ARTICULOS

La Ruta de Elvis: lugares que todo buen fan del Rey debe conocer

Cuarenta años no son nada. Este es el tiempo que ha pasado desde la muerte de Elvis un fatídico 16 de Agosto de 1977 pero su figura está más viva que nunca: más de 25 millones de dólares al año siguen generando sus royalties y merchandise. Miles de imitadores a lo largo y ancho del mundo continúan interpretando sus canciones, cada día surge un nuevo musical inspirado en Elvis, exposiciones, homenajes… Y una mansión, Graceland, que es la segunda vivienda, después de la Casa Blanca, más visitada de todo Estados Unidos. Elvis fue el Rey del Rock pero en términos monetarios también sigue siendo todo un soberano: pocos músicos han sabido explotar tan bien su marca.

Pese a que Elvis sólo tocó cuatro veces fuera de Estados Unidos, su nombre es famoso en el mundo entero. Y son muchos los fans que viajan hasta USA dispuestos a hacer el Elvis-Tour, ir a la busca y captura de los lugares que marcaron un antes y un después en la vida del artista. Por tanto, vamos a embarcarnos en una ruta de lo más rockera, a ritmo de “Hound Dog” y “Blue Suede Shoes”, para recorrer los rincones claves de la elvismanía. Y un último consejo antes de ir: si quieres disfrutar con más intensidad estos lugares, intenta leerte la mejor biografía que se ha escrito sobre Elvis, “Last train to Memphis”. Es completísima y te ayudará a comprender mejor cómo fue la vida del Rey, que pese a que saboreó las mieles del éxito, también hubo de lidiar con un montón de problemas psicológicos y adversidades.

El pueblo donde nació: Tupelo

Aunque la mayor parte de su vida la pasó en Memphis, Elvis vino al mundo en 1935 en un pequeño pueblo de Mississippi, Tupelo. Su casa natal, curiosamente, se encuentra en una calle que hoy lleva el nombre del cantante. Una pequeña casa de madera blanca que el padre de Elvis construyó con 180 dólares y que recibe medio millón de visitantes al año. Tupelo además cuenta con varios puntos clave en la vida del artista, desde la estatua que la ciudad levantó en su honor en E. Main Street (Elvis tiene más estatuas que muchos presidentes de Estados Unidos), la tienda donde compró su primera guitarra (la Tupelo Hardware, que se mantiene practicamente igual que en 1946), el Tupelo Automobile Museum, donde se exponen dos coches de Elvis, la hamburguesería Johnnie’s Bar-B-Q Drive In, en la que Elvis solía merendar, la Lawhon Elementary School, la escuela donde estudió sus primeros años, o el Lee County Courthouse, donde dio su primer concierto en la radio.

elvis_Easy-Resize.com (1)

Graceland: la mansión donde vivió

De Graceland ya os hablamos largo y tendido en el relato Viaje a Memphis, hogar de Elvis Presley pero es un imprescindible en esta ruta. Elvis compró su casa, la más famosa de Estados Unidos, en 1957, cuando sólo tenía 22 años: sus padres se mudaron allí un mes antes de que lo hiciera él, que en ese momento se encontraba grabando el vídeo de “Jailhouse Rock”. Pagó por ella poco más de 100.000 dólares, tiene 23 habitaciones y lo primero que hizo fue añadir al jardín una piscina, sabiendo lo duros que eran los veranos en Memphis. En la puerta de su casa siempre había chicas esperando; el record se batió una noche en que llegaron a juntarse más de 150 mujeres. Elvis era un rompecorazones, qué duda cabe.

grace2_Easy-Resize.com

Desde que se abrió al público, más de 20 millones de personas han visitado Graceland. No está permitido el acceso a la planta superior, para evitar el morbo que levantaría presenciar el escenario de su muerte, el cuarto de baño, que desde ese día ha permanecido igual, con sus productos de aseo personal sobre el lavabo. Aparte de Priscilla y Lisa Marie, la única persona que ha accedido a las dependencias privadas ha sido el actor Nicholas Cage, que estuvo casado con la hija de Elvis Presley. Para el que no quiera pagar por el tour guiado, recordar que de 07:30 a 08:30 la visita a su tumba en el Meditation Garden es gratuita. El cuerpo de Elvis se trasladó a Graceland, donde las medidas de seguridad son extremas, después de que intentaran robar su cadáver en el cementerio Forest Hill.

Cuando nosotros estuvimos en Graceland, aún funcionaba el Heartbreak Hotel pero ahora este ha sido reemplazado por el hotel Guest House, con 450 habitaciones: las más baratas cuestan 150 dólares la noche.

Elvis Graceland Memphis

Visitar Graceland ha sido uno de mis sueños viajeros cumplidos

Memphis: la ciudad que más amó 

La familia de Elvis se mudó a Memphis buscando una vida mejor cuando este sólo tenía 13 años. Y desde ese momento Elvis consideró a Memphis su verdadero hogar y pese a que cuando alcanzó la fama se pasaba la vida viajando por todo el país, siempre regresaba a la ciudad que más amaba. Era común verle paseándose por las calles de Memphis conduciendo alguno de sus Cadillac, riéndose de la cara de estupefacción de los vecinos cuando veían que el copiloto era su chimpancé Scatter.

sunstudio_Easy-Resize.com

El Sun Studio de Sam Philips es el lugar donde Elvis Presley grabó sus primeras demos  con temas como “My Happiness” y “That’s When Your Heartaches Begin”: le costó cuatro dólares. Era el año 1953 y un jovencísimo Elvis, con apenas 18 años recién cumplidos, se iba a convertir en el mayor descubrimiento musical de la historia. Un blanco con voz de negro capaz de atreverse con todos los estilos. Un diamante en bruto que en los Sun Studios se encargaron de pulir. Podrás visitar el estudio donde Elvis registró aquellos primeros temas e incluso fotografiarte con el micrófono que utilizó por primera vez.

El restaurante Arcade fue otra de las visitas que hicimos en Memphis. Y es que no sólo es la cafetería más antigua de la ciudad (se inauguró en 1919) sino que también era la favorita de Elvis, quien venía aquí a menudo a comer su sandwich favorito, el de plátano con mantequilla de cacahuete, un curioso emparedado que aún hoy se sigue sirviendo en su honor. Elvis siguió siendo cliente asiduo incluso cuando su fama se disparó, aunque tenía la precaución de sentarse cerca de la puerta trasera para salir huyendo en caso de que se le echara encima una avalancha de fans.

aracade2_Easy-Resize.com

Aunque el Arcade es el más famoso, no es el único restaurante que Elvis frecuentaba. Al cantante le encantaba la pizza del restaurante italiano Coletta’s (1063 South Parkway East)y el restaurante Griridon, que estaba cerca de Graceland (ya cerrado).

En sus primeros tiempos en la ciudad, Elvis vivió con sus padres durante cuatro años en los apartamentos Lauderdale Courts en la calle Exchange Avenue. Ahora el complejo se llama Uptown Square pero los dueños no se han olvidado quien fue el residente más ilustre, por lo que el apartamento donde vivió Elvis, el 328, está abierto al público: fans de todo el mundo vienen aquí para estampar sus besos en los muros e incluso alquilarlo. No todas las noches, previo pago de 250 dólares, puede uno dormir en la misma cama donde lo hacía Elvis. Justo en la esquina se encontraba la tienda de discos Pop Tunes, donde Elvis compró sus primeros vinilos y que cerró sus puertas en el año 2009.

La siguiente casa donde Elvis vivió se encuentra en el 1034 de Audubon Drive, que compró por 29.000 dólares tras el éxito inesperado del single “Heartbreak Hotel”. La familia Presley sólo vivió aquí un año antes de mudarse a Graceland, ya que deseaban mayor privacidad. Desde entonces la casa ha tenido ocho dueños diferentes y para alegría de sus fans, aún está en pie.

Elvis fue al instituto Humes High School en North Manassas Street: fue el primer miembro de la familia que acababa la enseñanza secundaria. Aquí dio su primer show amateur, cuando se presentó al concurso de música y lo ganó.

elvis22_Easy-Resize.com

En Beale Street, la calle más animada de Memphis, no sólo hay una estatua dedicada a Elvis, en la que este baila con su guitarra colgada al cuello. Si te vas al 126 de la calle encontrarás la tienda de Lanky Bros. , donde Elvis compró muchos de sus primeros trajes ¿qué mejor sitio para hacerte con “unos zapatos de ante azul”? La tienda creó en 2001 una línea de ropa llamada Clothier to the king inspirada en el cantante. En Beale Street, no obstante, comprobarás que hay un montón de tiendas con memorabilia de Elvis de todo tipo.

Y una última curiosidad: cuando Elvis quería ir al cine, directamente alquilaba la sala entera. Esto es lo que hacía a menudo en el Memphian Theater, que ahora se llama The Circuit Playhouse y en el que habitualmente proyectan películas de Elvis. Presley se llevaba a todos sus colegas, se aseguraba de que la tienda estuviera hasta arriba de refrescos y palomitas, se sentaba en la quinta fila… y no permitía que nadie se le pusiera delante.

elvisbye

El coche fúnebre con el cuerpo de Elvis da su último adiós a Memphis, acompañado de un cortejo de limousinas blancas y ante el respetuoso silencio de 200.000 personas que salieron a las calles a despedirle

La semana de Elvis Presley en Memphis

Cada mes de Agosto, conmemorando el aniversario de la fecha de su muerte, Memphis vive su semana grande. El 15 de Agosto por la tarde comienza en Graceland la vigilia en la que las protagonistas son las velas, las flores y los miles de fans que pasan la noche en el exterior de la mansión, recordando en silencio frente a su tumba al mítico cantante. Hay diferentes tickets : desde el más caro, que cuesta 1.500 dólares y da acceso a todos los eventos, a entradas individuales de poco más de 10 dólares. Reuniones de fans, jornadas de baile, subastas de objetos de Elvis (no queremos ni pensar los dinerales que se pagarán), conferencias, conciertos tributo e incluso una misa cuyo acceso es totalmente gratuito.

elvisbike_Easy-Resize.com

A Elvis le encantaba pasearse por las calles de Memphis en sus Cadillac o en sus motos, incluso ya siendo una celebridad

Elvis también era actor: su vida en Los Angeles

Polifacético a más no poder, Elvis no sólo se limitó a cantar y a bailar (que era lo mejor se le daba) sino que también tuvo una fructífera carrera como actor, llegando a grabar una treintena de películas en apenas trece años. La verdad es que muchas de ellas eran bastante malillas, que no nos niegue el fanatismo, pero al menos nos permitieron tener más documentos gráficos para la posteridad.

elvis2244_Easy-Resize.com

Rodar en Hollywood le obligó a pasar mucho tiempo en Los Angeles. Solía quedarse en el hotel Beverly Wilshire, que popularizó años después la película “Pretty Woman”; se cuenta que cuando John Lennon se separó de Yoko Ono durante un tiempo, se vino a vivir aquí sólo porque fue residencia de Elvis. La mayoría de las películas las grabó para los estudios Paramount Pictures, que se encuentran en Melrose Avenue y ofrecen tours guiados de dos horas de duración. Otro hotel en el que Elvis se quedó fue el Knickerbocker, mientras rodaba su primer film “Love me tender”, en la habitación 106 más concretamente.

Pero Elvis no sólo fue a L.A. a rodar películas. También grabó varios discos en los estudios Radio Recorders, por donde también pasaron otros míticos como Jimi Hendrix o Johnny Cash. Cuando encontraba un rato entre sesión y sesión, le encantaba irse a De Neve Square Park a jugar al baseball. E iba a cenar al Canter’s Deli, otro de los restaurantes favoritos de una buena amiga suya, Marilyn Monroe.

En el museo Petersen Automotibe se exhibe el coche De Tomaso Pantera que Elvis regaló a su novia Linda en 1974. Lo curioso es que un día al coche le dio por no arrancar y Elvis, en un arrebato de furia, pegó tres tiros a la carrocería.

En California, en Palm Springs, también se encuentra House of Tomorrow, la casa donde Elvis y Priscilla pasaron su luna de miel. Y se puede visitar.

Y un último dato: no olvides ir a ver sus dos estrellas en el suelo en el Paseo de la Fama de Hollywood: Elvis se las ganó con creces.

Hawaii: el paraíso al que Elvis siempre quería volver

Cualquiera que haya visitado Graceland y haya visto la Jungle Room, sabrá de sobra que Elvis era un enamorado de las islas Hawaii. La mayoría de las veces solía alojarse en el Hilton Hawaiian Village en Waikiki y era allí donde daba también sus ruedas de prensa. Otro de los hoteles donde se quedó fue en el Ilikai, muy cercano al Hilton. Cuando viajaba con Priscilla se registraban con un nombre falso: el matrimonio Carpenter.

En la base de Pearl Harbor, Elvis, que también había servido durante dos años en las fuerzas armadas, dio un concierto benéfico en el que se recaudaron más de 54.000 dólares que se destinaron a un memorial.

elvishawaii_Easy-Resize.com

Elvis grabó en Hawaii tres películas (“Blue Hawaii“, “Girls, girls, girls!” y “Paradise, Hawaiian Style“), además de uno de sus conciertos más legendarios, “Aloha from Hawaii”, en el Honolulu International Convention Center , donde también hay una estatua de Elvis. Era tal su amor por estas islas paradisíacas que incluso se escribió un libro sobre sus viajes allí, “Elvis in Hawaii”.

¡Viva Las Vegas!

Es uno de sus temas más conocidos, ese “Viva Las Vegas!” que grabó para la película del mismo nombre. Elvis era un enamorado de la ciudad del juego, hasta el punto de que aquí se casó con Priscilla en una suite del hotel Aladdin (hoy hotel Planet Hollywood). Entre 1969 y 1976, Elvis escogió Las Vegas para dar en el International (ahora Las Vegas Casino) más de 800 conciertos consecutivos a los que asistieron más de dos millones y medio de personas. Frente al hotel, como no, hay un monumento de Elvis.

Sobra decir que cuando paseas por Las Vegas te encuentras a cientos de imitadores por la calle, que uno de ellos te puede casar en las decenas de capillas destinadas a este fin, que es posible hacer un tour por la ciudad en un Cadillac rosa mientras escuchas “Can’t help falling in love” y que siempre hay algún musical inspirado en la música de Elvis Presley.

 

Nashville

En el Country Music Hall of Fame and Museum tenemos otro de los coches de Elvis, un Cadillac rosa de 1960. La entrada al museo también te permite visitar los estudios RCA, donde Elvis grabó muchas de sus canciones. Elvis también tocó con apenas 19 años en el Ryman Auditorium, una versión rockabilly del “Blue Moon of Kentucky”, aunque en esta ocasión con más pena que gloria. Sin embargo, el propietario de la tienda de discos The Ernest Tubb (que aún sigue abierta, la estuvimos visitando cuando fuimos a Nashville) ofreció a Elvis dar un show en la trastienda esa misma noche.

Alemania

Es curioso que pese a lo famoso que era Elvis en todo el mundo, sólo tocaba en Estados Unidos, a excepción de cuatro conciertos que dio en Canadá. La única vez que vino a Europa fue para el servicio militar: estuvo 17 meses destinado en Alemania y cuando llegó se encontró a miles de fans gritando su nombre. Fue allí donde conoció a Priscilla, hija de un alto mando y que en aquel momento sólo tenía 14 años, nueve menos que Elvis. Se enamoró perdidamente de ella.

Elvis pasó la mayor parte del tiempo en la pequeña ciudad de Bad Nauheim (aunque hizo escapadas a París, Frankfurt y Munich) y hasta utilizó la imagen de la puerta del castillo como portada de uno de sus discos. Elvis vivió un tiempo en el hotel Grunewald – aún se conserva la Elvis Room y cerca una columna conmemorativa – y en el 14 de la calle Goethestrasse. Desde hace 17 años se celebra un festival de homenaje a Elvis en dicha localidad, con proyección de películas y bandas de versiones.


En Chaffee Crossing (Arkansas) se hizo la famosa foto en la barbería en la que Elvis se cortó el pelo antes de ir al servicio militar. Como curiosidad, se guarda la carta que tres fans enviaron al presidente Eisenhower declarando que se suicidarían si a Elvis le afeitaban sus famosísimas patillas.

En Apache Junction (Arizona) podemos encontrar una capilla dedicada a Elvis. En este mismo estado, en la ciudad de Phoenix, se expone una guitarra de Elvis en el Musical Instrument Museum.

En Pigeon Forge (Tennessee) se encuentra el Elvis Museum, que exhibe una de las colecciones privadas más importantes del mundo. Hay otro parecido en Cornelia (Georgia) y en Los Fresnos (Texas), este último conocido como Little Graceland.

Cada mes de Septiembre, en el pequeño pueblo de Porthcawl (Gales) se celebra un festival con imitadores de Elvis venidos de todas las partes del mundo.

Aparte de esto, Elvis tiene estatuas en Kobe (Japón), Shreveport (Louisiana), Neve Ilan y Tel Aviv (Israel), Seattle (con esta también me fotografié en su día), un memorial en el Melbourne General Cemetery (Australia), otro en el Market Square Arena de Indianapolis y otro más en Auckland (Nueva Zelanda).

 

 

Categorías:ARTICULOS

2 replies »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.