fascinante.

Después del palizón de Teotihuacan (¡llegamos molidos al hotel!), decidimos gastar el día siguiente,el último que nos quedaba en el DF, en el conjunto religioso del Tepeyac, donde se encuentra, entre otros templos, la Basílica de Santa María de Guadalupe, el edificio católico más importante de todo el continente americano, con una asistencia anual de más de veinte millones de peregrinos.Y es que de veras, venir aquí es como ir a Lourdes o Fátima pero a lo grande;yo la verdad que me quedé impresionadísima cuando llegué allí y me encontré a un montón de creyentes llegando hasta la Basílica de rodillas y con las piernas totalmente ensangrentadas.Uno de los espectáculos más espeluznantes que he presenciado jamás.

En cuanto a la Basílica, la antigua iglesia, que funcionó durante casi tres siglos, se encontraba en muy mal estado, por lo que decidió construirse un nuevo santuario qiue parece cualquier cosa menos una iglesia.Aquí abajo tenéis ambas.Junto a ellas se encuentran un montón de templos cristianos (las Capillas del Pocito,la de los Indios,la del Cerrito…) Calcula echar una mañana entera en esta zona.Es una experiencia visitarlo aunque si eres atea como yo,volverás al hotel con mal cuerpo por darte cuenta como unos cuantos listos se hacen ricos a costa de los pobres y los incautos.Pocos países he visto donde el catolicismo se viva de una forma tan extrema como se hace en México.

me13

El resto del día le dedicamos a recorrer algunos de los mercados de México DF. Uno de los más importantes es el de la Merced, donde principalmente se venden alimentos y vas a poder probar cosas extrañísimas (y muy picantes!) Me gustó mucho el ambiente pero me pareció triste al mismo tiempo ver la cantidad de prostitutas que por aquí deambulan (la prostitución es un problema gravísimo en México debido a la miseria que azota a muchas familias).Asi que visto lo sórdido del panorama, decidí dirigirme al mercado que realmente me interesaba, el de Sonora.Antes se llamaba Mercado de los Brujos ya que aquí se venden todo tipo de hierbas, ungüentos y utensilios para prácticas esotéricas y de ocultismo (hasta animales vivos para los ritos puedes encontrarte, sobre todo gallinas).Yo no hacía más que acordarme de la película de “Los creyentes”,así os lo digo.Pero bueno,yo encontré lo que iba buscando:las Catrinas.Ahora toda la parafernalia del Día de los Muertos se ha puesto muy de moda /dichosas modas que todo lo corrompen!) pero hace doce años este tipo de cosas en España no las conocía ni el Tato.En México siempre se ha rendido un culto exagerado a los muertos y cada 1 de Noviembre los panteones y tumbas se llenan de comida y flores para recordar a los que no están,que aprovechan esa única noche para visitar a los vivos.La Catrina representa a La Muerte en este tipo de festejos, aunque en realidad su orígen de una imagen caricaturesca que creó José Guadalupe para ridiculizar a los pobres que pretendían ir de ricos.Temía que al ser junio, tan alejado en el calendario del Día de los Muertos, no fuera posible encontrar parafernalia de este tipo pero sí,sí la había aunque me costó rebuscar en un montón de puestos

me14

Como México es un país tan grandísimo y con tantas cosas para ver, decidimos ser coherentes y centrarnos en la parte sudeste del país.Quizás junto a Acapulco la zona más turística pero también es cierto que es de las más bonitas.Como en México DF habíamos gastado bastantes días, optamos por ahorrarnos el viaje en coche,que son un montón de horas, hasta Villahermosa y fuimos en un avión pequeñito que nos plantó allí en poco más de una hora.Por delante nos quedaban Tabasco y la lindísima península de Yucatán.

Villahermosa es la capital del estado de Tabasco,es conocida como “La Esmeralda del Sudeste” y si por algo se caracteriza es por la vegetación metida hasta las entrañas de la urbe y con lagos y pantanos aquí y allá.Se agradece que sea una ciudad muchísimo más pequeña que el DF a la hora de moverte. Tiene un centro histórico, la Zona Luz, bastante bonito (aunque muy deteriorado,nada que ver con la impresionante atmósfera colonial de Mérida,que visitamos unos días después).Aun así,aquí quedan bastantes viviendas de hace unos cuantos siglos que el gobierno ahora se está esforzando en rehabilitar.

Villahermosa fue fundada por los españoles hace más de 400 años y esa influencia hispana se respira en el centro.Su arteria principal es la calle Juarez (en realidad,el centro-centro lo conforman cinco calles peatonales) y es un area lleno de tiendas, restaurantes y cantinas.Nosotros aprovechamos la visita para acercarnos a un mercado local y comer directamente allí (creo que salimos como a tres euros por cabeza).Es una zona muy agradable para pasear,asi que no pierdas la ocasión de darte una vuelta en cuanto llegues.

Ya que estás en el centro, imprescindible visitar la Plaza de Armas.Aquí se sitúa el Palacio de Gobierno, en una plaza que durante años fue conocida como La Borracha por los melocotones que aquí se agarraban los locales.En el Palacio se encuentran las oficinas del Gobernador de Tabasco.Aquí también se encuentra una de las iglesias más importantes de la ciudad, la de la Concepción (conocida como “la Conchita” por los lugareños).

Uno de los lugares que más me gustó de todo Tabasco fue el Parque-Museo de La Venta.Se encuentra junto a la Laguna de las Ilusiones (esta laguna es la única del mundo que,estando dentro de una ciudad, está llena de cocodrilos;aquí viven más de 400 y en varias ocasiones se han escapado,aterrorizando a los habitantes) y es un museo al aire libre que recrea areas selváticas y en donde se exponen importantes piezas de la cultura olmeca,descubiertas en 1925 y ahora reunidas aquí.Quizás lo que más impresionan son las colosales cabezas olmecas de varias toneladas (lo curioso es que cuatro años después admiré otra de estas cabezas en un museo de Nueva York…ay los yankees,siempre expoliando el patrimonio ajeno!!)

me16

Ya que Villahermosa es una ciudad que como mucho se ve en dos días,te recomiendo que gastes los restantes en explorar otras zonas de Tabasco.Si tiras hacia la región de Comalcalco (en lo que se conoce como la Ruta del Cacao) podrás acercarte a una hacienda chocolatera y ver la elaboración del chocolate, todo de un modo practicamente artesanal (además,yo nunca había probado el fruto del cacao directamente de los árboles…y está buenísimo!) Nos vinimos cargados de botellas de licor de chocolate, bombones, tabletas de chocolate…y lo mejor,todo ello sin un gramo de azúcar, todo cacao 100%. Por cierto,esta foto de abajo es de un pueblito donde paramos a comer a la vuelta.Es lo que tiene México.En el sitio menos pensado vas y te topas con una iglesia de colorines,ahí,en mitad de la nada…

me17

Al día siguiente tiramos hacia el estado de Chiapas.Allí nos esperaban las fabulosas ruinas mayas de Palenque

me19
Templo de las Inscripciones
Este de aquí es el Templo de las Inscripciones:una maravilla de la arquitectura.Es una pirámide escalonada de 26 metros de altura donde se encontró la tapa del sarcófago del rey Pakal,uno de los monarcas mayas más relevantes:en esta se ve al rey ascendiendo hacia la Vía Láctea.Los mayas estaban completamente obsesionados con el conocimiento de las estrellas.

Si en Teotihuacan me quedé todo el día con la boca abierta,no os creais que en Palenque me impresioné mucho menos.Y eso pese a que,como bien podías ver en un cartel a la entrada,sólo se ha podido explorar un 15% de la zona y en la selva que rodea las ruinas se cree que pudieran estar escondidos…¡diez mil templos! Así es el patrimonio histórico de México:espectacular e inabarcable.Los propios mexicanos nos contaban como hace años vinieron un montón de expediciones arqueológicas estadounidenses.El problema es que a cambio se llevaban a su país casi todo lo que encontraban y dejaban aquí practicamente las sobras.Hasta que el gobierno,presionado por una población indignada que veía como otros les robaban su Historia,se negó a seguir permiténdolo y hoy en día,aunque las expediciones mexicanas vayan más despacito por no contar con tanto presupuesto,se queda en México.Que es donde debe estar.

La historia de Palenque se remonta a nada más y nada menos que hace 2.300 años.Su población se pasaba la vida en guerra,dándole la razón al imbécil de Gibson, pero se la quitaban rapidito:en cuanto empiezas a recorrer Palenque te das cuenta de lo avanzados que estaban para su tiempo…¡contaban hasta con letrinas y alcantarillado!

El Palacio de Palenque es el edificio más importante de todo Palenque (aunque,en realidad,no es un edificio sino un complejo de varios).Abarca una superficie total de casi 5.000 metros cuadrados y es una abrumadora construcción con torres para vigías, patios, corredores, escalinatas, galerías…pone los pelos de punta pasear por aquí dentro.Dentro del Palacio se encuentran las habitaciones de la familia real (se cree que la parte de abajo servía entonces de almacén y el gran patio para las celebraciones palaciegas) y desde aquí el rey y los sacerdotes contemplaban la puesta de sol cada 22 de Diciembre (el solsticio de invierno).Impresiona aún más por sus relieves,con enormes figuras humanas que representaban a los cautivos,para que los prisioneron se acobardaran en cuanto llegaran a la ciudad de sus opresores.

El Palacio de la Calavera es uno de los edificios que más me gustó.Se encontraron en su interior un montón de objetos de jade, cuando ese material sólo se encuentra en un río guatamalteco,por lo que se da la razón a los que creen que los mayas eran un gran pueblo comerciante.Los arqueólogos piensan que el templo se usó como nicho de alguna celebridad de la época.

me20

Lo bueno de Palenque es que está metido en plena jungla y las ruinas están diseminadas en un área de casi tres kilómetros cuadrados, por lo que algunos de los templos están casi comidos por la vegetación.Como además el Arroyo Otulum pasa por aquí,puedes ir siguíéndolo,que aparte de ofrecerte paisajes increíbles,te permite sentir más de cerca cómo era la vida cotidiana de los mayas.Por cierto, céntrate también en el llamado Grupo de la Cruz, que es una parte de las ruinas que engloba diferentes edificaciones (este de aquí abajo es una de ellas,el Templo del Sol).

Nuestro siguiente destino era Mérida,la capital del estado de Yucatán.Os aseguro que es de las ciudades más bonitas que he visto en la vida.Se llama así,como la Mérida extremeña,por la cantidad de conquistadores de esa ciudad que llegaron a estas tierras.Cuando vinieron,se encontraron con un poblado de no más de 200 casas habitadas por indígenas.Arrasaron con todo como buenos salvajes que eran pero al menos dejaron para la posteridad una ciudad colonial extraordinaria.

me21

Aunque Mérida no llegue a una población de 800.000 habitantes,no te imaginas la de cosas que hay que ver aquí.Asi que intenta levantarte pronto y pillar las primeras horas del día para empezar a patear.Y lo que te recomiendo es que empieces por el centro histórico,que es asombroso.Y comienza por el Palacio Municipal.

En el centro destacan la casa de Francisco de Montejo (súper barroca), el Ateneo Peninsular,que era el antiguo Palacio Episcopal de Yucatán,o la colosal Catedral de San Ildefonso.No dejes tampoco de darte una vuelta por el Pasaje de la Revolución y admirar sus cristaleras.Y,sobre todo,dejar para por la noche las caminatas por el Paseo de Montejo,una larguísima avenida llena de palacetes y mansiones señoriales.

Monumento a la Patria

me22

Tras un par de días empapándonos de Mérida, era hora de tirar hacia otro de los conjuntos arqueológicos más importantes de México:Uxmal.

Una de las cosas que me llamó la atención cuando estuve es que algunas de las edificaciones estaban valladas y no se permitía el acceso al interior.Intrigada por saber si se debería a tareas de restauración,le pregunté a un trabajador de allí y me dijo que no,que se habían visto obligados a acordonarlos porque a los grupitos de adolescentes estadounidenses,que vienen mucho a Yucatán de viaje de fin de curso por la proximidad a su país,no tenían otra cosa mejor que hacer que entrar en los templos y pintarlos con graffitti.La última gracieta había sido matar a una boa de los alrededores a pedradas.Por pura diversión.Esa es la gran lacra de los mexicanos:el turismo que viene de USA.Se dejan aquí un montón de pasta.Pero no tienen respeto ni por nada ni por nadie.

En Uxmal,los dos edificios principales son la Pirámide del Adivino y el Palacio del Gobernador.La pirámide se llama así (también se la conoce como la del Hechicero o la del Enano) porque cuenta la leyenda que un enano mago se apostó con el gobernador que sería capaz de construirla en una sola noche.Tiene una altura de 35 metros y está dividida en cinco pisos.

El Palacio del Gobernador ocupa una extensión de 1200 metros cuadrados y por él campan a sus anchas un montón de iguanas.Lo que más impresiona es la figura de un gobernante con un casco con serpientes de dos cabezas en uno de sus murales.

me23

Al igual que en Palenque,aquí también hay un campo de juego de pelota,deporte al que eran muy aficionados los mayas (se han encontrado más de 1600 campos en toda Mesoamérica).Aunque para ellos era más que eso:era una unión mística con los dioses y el cosmo.Además,los diferentes clanes,para evitar la guerra,se jugaban las tierras y botines en el campo de juego,para evitar derramamientos de sangre (insisto con Gibson…¿los mayas eran tan salvajes?) Es cierto que en la última etapa de las culturas precolombinas se realizaron sacrificios humanos de prisioneros con la excusa del juego de pelota pero,aún así, fueron mínimos si lo comparamos con la cantidad de veces que sirvió este ritual para resolver conflictos.

Antes de llegar al Caribe mexicano, íbamos a gastar otro día en otras ruinas indispensables en un viaje a México:las de Chichen Itzá.

me24

Chichen Itzá significa “la boca del pozo de los brujos del agua” y acoge al que es el símbolo más famoso del país,después del tequila y los mariachis: el magnífico Templo de Kukulkán.Dios,qué bonito es en vivo y en directo.Y qué mágico.Porque es un templo único en el mundo, está construido acorde a las constelaciones y dos veces al año,en el solsticio de invierno y el de verano,la sombra que proyecta la serpiente emplumada que hay en la base de la escalinata parece descender por la pirámide.Lo de los mayas y su relación con los astros es algo…¡sorprendente!!!

Este de aquí abajo es el cenote sagrado de Chichen Itzá, donde se ofrecían objetos diversos a los dioses (también sacrificios humanos,generalmente doncellas nobles).Aunque a principios del siglo XX un consul estadounidense se llevó a su país un montón de piezas encontradas aquí (un robo en toda regla) y las expediciones mexicanas han extraído otras cuantas, se cree que en el cenote aún permanecen enterrados bajo sus aguas muchos tesoros.

me25

La única pega que le veo a Chichen Itzá es que hay turistas a punta pala ya que sólo está a tres horas de las playas y traen aquí de excursión a los que sólo vienen a la Riviera Maya y este es el máximo alejamiento que se permiten de la costa y los chiringuitos.Pero hay que reconocer que Chichen Itzá se merece todas las visitas del mundo.Es una auténtica maravilla.

Llegábamos a la parte final del viaje y tras el palizón que llevábamos encima,habíamos decidido reservar unos días en el Caribe mexicano.No soy yo muy de playas tan turísticas como la de Cancún pero tras tanto días de andanzas es cierto que yo necesitaba unos días de relax como agua de Mayo.Además, nos quedábamos en el Gran Meliá Cancún,en primera línea de playa.

Así son las paradisiacas playas de Cancún.Ni photoshop ni leches,os aseguro que el agua es así de turquesa.Pues bien,desde ahora os digo que la playa fue lo único que me gustó de Cancún.Me encantaba bajar a leer y a los dos minutos estar rodeada de iguanas por todos lados.Están tan acostumbradas a la gente que las muy descaradas se meten a rebuscar en las mochilas para ver si te pueden robar algo de comida.Eso sí,evita de darlas de comer tú ni intentar acariciarlas:te puedes llevar un buen susto (hay machos que llegan a pesar cuarenta kilos).

me26

Y digo que no me gustó ni un pelo Cancún porque me pareció el típico sitio playero lleno de discotecas, Pizza Huts, MacDonalds y Burger Kings en un lado de la larga manga de tierra que es Cancún y un hotel mantodóntico detrás de otro en la otra orilla.Por el pasillo de nuestro hotel deambulaban borrachos decenas de adolescentes norteamericanos,por no hablar de que les tenías que escuchar pegando berridos en la calle hasta las tantas de la noche.Para más inri,se me llevaban los demonios cada vez que veía con los malos modos que trataban a botones y camareros.Lo dicho:me pasé la mayor parte del tiempo nadando o tumbada leyendo al sol,intentando aislarme de esa marabunta de niñatos consentidos.Eso sí, te aconsejo que ya que estás allí,no te quedes sólo en la playa y te acerques a gastar alguno de los días en Cancún pueblo (hay varios buses públicos que llevan de la zona de playa al casco antiguo).Tampoco es que sea gran cosa,en realidad hace 40 años esto era unicamente un pequeño pueblo de pescadores pero la llegada del boom turístico y la construcción de decenas de hoteles han cambiado totalmente la fisionamía de la zona;al menos,el pueblo sí mantiene algo de su esencia mexicana.Y otra excursión recomendable:la visita a Isla Mujeres,con unos parajes bellísimos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s