MARRUECOS – Tánger y Assilah

Once años habían pasado ya desde la primera vez que pisé Tánger. Fue mi primer viaje a Marruecos y aunque el shock cultural nada más llegar pueda impresionar un poco (esas calles llenas de gente, de mucha gente, de gritos, de basura, de olores embriagadores y otros no tanto), lo cierto es que guardo muy…