¿Viajas a Japón? ¡Duerme en un hotel temático!

Algo que recomendamos siempre que se viaje a Japón es dormir en un ryokan. Los hay repartidos a lo largo y ancho del país, los tienes asequibles para cualquier bolsillo (desde los más económicos a los más lujosos) y son imprescindibles si buscas tener una experiencia japonesa que ha logrado conservarse pese al paso de los siglos. Pero si aún así buscas alojamientos que sean poco habituales y lo del ryokan te sabe a poco, estás de enhorabuena ya que Japón cuenta con algunos de los hoteles temáticos más curiosos del mundo. Hoy vamos a hacer un repaso por algunos de ellos para que los apuntes en la agenda y los tengas en cuenta a la hora de planificar una visita al País del Sol Naciente.

Comenzamos con el Park Hotel de Tokio. Este megahotel de más de 400 habitaciones ha destinado una treintena de ellas a los artistas locales, que tienen vía libre para dar rienda suelta a su creatividad. Los muros de los cuartos han sido decorados, todos pintados a mano, con motivos que ensalzan el folclore local, tales como los luchadores de sumo, el monte Fuji o las geishas. Situado en el piso 25 de un rascacielos y cercano a la Shiodome Station, ofrece además algunas de las mejores vistas de la ciudad. Tiene además la ventaja de encontrarse cerca de la lonja de pescado de Tsukiji. El precio de las habitaciones sale a partir de los 150 euros.

artist2
Foto: Park Hotel Tokyo

Nuestra siguiente propuesta es para fans de Godzilla. El hotel Gracery Shinkuju de Tokio (habitaciones por 128 euros) ha querido rendir tributo a ese mítico film de los años 50 creando una réplica del monstruo de doce metros de altura, como podéis ver en la fotografía de abajo. Seis de las habitaciones tienen vistas directas a la estatua e incluso una de ellas cuenta con una zarpa gigantesca emergiendo de la pared. Imagínate despertarte por la mañana y encontrarte el ojo de Godzilla mirando por tu ventana.

Japan Shibuya Godzilla Tokyo Toho Cinema

También en pleno corazón de Shinjuku nos encontramos con otro hotel que ha decidido dedicar algunas de sus habitaciones a otro de los personajes más populares de la cultura japonesa y de la que vas a encontrar productos por todos lados cuando viajes por el país: la entrañable gata de Hello Kitty. El hotel Keio Plaza inauguró estas habitaciones en 2014, celebrando el cuarenta aniversario de la gata, y no ha escatimado en gastos decorando los cuartos (¡hasta las zapatillas y el papel higiénico son de Hello Kitty!), aunque para nuestro gusto quizás hayan pecado de algo empalagosos. Por si no tuvieras suficiente con la habitación, también te proponen un menú temático para desayunar, con pasteles y cafés también decorados. Los precios, eso sí, nada baratos: 260 euros.

kitty_ph02

¿Te imaginas llegar a tu hotel y que los recepcionistas sean robots? Esto es lo que te propone el hotel Henn-na de Nagasaki, el primer hotel del mundo en que sus empleados, casi doscientos, son máquinas, desde los que atienden la recepción (y que hablan cuatro idiomas, japonés, inglés, chino y coreano) hasta los porteros que te ayudan a cargar las maletas o los limpiaventanas. El edificio, de seis plantas y con cien habitaciones, no utiliza llaves: cuando llegues a tu puerta, hay un sistema de reconocimiento facial y las luces y el aire acondicionado se apagan automáticamente al salir del cuarto. Habitaciones a partir de 170 euros.

hennahotel
Foto: Henn-na Hotel

El Book and Bed de Tokio hará las delicias de los amantes de los libros. Quizás no sea el hotel más cómodo del mundo (las camas se encuentran en unos pequeños compartimentos de madera similares a armarios, lo que puede ser algo claustrofóbico) pero por 23 euros que cuesta la noche tampoco puedes pedir más. A cambio, dormirás rodeado de libros (casi dos mil volúmenes en inglés y japonés).

bookbed

Los hoteles cápsula no son exactamente temáticos sino más bien una solución de emergencia para los pobres japoneses a los que no les compensa regresar a casa después del trabajo (a veces el trayecto puede durar dos o tres horas) y prefieren quedarse a dormir en la ciudad por un precio asequible: los más baratos cuestan apenas 20 euros la noche. Sin embargo, cada vez son más los extranjeros que, aunque sea por una noche, viven la experiencia de dormir en una de estas cápsulas en cuyo interior en muchos casos hay hasta radio y televisión. Encontrarás estos hoteles repartidos por todo el país, son muy populares entre oficinistas y gente que se queda de juerga hasta las tantas. Nosotros, pese a las veces que hemos ido a Japón, nunca nos hemos animado a probar: nos agobia un poco la falta de espacio.

peterwoodman
Foto: Peter Woodman

El Meguro Emperor es francamente horrible por fuera, las cosas como son. Se ha quedado a medio paso entre un castillo medieval y un bloque de apartamentos setentero. Pero fue uno de los primeros love hotels que se abrieron en Japón y quizás por ello los tokiotas le guardan tanto cariño. Al ser un love hotel (esos hoteles japoneses tan populares en los que las habitaciones son a cual más hortera y de los que hay casi 40.000 repartidos por todo Japón) sólo se permite el acceso a adultos; en este caso, algunos de los cuartos tienen góndolas, camas giratorias, jacuzzis y todo tipo de parafernalia para que desates tu pasión a cambio de 190 euros la noche.

meguro
Foto: Booking

En Osaka tenemos otro love hotel bastante curioso: el Tower’s Hotel. Cuenta con varias habitaciones temáticas, entre las que se encuentra una con mesa de billar (muy a lo casino de Las Vegas), otra con jacuzzi con luces y la que más nos gusta: esta de aquí abajo que simula un vagón de metro y que se ha utilizado para la grabación de varias películas. Precios a partir de 100 euros.

towers
Foto: Tower’s Hotel

Siguiendo en Osaka, tenemos otro love hotel, el Public Jam, con precios realmente competitivos: 56 euros la noche. Cerca del distrito de Namba, nos encontramos con este complejo que cuenta con 17 habitaciones, algunas de ellas temáticas.

jamm
Foto: Public Jam Hotel

En Hokkaido, cerca del Monte Tomamu, podemos disfrutar de la gélida experiencia que supone dormir en un hotel de hielo, el Ice Hotel, que obviamente abre sólo en invierno. Paredes, techos, sillas, mesas y camas son de hielo. Pero dormirás tranquilo porque los sacos de dormir que te proporcionan aguantan temperaturas de hasta treinta grados bajo cero. Tienen además un baño exterior (no te preocupes que tanto el agua como los vestuarios están climatizados) y un bar con veinte tipos distintos de whiskey (aunque también preparan té calentito).

ice_hotel
Foto: Snow Tomamu

Continuamos descubriendo excentricidades. El Andon Ryokan en Tokio se define a sí mismo como el primer ryokan boutique del país. Cerca de la Minowabashi Station, ubicado en un barrio en el que apenas verás turistas, se encuentra este curioso ryokan que ha sabido combinar estupendamente tradición con modernidad y que ha ganado diversos premios de arquitectura. Precios a partir de 56 euros la noche.

s_andon_0165

Volvemos a Osaka para encontrarnos con un hotel de nombre españolizado: el Hotel Pamplona. Otro love hotel que se encuentra en el distrito de Dontobori y que como veis cumplirá los sueños más oscuros de los fetichistas…

pamplona

¿Un hotel en el que has de pagar para que te dejen llorar? Pues sí, has leído bien. Esto es lo que ofrece el Mitsui Garden Yotsuya en Tokio, “habitaciones del llanto” exclusivas para mujeres (la medida peca un poco de machista, la verdad sea dicha). El caso es que la cultura japonesa es muy suya con eso de mostrar las emociones en público, así que animan a que aquí te despaches a gusto en la intimidad y para ello ponen a tu disposición un montón de películas lacrimógenas, principalmente películas románticas asiáticas. El precio es de 75 euros dólares la noche.

Retouching Beauty Cry

Te encantan los dinasourios, has alucinado con todas las entregas de “Parque Jurásico” y tu sueño dorado es que te entierren cerca de Atapuerca. Entonces no te va a quedar otra que alguna vez en tu vida viajar hasta la ciudad de Beppu y alojarte en el Hotel Jzauruss. Aunque parezca que está orientado para niños, no, no lo está: es un love hotel y sus tarifas (30 euros por hora y media) te permitirán cumplir tus fantasías eróticas disfrazado de tiranosaurio. Para gustos los colores.

jzauruss

El Soineya no es exactamente un hotel sino más bien una tienda donde te permiten dormir al lado de una desconocida pero sin tocarla ni un pelo (vamos, que nada de prostitución, insistimos). Te cobran 20 euros por 20 minutos. No entendemos muy bien qué placer se puede encontrar en echarte la siesta con alguien que no conoces de nada pero ya sabéis de lo que son capaces los japoneses y sus rarezas.

soineya

El Memu Earth Hotel en Hokkaido ofrece una bonita experiencia: la de dormir bajo las estrellas rodeado de la más exuberante naturaleza. La opción más básica te pone sólo un somier, por lo que tendrás que venir acompañado de tu saco de dormir; la más cara te brinda alojamiento en una tienda de campaña al más puro estilo yurta de Mongolia.

memu

Un comentario Agrega el tuyo

  1. María dice:

    Que curiosos los hoteles! Me ha encantado!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s