Estamos seguros de que todos nuestros lectores sois unos expertos viajeros (o al menos estáis en camino de conseguirlo), si no, no nos estaríais siguiendo. Pero seguro que a más de uno se os escapa el término stopover. Y deberíais comenzar a familiarizaros con él porque es uno de los reclamos más atractivos que ofrecen muchas compañías aéreas.

Las aerolíneas se entienden entre sí con un lenguaje propio que a veces nos puede sonar a chino pero que es muy útil conocer para saber de qué ventajas podemos beneficiarnos a la hora de viajar. Por ello, antes de meternos con el stopover, os detallaremos lo que significa otro término similar, el layover, para que no confundáis ambos.

Aeropuerto

Diferencias entre layover y stopover

El layover, para que nos entendamos, es una conexión aérea, es decir, la escala que hacemos entre dos vuelos. Es una escala corta de menos de cuatro horas y es habitual en vuelos largos. Nosotros, por poner un ejemplo, cuando viajamos a Asia casi siempre solemos hacerla en Dubai o Abu Dhabi. No sales del aeropuerto (aunque sí te toca volver a pasar por el escáner) pero te permite estirar un poco las piernas, dar una vuelta ojeando las tiendas del duty free y tener la sensación de que el viaje no se te haga tan pesado al estar dividido en dos tramos. No te tienes que preocupar de tu equipaje ya que la propia compañía traslada tus maletas de un avión a otro.

Un stopover, sin embargo, es una escala mucho más larga: más de 4 horas en vuelos domésticos y más de 24 horas en vuelos internacionales. Esto permite al viajero aprovechar esta parada (que puede alargarse y ser de varios días de duración) para incluir un nuevo destino a mitad de vuelo. ¿Encarece esto el precio del vuelo? En algunos casos sí y otros no, depende de la política de cada compañía. Pero generalmente los vuelos suelen salir más baratos cuando hay un stopover por medio ya que no todo el mundo está interesado en aprovecharlos. Y si no te interesa hacerlos, reconozcamos que es una jodienda estar 22 horas en un aeropuerto.

A la mayoría de las aerolíneas les compensan estas escalas ya que muchas de ellas se realizan en la base de operaciones principal (Reykjavik es la de Icelandair, Helsinki la de Finnair, Dubai la de Emirates o Estambul la de Turkish Airlines). Icelandair o British Airways (esta última con escala en Londres) en sus propias páginas web especifican claramente todas las opciones que ofrecen de stopover. Pero hay algunas aerolíneas que no promocionan demasiado estos servicios y no obstante también los ofrecen. Es el caso de Air Seychelles: si vuelas con ellos a Madagascar, te permiten una parada en las islas Seychelles, unas de las más bonitas del mundo, sin pagar un euro más. Es tan sencillo como dejar a unos cuantos pasajeros y recoger otros.

Si hay compañías que no dan mucho a conocer estos servicios, otras le sacan un gran partido. Es el caso de Singapore Airlines. Saben que Singapur es un país al alza en lo que a turismo se refiere pero aún más para vuelos de conexión, especialmente a Australia. A muchos pasajeros no les apetece hacerse un viaje desde Europa que se va hasta las 24 horas y Singapur supone la parada perfecta: puede verse en apenas tres días (puedes echar un ojo a nuestro viaje allí en el artículo Singapur: el minigigante asiático ). Para incentivar a que los viajeros aprovechen el stopover, han sacado una promoción que se llama Basic Singapore Stopover Holiday, en la que a partir de 40 dólares singapurienses por persona (25 euros) te ofrecen habitaciones de hotel. Opción muy a tener en cuenta ya que el alojamiento en Singapur es carísimo.

Singapur

¿Stopover con visado de por medio?

Algo que hay que tener en cuenta al hacer un stopover es si el país intermedio exige visado. Por poner un ejemplo: Rusia. Si llegas al país en crucero a San Petersburgo, puedes disfrutar de una estancia máxima de tres días sin pagar tasas. Pero si tu vuelo hace escala, te toca pagar visado (casi 60 euros) y seguro médico obligatorio. ¿Te merece la pena pagar 80 euros para ver Moscú? Depende del tiempo que quieras quedarte. Si alargas la estancia y estás tres o cuatro días, es una buena opción; si no, tal vez deberías pensártelo.

En el caso de China, donde también se realizan muchos enlaces para viajes a Asia, la alternativa es más sugerente ya que si aterrizas en Shanghai, Beijing, Hangzhou, Tianjing, Nanjing, Qinghuangdao o Shijiazhuang, se puede tramitar en destino un permiso para permanecer en el país un máximo de 144 horas. Infórmate en el aeropuerto de si existe alguna restricción, ya que dependiendo de donde aterrices puede que no te dejen salir de la provincia. Lo único que necesitarás es tu pasaporte y un billete de avión de salida de China. Algunas compañías aéreas realizan dicho trámite antes de que viajes, ponte en contacto con ellas para obtener más información.

Ejemplo práctico

Vamos a ponerte un ejemplo práctico. Nos encontramos en una situación ficticia en la que queremos volar a Filipinas desde Madrid. La fecha sería el 3 de Noviembre ida y el 17 de Noviembre regreso pero sólo nos interesa stopover a la ida. Vemos que tenemos varias opciones para hacer escala en Londres, Dubai o Hong Kong pero a priori lo que nos parece más interesante es un Madrid-Manila con escala en Beijing. Si quisiéramos hacer este stopover a la ida, el resultado sería:

MAD-PEK – 11:10 / 05:00 3 Noviembre

PEK-MNL – 18:55 / 23:40 3 Noviembre

Skyscanner

Como veis, 14 horas de escala en el aeropuerto de Beijing. Te da tiempo a aburrirte ¿verdad? El precio final del vuelo (ida y vuelta) sería, por cierto, 653 euros. Sin embargo, veamos ahora la opción con stopover. ¿Cómo lo hacemos? Yéndonos al buscador y seleccionando no “ida y vuelta” sino “múltiples trayectos”. De este modo, buscaríamos primero un vuelo Madrid-Beijing y un par de días más tarde un Beijing-Manila. Si somos flexibles con las fechas (porque a veces las aerolíneas no tienen vuelos diarios entre una ciudad y otra) veremos que con stopover incluido, el precio del vuelo no varía apenas.

MAD-PEK – 11:10 / 05:00 3 Noviembre

PEK-MNL – 18:55 / 23:40 5 Noviembre

En este caso el vuelo nos sale por 40 euros más (690 euros) pero nos permite incluir un par de días de turismo en Beijing. Ya tenemos dos destinos por el precio de uno.

¿Dónde encontrar un buen stopover?

Vamos a ponértelo aún más fácil. Porque hace no mucho hemos descubierto una web que se dedica principalmente a encontrar vuelos con stopover incluido y tú mismo puedes seleccionar la duración de dicha escala, lo que te permitirá hacer diferentes combinaciones. Se trata de Air Wander y te aseguramos que te va a resultar de lo más útil. Su funcionamiento es bien sencillo: ciudad de origen, ciudad de destino y a ojear qué vuelos te interesan más.

Las reglas que cada compañía tiene para la contratación de stopover son diferentes y además continuamente están cambiándolas, por lo que si tienes alguna duda, lo recomendable es que les llames y te la aclaren. Algunas ponen limitaciones al número de escalas que puedes hacer y otras también tienen en cuenta lo que se conoce como open jaw, es decir, aterrizar en un aeropuerto pero al regreso volver desde otro (nosotros lo hicimos en uno de nuestros viajes asiáticos cuando volamos a Singapur pero regresamos desde Kuala Lumpur en Malasia y no nos varió el precio, ahorrándonos un vuelo interior).

Aerolíneas que ofrecen stopover

Qatar Airways: Permite una escala en Doha de hasta 96 horas. Lo más interesante es que si vuelas en clase turista (que es lo que hacemos casi todos), tienen una oferta en la que en dicho stopover te dan gratis una noche de hotel.

Emirates: No sólo está considerada una de las mejores aerolíneas del mundo (nosotros la hemos usado en varias ocasiones) sino que además permite stopover gratis en Milán y Dubai. Para ello, en su buscador hay que seleccionar los vuelos por separado. Vuela a casi 150 destinos desde Dubai.

Singapore Airlines: Ya os comentábamos lo interesante que puede resultar un stopover en Singapur. Además, la aerolínea te permite hacerlo dos veces, tanto a la ida como al regreso.

China Southern: Permiten un stopover de 72 horas en Beijing, Guangzhou y Shanghai, a excepción de los vuelos Beijing–Phnom Penh (CZ323), Phnom Penh–Beijing (CZ324), Guangzhou–Moscú (CZ355, CZ6001), Moscú–Guangzhou (CZ356, CZ6002), Guangzhou–San Francisco (CZ659), San Francisco–Guangzhou (CZ660), Beijing–Estambul (CZ679) y Estambul–Beijing (CZ680). En las provincias de Beijing, Taijin y Hebei, el stopover puede ser de 144 horas.

Air China: Stopover gratuito de 72 horas en los aeropuertos de Beijing y Shanghai.

Etihad: Con esta compañía volamos en nuestro último viaje a Tailandia y es impresionante. Permiten hacer stopover en Abu Dhabi, con la oferta de dos noches por el precio de una (puedes escoger entre 60 hoteles). Las tarifas del alojamiento van a partir de 44 dólares por persona.

Finnair: La compañía finlandesa permite dos stopover en Helsinki, tanto a la ida como a la vuelta. ¿Lo mejor? Que dicha escala puede durar hasta 5 días, lo que te permitirá coger un ferry y visitar también Tallín. Te dejamos las guías con nuestro viaje a Helsinki y el viaje a Tallín, la capital de Estonia .

Icelandair: La aerolínea de Islandia ofrece stopover gratuito en sus vuelos entre Estados Unidos y Canadá y 26 destinos europeos. Puedes hacerlo tanto a la ida como al regreso con el Icelandair Stopover o en uno de los dos trayectos con el Wow Air Stopover (la compañía de bajo coste Wow Air). La escala en ambos casos puede durar hasta siete días, lo que te permitirá realizar multitud de excursiones e incluso alquilar un coche y recorrer la isla.

Hawaiian Airlines: Nos vamos algo más lejos, a mitad del Pacífico. Stopover en las islas Hawaii sin límite de tiempo en diferentes rutas hacia Asia y Norteamérica.

Japan Airlines: Hasta dos stopover gratis en vuelos con escala en Tokio y Osaka. Lo recomendable es reservar a través de la propia aerolínea.

Turkish Airlines: La aerolínea turca no ofrece stopover gratuito pero sí hotel gratis para escalas que duren más de 10 horas. Otra opción a tener muy en cuenta.

TAP Portugal: Si tu escala es en Lisboa u Oporto, generalmente en rutas a Norteamérica, puedes disfrutar de un stopover gratuito de hasta 3 días de duración.

Copa Airlines: Permite stopover en Panamá (para ello hay que hacer la reserva a través de su página y confirmar que la opción está activa).

Air Canada: Si la conexión entre tus vuelos es de más de 6 horas, tienes stopover gratuito en Toronto, Montreal y Vancouver.

Thai Airways: La compañía de Tailandia ofrece en determinadas ocasiones ofertas con noche de hotel gratis en Bangkok para los pasajeros que hagan escala allí y vuelen desde/hacia Camboya, Laos, India, Japón, Irán, China o Europa.

Sri Lankan Airlines: Todos los pasajeros cuya conexión dure entre 8 y 24 horas en la capital, Colombo, tienen derecho a una noche de hotel gratis, transfer al hotel y servicio de comidas.

Royal Jordanian: En determinados casos en que la escala dura más de 8 horas y menos de 24, se ofrece hotel gratuito y comidas en Amman. Hay que confirmar con la aerolínea qué billetes pueden beneficiarse de dicha oferta.

Ethiopian Airlines: Stopover en Addis Abeba para conexiones de entre 8 y 24 horas. Incluye una noche de hotel gratis (se contrata al aterrizar y está sujeto a disponibilidad).

Virgin Australia: Escala en Dubai o Abu Dhabi. Noche de hotel gratis sólo para pasajeros de clase business.

Confecciona un stopover a tu medida

Estas son algunas de las ofertas de las aerolíneas. Pero ¿te has parado a pensar en crear tu propio stopover? Nosotros lo hacemos a menudo. Ejemplo: cuando fuimos a Camboya, decidimos no volar allí directamente por dos motivos. El primero es que los vuelos a Siem Reap, con escalas de por medio, nos salían mucho más caros que si volábamos a Tailandia y desde allí cogíamos un vuelo con una aerolínea de bajo coste, Air Asia. El segundo es que volando a Bangkok, nos permitíamos el lujo de hacer una parada de un par de días para aclimatarnos al calor, pasear por la capital tailandesa (una de mis ciudades favoritas en el mundo) y coger fuerzas para lo que serían jornadas maratonianas de senderismo en la selva camboyana.

6 comentarios

  1. Es una buena idea la de usar esa espera como un pequeño viaje! Jajaja yo he sufrido esas esperas inesperadamente en aeropuertos alejados del mundo y son un bajón si no encuentras qué hacer. Incluso he subido una nota sobre “cómo sobrevivir a un stop over” jaja
    Saludos!

  2. Pues mira, puede ser un artículo complementario al nuestro jaja! La verdad es que lo del stopover es una opción estupenda que abre un mundo de posibilidades!

  3. Genial como siempre, no sabía como utilizar esas grandes escalas y me doy cuenta que se pueden hacer aún más grandes y aprovecharlas en nuestro favor. Una cuestión, ¿es Skyscanner el comparador del que hablas en la simulación Madrid-Pekin? UN saludo!

  4. Efectivamente, la búsqueda la realicé en Skyscanner (mi buscador favorito) aunque probablemente esos vuelos en concreto hayan cambiado los precios ya que escribí hace unos días el artículo. En cualquier caso, lo importante era el ejemplo práctico para que veáis de qué manera se puede hacer un stopover sin que afecte demasiado al precio del billete. Me alegro que te sirva el artículo.

  5. Muchas gracias, sí, quería saber el buscador solamente para saber cómo buscar un stopover en futuras ocasiones, saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.