Si en multitud de ocasiones os he comentado lo mucho que me ha inspirado el cine a la hora de viajar, en esta ocasión he querido dedicar el siguiente artículo a mi gran debilidad televisiva: los programas de viajes. Afortunadamente, durante los últimos años los canales, sabiendo que sus espectadores cada vez viajan más, están dejando hueco a programas dedicados a conocer mundo. Aparte de ser amenos, divertidos y didácticos (porque hay que ver la de cosas que aprendes a nivel cultural e histórico aunque sean destinos que no sabes si visitarás alguna vez), abren tus horizontes viajeros.

Al menos en mi caso, gracias a ellos me ha entrado el gusanillo de viajar a lugares en los que antes no había pensado. En otras ocasiones, me han despejado dudas sobre seguridad, itinerarios y rincones que aún no conoce el turismo. En definitiva, que la alternativa a una buena película o una serie, por lo menos en nuestra casa, son los programas de viajes. Y no sólo los de los canales españoles, también nos encanta investigar qué se cuece en las televisiones de otros países, con una oferta aún mayor y más variada.

Muchos de ellos podrás encontrarlos sin problemas en webs de vídeos (o incluso de las propias cadenas), otros se emiten a menudo en el Canal Viajar y otros tantos han tenido tal éxito que se han editado en DVD. De todos ellos te hablaré en este artículo en el que repaso mis programas de viajes favoritos. Porque hay vida más allá de “Españoles por el mundo”. Y porque para nosotros programas de viajes no son basurilla de segunda como “Pekin Express”.

Planeta Finito

Ya ha llovido desde que llegó a nuestras pantallas de mano de La Sexta ¿verdad? Nada más y nada menos que 12 años, se estrenó en el 2006. Para mi supuso un soplo de aire fresco en las aburridas parrillas televisivas, pues de la mano de personajes famosos íbamos a conocer un montón de ciudades. Y aunque todo se hacía con mucho humor y en un tono distendido (la verdad que los programas eran simpatiquísimos), esto no iba reñido con la utilidad práctica de cada episodio.

Te contaban desde cómo moverte desde el aeropuerto y posteriormente en transporte público por cada ciudad a los precios medios del alojamiento, restaurantes y productos típicos. Desde el primer momento quedaba claro que este era un programa orientado a asesorar el viajero independiente, no un vehículo dirigido a promocionar tal agencia o diversas cadenas hoteleras. Y en un mundo como el de la tele, donde todo funciona condicionado por la publicidad, dicha filosofía era de agradecer.

Como digo, “Planeta Finito” estaba muy bien estructurado y era de lo más útil. Por poner un ejemplo, una de las cosas que más me gustaba era que dividían las visitas por días y te recomendaban una ruta específica para cada jornada, que se centraba en una determinada zona de la ciudad. Y no sólo eso, además proponían visitas en los alrededores que podías hacer por tu cuenta. Raro era el capítulo en el que no nos llevaban a un lugar escondido, de los que no suelen publicitar las guías.

Fueron en total 39 programas, distribuidos en dos temporadas, que nos dejaron momentos magníficos. Entre mis favoritos estaban el de Pedro Reyes en Lisboa, el de Paco León en Berlín, el de Carolina Cerezuela en Egipto (que podéis ojear ahí arriba), el de Santi Millán en Túnez y el de José María Iñigo en Estocolmo. A este último le tengo mucho cariño ya que Iñigo (que falleció el año pasado), pese a que era conocido por su faceta periodística en TVE, era un viajero empedernido que hablaba 13 idiomas. Yo era muy fan de su maravilloso blog de viajes, Ganas de viajar , con unos reportajes de lo más inspiradores y que, sin embargo, quedó en la sombra debido a su trabajo principal. Pero Iñigo, antes que periodista, era viajero.

Globe Trekker

Si hay algo que debamos agradecerle a la 2 de Televisión Española, es que ha sido de las pocas cadenas que ha sabido a lo largo de los años mantener un contenido de calidad. Todavía es mucha la gente que piensa “¡qué aburrida la 2!¡sólo echan documentales!” Pero es que dichos documentales, que abarcan desde la actualidad a la naturaleza, la historia, la cultura del mundo o los propios viajes, a mi me parecen de lo más interesantes.

Han sido muchas las tardes que he pasado frente a la pantalla disfrutando de los programas de Globe Trekker (que en otros países también se conocían como Pilot Guides y en España como Planeta Solitario). En cuanto escuchaba aquella melodía de apertura tan característica, sabía que era mi momento favorito del día. Inspirados en mis guías favoritas, las de Lonely Planet, los intrépidos reporteros comenzaron sus andanzas en 1994 y aquí siguen, más de 200 programas después. Mis presentadores favoritos siempre fueron el pelirrojo Ian Wright (el más “payasete” de todos) y Megan McCormick.

Buscamundos

Este es otro de esos buenísmos programas de La 2 que al final, desgraciadamente, acabó desapareciendo, pese a ser una propuesta realmente magnífica. Su presentador, Miguel Romero, es un tipo encantador con el que traté hace tiempo y uno de los periodistas que más ha hecho en este país por los documentales televisivos de viajes. La clave era no hacer sólo turismo sino empaparse del modo de vida de las comunidades de las áreas remotas que se visitaban. Fueron un total de 76 programas absolutamente inolvidables.

Rick Steves’ Europe

Rick Steves es un escritor californiano que ha dedicado toda su vida al mundo de los viajes, trabajando como guía en su juventud y aportando al mundo literario algunos de los mejores manuales sobre cómo viajar por Europa. Porque este es el continente del que Steves se siente profundamente enamorado, fascinado por esa arquitectura y tradiciones antiquísimas que no puede encontrar en su Estados Unidos natal. Steves viajó por primera vez a Europa en 1969, con sólo 14 años, acompañando a su padre. Se quedó tan enamorado del Viejo Continente que volvió cuatro años después. Y desde entonces, pasa casi más tiempo aquí que en su propio hogar, donde escribe para diferentes periódicos y dirige un prestigioso programa de radio. Pero cuatro meses al año los gasta en Europa, documentando sus aventuras.

Steves lleva casi tres décadas grabando programas de televisión en diferentes países europeos, anteponiendo siempre su faceta de viajero independiente a sponsors y campañas publicitarias. Y eso le honra. Además, no sólo dedica sus programas a diferentes destinos (en España ha hecho programas interesantísimos como el que se rodó en Madrid o los de Galicia y el País Vasco) sino que también ha hecho especiales con un montón de consejos, trucos y advertencias para que sus paisanos, que a veces pecan de ser los típicos turistas yankees despistados, se desenvuelvan en Europa como pez en el agua.

El Viajero Empedernido

Es uno de los programas estrella del Canal Viajar. Y no es casualidad. Su nombre original es The Travel Bug y es un programa australiano comandado por un reportero neozelandés, Morgan Burrett, quien curiosamente dio sus primeros pasos como cámara.

“El Viajero Empedernido” a su favor cuenta con la valentía de adentrarse en algunos destinos no demasiado turísticos como Papua Nueva Guinea, las islas Cook o Vanuatu (recordarás que te hablamos de este último en Vanuatu: 83 islas de ensueño en medio del Pacífico). Morgan suele pasar tres meses al año rodando los programas, que pese a que llevan un itinerario preconcebido, dejan mucho espacio a la improvisación: aquí prima la espontaneidad. Entre las experiencias culturales, siempre hay un hueco para la gastronomía: Burrett se atreve con cualquier plato, por excéntrico que este sea.

En ruta con Norman Reedus

Muchos le conoceréis por encarnar en la ficción a Daryl, uno de los personajes más queridos de The Walking Dead (sí, también es mi favorito). Pero Norman Reedus no sólo es un motero en la serie de zombies sino también en la vida real. Sabiendo de su tirón televisivo, la cadena AMC le contrató para presentar el programa “En ruta con Norman Reedus”, donde acompañado de su moto y algunos amigos como el guitarrista de Mastodon o el actor Peter Fonda (protagonista de “Easy Rider”, de la que hablábamos en Películas que empujan a coger la maleta ) viajaba en la primera temporada por Estados Unidos y nos llevaba a lugares como la costa del Pacífico, Texas o Louisiana.

En la segunda temporada, emitida hace un año, nos dio una sorpresa en el primer capítulo, ya que comenzó en Barcelona y acabó en las fallas de Valencia: era el primer programa grabado fuera de USA. Y una excepción ya que el resto de temporada se siguió rodando en tierras americanas, en lugares como Nuevo México o Nueva York. El programa ha sido renovado para una tercera temporada que se emitirá este año, aunque de momento desconocemos cuáles serán los destinos elegidos.

El mundo en moto

Ya que de motos y actores va la cosa, vayamos con otro de mis programas favoritos, “El mundo en moto”. A cargo de Ewan McGregor, el escocés al que recordaréis por sus papeles en películas como “Big Fish” (mi preferida de Tim Burton), “Moulin Rouge” o “Star Wars”. El caso es que McGregor es un apasionado de la carretera y convenció a su amigo el presentador Charley Boorman para estar de ruta durante cuatro largos meses por 12 países, recorriendo más de 30.000 kilómetros. En el vídeo que podéis ver ahí se recuerda uno de los tramos más duros, el de la Ruta de los Huesos en Siberia.

El programa, además, tuvo una gran labor solidaria, ya que logró recaudar 120.000 euros que se donaron posteriormente a UNICEF. Consiguió en su emisión tal nivel de audiencia que grabaron una segunda parte, “Long Way Down”, donde viajaron desde Escocia hasta Ciudad del Cabo, uno de los mejores viajes televisivos que se ha hecho por África.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.