ARTICULOS

Entrevista a Nuria Azanza de Six Sense Travel, el blog para viajeros invidentes

Los que seguís habitualmente nuestro blog, sabéis que una de nuestras prioridades es el apoyo y difusión de actividades de turismo accesible. Las personas con discapacidad aún siguen enfrentándose a un millón de barreras a la hora de viajar y está en mano de todos, no sólo de ellas, presionar a instituciones, agencias y hoteles para que esta situación comience a cambiar. Este año cuando visitamos FITUR hicimos hincapié en contactar con empresas de turismo inclusivo y que nos mostraran los avances que están consiguiendo.Y al mismo tiempo, cada vez son más los bloggers discapacitados que crean interesantes proyectos en torno a este tema. Es el caso de Nuria Azanza, viajera invidente que junto a su marido, también invidente, nos relata en el blog Six Sense Travel cómo se puede viajar por el mundo siendo ciego y disfrutar de la experiencia a través de tus otros cuatro sentidos. Os animamos a que visitéis el blog ya que hay varios audios de sonido que os ayudarán a comprender cómo viven los viajes las personas ciegas.

En primer lugar quiero daros las gracias por atendernos y acceder a entrevistaros. Antes de comenzar con lo que es Six Sense Travel, nos gustaría que nos contárais cómo os conocistéis Juanjo y tú y en qué medida os ha unido aún más el ser ambos invidentes.

Antes de nada, muchas gracias por darnos la oportunidad de contar un poco nuestro proyecto y ayudar a visibilizarlo. Juanjo y yo nos conocimos en 2006 en un MUD (es una aventura conversacional, un juego de rol online), yo era una elfa, él era también un elfo, uno de los seres más poderosos de ese mundo, y nos hicimos amigos. Así estuvimos dos años y en 2008 empezamos a salir como pareja.

El tema de la ceguera, la verdad es que no fue para nada algo significativo que hiciera que nos uniera más. Los dos teníamos y tenemos aficiones en común, una manera de pensar bastante similar y el ir conociéndonos mejor hizo que nos atrajésemos mutuamente. Sí es cierto, por lo que me comentan otros amigos con parejas no ciegas, que el ser ambos ciegos hace que las vivencias y experiencias que tenemos las compartamos de forma más similar y que podamos comprender los sentimientos y sensaciones del otro probablemente mejor que si uno de nosotros no fuera ciego.

JJ i jo a Borobudur

Para alguien que ve, no es fácil ponerse en la piel de alguien que es ciego. Durante vuestro día a día ¿qué es lo que más cuesta, esas cosas de las que los videntes no parecemos darnos cuenta?

No sabría decirte, en general todo nos cuesta más que a un no ciego o que no hay nada específico que nos cueste más… En realidad estamos acostumbrados. Yo diría que más que que nos cueste más, es que vamos a otro ritmo y usamos otros métodos que nos ralentizan en nuestra vida diaria. ¿Ejemplos? Prepararnos la ropa del día siguiente, combinar colores, saber si está o no manchada, preparar la comida, averiguar su fecha de caducidad, limpiar… Son todas estas actividades que hacemos a diario pero que muchas veces, al no poder utilizar la vista, nos tenemos que buscar la vida con distintas aplicaciones que por suerte van saliendo al mercado para smartphones, limpiando cosas que quizá no están sucias  o incluso acudiendo a alguien a preguntar. Así que la conclusión es que nuestro ritmo en general es diferente al de una pareja no ciega o con uno de los miembros no ciego.

¿En qué momento os planteásteis comenzar el blog? Si ya es difícil mantener un blog en activo, supongo que vosotros os encontraríais con el doble de complicaciones. ¿Cuáles han sido los mayores inconvenientes y cómo los habéis solucionado?

Ambos tenemos más de un blog en activo. La tecnología ha sido una gran ventaja y una puerta inmensa abierta para los ciegos . Ahora podemos ser mucho más autónomos y llegar a mucha más información que antes nos era muy difícil o imposible acceder.

Juanjo tiene dos blogs, uno personal y uno sobre programación web. Yo tengo tres blogs, el mío personal desde 2010, el de maternidad desde 2015 y ahora Six Sense Travel. Y entre Juanjo, otros amigos ciegos y yo creamos en 2011 uno de cocina que ahora está algo abandonadito pero que seguimos creyendo en él y que en cuanto puedo voy publicando alguna receta.

Empecé a publicar mis experiencias viajeras en 2011 para ayudar a otras personas ciegas a que se animasen a viajar y que tuvieran algo de información de como se las apañaba una persona ciega viajando ya que yo buscaba y buscaba y no encontraba nada. A partir de ahí, en 2014 y gracias a que me invitaron a hablar sobre viajar con los sentidos en el Travel Bloggers Meeting de Gijón, mi blog empezó a tener más visitas y llegamos a gente interesada que nos hicieron entrevistas en distintos medios. Gracias a todo ese cariño se empezó a visibilizar más el cómo viajamos las personas ciegas. El proyecto o dejé en stand by porque ese mismo año nació mi precioso vikingo y ahora que ya tiene más de tres años y es algo más autónomo, es cuando he decidido retomar mi pasión y mi sueño, que es ayudar a otras personas ciegas y también colaborar con destinos y empresas en hacer del turismo una experiencia inclusiva para todos.

Esquiant

¿Cuál fue el viaje en particular que os animó a conocer mundo y qué recuerdos tenéis?

Ninguno y todos. Desde pequeña he viajado con mi familia y desde niña ha nacido en mí esa pasión de conocer mundo, otras culturas, creencias, gastronomías y sobre todo otra gente. De todos los viajes que he hecho, ya sea en familia, con amigas o con Juanjo, me he traído maravillosos recuerdos.

A la hora de viajar ¿cuáles son los problemas más importantes a los que os enfrentáis?

Falta de información en internet de otros viajeros ciegos, falta de conocimientos en las agencias de viajes sobre lo qué significa el turismo inclusivo y sobre las necesidades que una persona en este caso ciega, pueda tener y falta de material y recursos adaptados para todos en los destinos, hoteles, restaurantes, oficinas de turismo…

Al no ver, os centráis en vuestros otros sentidos para experimentar lo que es sentirse tan lejos de casa. ¿Cómo le explicaríais a un vidente lo que es viajar siendo ciego?

Para empezar os pediría que cerrárais los ojos. Vivimos en una sociedad eminentemente enfocada al aspecto visual de las cosas y a causa de ello, os perdéis muchísima información que el resto de sentidos os puede proporcionar. Siempre, cuando alguien me lo pregunta, trato de hacer una pequeña visualización. La última vez puse de ejemplo una playa. Qué bonita es, con esa arena blanca, ese mar azul turquesa…  Pero también qué calentita está la arena o como quema y qué rico el olor a sal ¡mmm! ¡huele a pescadito frito! ¡seguro que hay algún chiringuito cerca! También sé que tengo gente cerca porque huelo sus bronceadores, escucho sus voces… Las olas se oyen suaves y espaciadas, no parece que rompan con fuerza… Qué sensación más fantástica me produce sentir todo esto, esta combinación de todos los sentidos más ese aspecto emocional, en este caso de felicidad,que me produce estar en la playa, crean ese sexto sentido al cual el nombre del blog hace referencia.

De todos los países que habéis visitado ¿cuáles os han parecido los mejor adaptados para los invidentes?

Probablemente España que, por ejemplo, es un país en el que cada vez más se están poniendo las pilas en cuanto a inclusividad. En grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga puedes encontrar que los autobuses anuncian las paradas por donde van pasando y los metros también. En Madrid especialmente he visto en los metros que hay marcas de encaminamiento para ayudar a los ciegos a detectar sitios importantes como las puertas del metro, las taquillas, ascensores… Los pasos de peatones también están muchas veces marcados, semáforos sonoros… Empieza a haber información en braille o en códigos QR en las oficinas de turismo, algunos restaurantes y hasta empiezan a implantar tecnologías de localización que se pueden utilizar a través del smartphone.

Hagamos un repaso de vuestros viajes. ¿Los hacéis siempre por vuestra cuenta o alguna vez habéis tirado de agencias especializadas?

Hemos hecho viajes por nuestra cuenta, sobre todo por España y también a través de agencias especializadas cuando hemos ido a países donde hemos preferido dejar a nuestros perros guía en casa y además donde el idioma no nos ayudaba, no hablaban español y tampoco eran países angloparlantes.

JJ, jo, Bella i whost a Donosti_Easy-Resize.com

Supongo que casi siempre os acompaña Bella, vuestra perra-guía. ¿Qué tal lleva ella lo de viajar por el mundo?

Viajamos tanto con Bella, a la que en breve jubilo para que ya descanse, e iré a por mi segundo perro guía, como con Whost, que es el segundo perro guía de Juanjo. Ambos perros son excelentes guías, además están adiestrados para viajar tanto en transporte público como en tren o avión y se adaptan perfectamente. Aunque es cierto que el cambio de rutina a veces les resulta algo estresante, se acostumbran rápido y nos ayudan muchísimo al darnos más seguridad en nuestros desplazamientos.

También va con vosotros de viaje Eric, vuestro peque de tres años. ¿Suele ser el hijo de una pareja invidente más responsable que los demás? ¿Qué tal se porta en los viajes?

No puedo hablar por el resto de niños de parejas ciegas, de hecho en persona solo conozco a otra pareja, ambos ciegos totales, con una hija. En nuestro caso decidimos que el peque tenía que acostumbrarse a viajar lo antes posible ya que aparte de nuestra pasión viajera, la familia de Juanjo es de Málaga, así que ese es un viaje que cada año hacemos más de una vez. Eric viaja desde que tenía unos meses de vida y se porta de una manera excepcional. Le encanta el tren, el avión y cuando viajamos en general está super tranquilo.

Foto a guils, jo agenollada neu, Eric damunt meu en braços

En cuanto a si es más responsable porque sus padres son ciegos, yo diría que más que responsable, es quizá más consciente de sus padres y de su entorno. Es más observador y sin que se lo pidas, de manera innata nos ayuda. Es una cosa que nosotros tenemos clarísima, él nos ayuda porque quiere pero jamás vamos a aprovecharnos de su vista para que nos facilite las cosas, él es el niño y él es quien depende de sus padres, no nosotros de él. Su tarea es ser un niño, disfrutar de su infancia y aprender… De todo lo demás nos encargamos sus padres.

Nuria, me comentabas que hace poco os querían cobrar 14.000 euros por ir a Japón, argumentando que érais invidentes. No es el primer caso con el que me topo en que las agencias pretenden aprovecharse de gente discapacitada hinchando los precios.

Eso fue en nuestra luna de miel. Uno de mis grandes sueños viajeros es ir a Japón, se lo comenté a Juanjo y estuvo de acuerdo en ir, su gran sueño es ir a Nueva Zelanda pero Japón también le atrae. Como en esas fechas era bastante complicado acceder al país con perros guía y como nos habían comentado que el tema del inglés en Japón tampoco es que se hable mucho, decidimos ir por agencia y lo consultamos en varias. Al final la conclusión que vinieron a darnos es que nos salía más a cuenta pagarle el viaje a algún amigo o familiar que fuera con nosotros que contratar un guía en destino. Se ve que son carísimos. Así que eso, junto con lo que ya sabemos de que en las agencias los viajes son más caros que cuando vas por libre por el tipo de alojamiento que te escogen, las visitas ya contratadas, descartamos ir a Japón por no poder asumir los gastos y por supuesto no quisimos pagarle a nadie el viaje… ¡era nuestra luna de miel y queríamos viajar solos!

Una de las cosas que me encanta de Six Sense Travel es que incluís muchos MP3, lo que permite sentir la esencia de otros lugares sin necesitar nuestros ojos. ¿Cómo se os ocurrió?

Usamos y desarrollamos más el resto de sentidos para suplir la carencia de la vista y quizá el oído es el sentido que más potenciamos. De nuevo, desde muy pequeños, Juanjo por su lado con su hermana como yo por el mío, nos grabábamos jugando y montando nuestras propias historias. Al crecer esa afición siguió. Empecé a grabar con un cassette Fisher Price que me trajeron los Reyes a los 5 años y mi primera grabadora, ya más pro, me la regalaron hace 10 años. Así que desde el 2008 voy grabando mis viajes, experiencias, sonidos de ambiente… Es, como siempre digo, mi cámara de audiofotos. Ahora soy una viciosa de los audios e intento tener la mejor grabadora y el mejor micro que me puedo permitir. Y me encanta sacar podcasts de todos los audios que hago, para que podáis disfrutar los viajes de una forma diferente a como vosotros viajáis.

 ¿Hay algún tipo de asociación de viajeros invidentes o estáis en contacto con gente en situación parecida a la vuestra? ¿Creeis que en este sentido la unión hace la fuerza?

Absolutamente, creo que hacer comunidad es lo que da más fuerza y más visibilidad. De momento no hay ninguna asociación oficial de invidentes que se ocupe de dicho aspecto, de hecho es algo que estoy intentando crear a través de Six Sense… ¡aunque no voy a desvelar mucho más, que luego todo se sabe!

Hay una página en Facebook llamada Turismo a Ciegas donde vamos publicando nuestras experiencias, cada uno a su manera, porque por supuesto no es lo mismo la experiencia de una pareja ciega que la de una pareja mixta (ciego y no ciego), de una familia con peques, de ciegos que viajen con el bastón o con perro guía… Pero todas desde luego que son muy enriquecedoras y de todas se aprende algo.

Entre algunas de vuestras experiencias, habláis de esquí adaptado o vuelo en globo. 

Nos encanta vivir nuevas experiencias por las sensaciones que vivimos. ¡Esquiar es genial! La sensación de  velocidad, de libertad, el aire golpeándonos en la cara, el pelo volando con el viento, el hacer giros, frenar, acelerar, el tacto de la nieve en polvo, de la nieve helada, subir al telesilla, envolverte en ese silencio que dan las alturas… O en el globo poder notar el calor y ver la claridad de la llama cuando calientan el aire para que el globo ascienda, sentir la paz a mil metros de altura, escuchar los sonidos lejanos de los pueblecitos de ahí abajo, los pájaros, la brisa… Saber que aunque no lo veamos, estamos a muchos metros del suelo y sentir lo que esa sensación nos provoca. El aterrizaje, los baches al tocar suelo… la adrenalina del momento. ¡Somos viajeros adictos a nuevas sensaciones!

¿En qué sentido creéis que aerolíneas y hoteles podrían mejorar las condiciones para los viajeros con algún tipo de discapacidad?

Potenciando la inclusividad. Ya lo están haciendo, especialmente en el caso de las discapacidades físicas, eliminando barreras arquitectónicas, permitiendo embarcar algunos tipos de sillas y otros aparatos para la movilidad de los usuarios… En los aeropuertos hay en general servicio de asistencia a pasajeros con necesidades especiales que nos ayudan desde que hacemos el check-in hasta acompañarnos al asiento del avión y en cuanto aterrizamos lo mismo, nos vienen a buscar al avión y nos acompañan hasta donde les pidamos, sea el taxi, la zona de llegadas si alguien nos espera o el metro o autobús.

Las compañías aéreas están empezando a ofrecer la información de seguridad y los menús de comida y refrescos en braille, las azafatas y azafatos siempre vienen a enseñarnos como utilizar las mascarillas de oxígeno y los chalecos salvavidas.

 

Categorías:ARTICULOS

Tagged as:

4 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.