ARTICULOS

Las ciudades abandonadas de China

tianducheng

El gigantesco país asiático, que lleva un camino imparable destinado a convertirla en la primera potencia mundial a nivel económico, ha invertido miles y miles de millones de dólares en mastodónticos proyectos inmobiliarios. Muchos de ellos han sido construcciones imposibles que intentaban emular ciudades europeas como París o Venecia (los chinos cada vez están más occidentalizados). Pero en la práctica, estas utopías faraónicas parecen haber sido poco rentables, debido muchas veces a los altísimos precios de los alquileres de las viviendas, por lo que son muchas las ciudades, centros comerciales y parques temáticos que hoy yacen devorados por el polvo y la maleza, vago recuerdo de lo que quisieron ser y no fueron. Se calcula que en China hay más de 64 millones de casas vacías (podrían acoger a todos los habitantes de Francia). Se construye una media de diez ciudades nuevas por año, pese a que nunca lleguen a tener residentes. Aquí te presentamos algunas de estas ciudades fantasma.

La ciudad de Tianducheng se construyó intentando emular a la bellísima París. No le faltaba de nada, ni siquiera la Torre Eiffel o una réplica de los Campos Elíseos. Situada cerca de Hangzhou, en la región de Shanghái, se planificó esperando que la ocuparan más de 10.000 personas: la dura realidad evidencia que hoy no residen allí más de 2.000. Incluso gran parte de los habitantes son trabajadores inmigrantes que participaron en la construcción de la ciudad y que visto que muchas viviendas permanecían vacías, decidieron ocuparlas. Son también muchos los granjeros que han abandonado los pueblos cercanos para instalarse aquí y ubicar sus huertos entre edificios gigantescos. Y junto a ellos, otros vecinos muy peculiares, los millonarios que aún siguen creyendo en el resurgimiento de este imperio venido a menos.

Kangbashi, en la zona de Mongolia interior, se empezó a levantar en 2003 y tardó en construirse menos de cinco años: pretendía ser la versión china de Dubai, una macrociudad en mitad del desierto que alojaría a un millón de habitantes y con los últimos avances tecnológicos. Nada más lejos de la realidad. A día de hoy, poco más de 30.000 personas viven aquí y las avenidas vacías y polvorientas son la imagen más repetida, en lo que parece una escena extraída de “The Walking Dead”. La mayoría de las viviendas, consideradas de lujo, tienen precios astronómicos. ¿Quién quiere mudarse a un lugar donde escuelas y hospitales están cerrados y la mayoría de las casas ni siquiera gozan de acceso a Internet?

Los arquitectos de la ciudad de Jing Jin, a una hora de Beijing, la capital, se las prometían muy felices cuando construyeron más de 3.000 viviendas. Un hotel de cinco estrellas con 800 habitaciones que no suele tener más de un centenar de clientes, un campo de golf, museos, colegios, templos… nada faltaba en una ecociudad que se publicitaba como “el pueblo que respeta el medio ambiente”. Y no les faltaba razón. Sin ciudadanos, tampoco hay coches y por lo tanto, tampoco contaminación. Las pocas tiendas que se inauguraron acabaron cerrando, ya que las pocas viviendas que lograron venderse fueron compradas como segundo hogar para vacaciones pero el panorama es tan desolador que sus dueños raramente las visitan. Los casi cien kilómetros cuadrados que ocupa Jing Jin corren el riesgo de acabar devorados por la arena.

Thames Town. Este curioso pueblo, cuyo nombre rinde honores al río Támesis, se construyó inspirado en las ciudades de Gran Bretaña: los chinos querían tener su propio pueblo inglés, con sus casitas victorianas y sus cabinas de teléfono coloradas. Pero pese a lo atractivo del proyecto, éste no ha parecido tener éxito y los restaurantes que ofrecían fish & chips acabaron cerrando sus puertas. Actualmente, sólo viven aquí un puñado de familias y los únicos visitantes son parejas que van a casarse y quieren sus fotos de boda en un escenario diferente.

Chenggong iba a ser la ciudad universitaria más importante del país. Sin embargo, sus universidades apenas tienen estudiantes. Más de 100.000 pisos vacíos que se ofrecen a precios irrisorios y, aún así, nadie compra. Estadios sin estrenar y tiendas en bancarrota. El New South China Wall pretendía ser el centro comercial más grande del mundo, con capacidad para casi 2.500 tiendas. Se esperaban más de 70.000 visitantes diarios, atraídos por una montaña rusa de medio kilómetro que paradójicamente ni siquiera comenzó a funcionar. Pese a contar con una réplica del Arco del Triunfo o canales venecianos, hoy el 99% de sus locales están cerrados. Caofeidian, otra ciudad en la que se invirtieron millones de dólares y que fue un fiasco. Escuelas, hospitales y parques permanecen desiertos.

A Beihai los locales la conocen como La Ciudad de los Muertos y no es para menos. La mayoría de las casas son villas lujosas cuyo precio no baja de los 400.000 euros pero a día de hoy casi todas están vacías. Pensada como refugio para familias ricas, hoy permanece casi abandonada, debido a que se encuentra muy lejos de otras ciudades importantes. Otro ejemplo de lo que supuso el boom inmobiliario en los 90: la curiosa paradoja de un país donde viven 1.200 millones de personas pero existen multitud de ciudades fantasma donde no se ve ni un alma deambulando por sus calles.

Categorías:ARTICULOS

4 replies »

  1. Muy interesante, me preguntó es quien se ha visto beneficiado en esas construcciones fantasmas y también me pregunto las razones por las que no terminaron por ser habitadas, entiendo que las constructoras harán estudios económicos antes de embarcase en esos proyectos.

    Le gusta a 3 personas

  2. Que interesante entrada! Me parece bastante entretenida la idea de ir de viaje a la ciudad de Tianducheng… Me gustaría bastante ver una réplica de París en el país asiático 🙂

    Le gusta a 2 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.