SUECIA – Viajes varios por el país de los vikingos

swe1

Ya que han sido varias veces las que he tenido que viajar a Suecia, unas por razones laborales (por lo que me ha quedado menos tiempo para turismo que el que me apeteciera) y otras tantas por el puro placer de viajar, esas ya con más días por delante para disfrutar, lo que voy a hacer es un cómputo general de todas esas visitas a tierras suecas.Y es que aunque Suecia tiene la desventaja, como sus países vecinos en Escandinavia, de ser uno de los países más caros de Europa, también es cierto que si sabes montártelo,tampoco hay necesidad de gastarse tantísimo dinero,es sólo una cuestión de organización.Asi que…¡pasen y vean!

Vamos a ir primero con algunos datos prácticos:

Cómo ir: Vista la distancia que nos separa de Escandinavia,la opción más asequible es en avión.Hace unos años suponía un dineral viajar a estos parajes pero también es cierto que he ido comprobando en carne propia como con el paso del tiempo los billetes se han abaratado muchísimo y las últimas veces ya he podido volar allí por unos 160 euros ida y vuelta. Dependiendo de cuando vueles y con cuanta antelación reserves el billete,puedes encontrar auténticas gangas con SAS (Scandinavian Airlines), Iberia, Air Baltic, Air Berlin, Norwegian y Vueling.Ryanair también tiene varias rutas directas aunque cuentas con el inconveniente de que te cobran 50 euros por maleta / trayecto (y a Suecia hay que ir con ropa de abrigo incluso en verano) y si,por ejemplo,viajas a Estocolmo, te dejan en el aeropuerto secundario de Skavsta, a 100 kilómetros de la ciudad;aun así,hay buses que te llevan hasta Estocolmo (trayecto una hora y media,precio del autobús ida y vuelta 27 euros).

Cuando ir: Esto ya va por gustos.Yo he viajado tanto en verano como en invierno y pese a que en invierno las temperaturas pueden ser realmente bajas (he estado a diez grados bajo cero), abrigándome bien no he tenido ningún problema para hacer las visitas de rigor.En verano,eso sí, puedes encontrarte temperaturas de 30º durante el día y de sólo 5º por la noche,por lo que insisto en que siempre,siempre echeis ropa de abrigo por si acaso.La ventaja del verano es que podeis llegar a tener hasta 19 horas de sol.Yo en Junio he vivido experiencias de amanecer a las 2 de la mañana y recordad que en Suecia no se estila eso de las persianas,asi que no es mala idea que eches un antifaz para dormir.

Moneda: ¿Es Suecia tan cara? Sí y no.Daos cuenta que al no estar en la zona euro (1 euro=9 coronas suecas) no se han visto arrastrados por la crisis que azota a Europa,amén de que los sueldos son bastante más altos que en nuestro país.También hay que tener en cuenta que todo es mucho más caro en grandes ciudades como Estocolmo o Goteborg que en pueblecitos pequeños y que lo que más se grava es el alcohol.Pero hay muchísimos supermercados tipo Lidl con precios más que asequibles (quizás lo que más se sube de precio es la fruta y la verdura) y cuando he hecho la compra allí, sabiendo comprar, tampoco se te dispara la cuenta una barbaridad,sobre todo teniendo en cuenta lo que han subido los precios de los productos en España.En cuanto al alojamiento, tres cuartas de lo mismo:puedes encontrar hostales y hoteles modestitos bien limpios por unos 60/70 euros la doble.Y si viajas en grupo mejor que mejor:nosotros hemos alquilado cabañas preciosas y súper bien equipadas saliéndonos a 100 euros por persona/semana.

Gastronomía: Vuelvo a remitirme a lo que os comentaba ahí arriba:¿sabeis lo barato que es el salmón en Suecia comparado con España? Allí tienen para dar y tomar y siempre que viajo, aprovecho para hincharme a salmón ahumado.Además,en Suecia es muy típico tomarlo curado en eneldo con salsa de mostaza,no dejeis pasar la ocasión de probarlo.En Suecia también puedes aprovechar la existencia del smörgåsbord, que es un buffet de platos fríos y calientes y que incluyen desde las típicas albóndigas suecas (las kottbullar) a patés, quesos,sopas (la ärtsoppa de guisantes está buenísima), kaldomar (rollitos de col) y sus deliciosos panes.Los suecos son unos maestros en lo que se refiere a las panaderías y los encontrarás de todo tipo y sabor,aunnque los más populares son el kavring (de centeno) y el knäckebröd (de centeno también pero más crujiente).Para los fans de los arenques (yo lo soy) allí te los ponen hasta para desayunar.Por cierto,recuerda que en Suecia se come bastante pronto,entre las 12:00 y las 13:00.Y si quieres irte ambientándote con su gastronomía antes de ir,te recomiendo que cuando vayas a Barcelona te pases por el restaurante sueco Pappa Sven (Calle Villarroel, 22),una delicia de sitio.Un último apunte:imperdonable que te vuelvas de Suecia sin haber probado la carne de reno,está exquisita.En Suecia es muy popular y no sale excesivamente cara (yo la he probado en kebab por unos 5 euros la unidad).

ESTOCOLMO

No sólo la capital.Probablemente, también la ciudad más bonita de todo el territorio sueco. Una ciudad singular como pocas ya que está construida sobre más de 30.000 isletas (un 30% de Estocolmo es agua y el otro 30% zonas verdes,lo que la convierten en la “capital verde” por excelencia). Pese a que su población se va hasta los casi dos millones de personas, Estocolmo sigue conservando su aroma de ciudad tranquilísima por donde es una delicia pasear,pese a que es una de las urbes más turísticas de Europa.

vas2

Transporte

Moverte por Estocolmo es fácil:el metro (Tunnelbana) es facilmente reconocible,verás por toda la ciudad una T azul que señala las estaciones.Normalmente funciona desde las 05:00 hasta la 01:00 (si no recuerdo mal,hasta las 03:00 en fin de semana).Ya quedan pocos tranvías pero te recomiendo que aproveches y te des una vueltecita en el Djurgårdslinjen (yo es que soy muy fan de los tranvías,ya podían volver a ponerlo en funcionamiento en Madrid).Los billetes de metro y bus cuestan unas 20 coronas por trayecto aunque si lo vas a usar bastante,en los kioskos puedes encontrar bonos que salen a cuenta.Por cierto,si aterrizas en el aeropuerto principal, Arlanda, puedes venir en bus (12 euros,una hora) o en el tren Arlanda Express (24 euros,fue el que cogí yo,caro,sí, pero te plantas en Estocolmo en 20 minutos).De los taxis olvídate que la broma puede salirte por 40 euros.

Alojamiento

Como os comentaba antes, en Estocolmo, buscándote un poco la vida, tampoco es tan difícil encontrar hostales baratitos si no vas demandando lujo.Yo es voy a recomendar un lugar donde nos quedamos que me pareció una buenísima opción:los hoteles-barco.En nuestro caso, estuvimos en el Anedin (precio de camarote para 2 personas con baño privado unos 70 euros noche).Se encuentra en el céntrico muelle de Skeppsbron, en el barrio de Gamla Stan (del que os hablaré ahora,mi zona favorita de Estocolmo) y aunque no incluye el desayuno, te ofrecen desayuno buffet por 10 euros (que facilmente te puede servir como comida temprana,lo que no es mala opción).Aunque los camarotes son pequeñitos,como os digo es una buena opción para alojarse por un módico precio y encima estando en pleno casco antiguo.

Comer en Estocolmo

Si quieres vivir una experiencia de lo más original, apunta este nombre: Medeltidskrogen Sjatte Tunnan. Es un restaurante vikingo que hay en Gamla Stan, totalmente medieval (dirección Stora Nygatan 43),de los que te ponen una tabla de madera,un cuchillo y una cuchara (no tenedores!) y hala,a comer como los antiguos vikingos!Está totalmente decorado en plan antiguo (hasta los camareros van vestidos acorde a la época) y lo mejor es que el menú está compuesto por auténticas recetas del siglo XIV.Es un poco caro (unos 20 euros por plato) pero la verdad que para darse un capricho alguna noche merece un montón la pena.

La verdad que comer en Estocolmo es caro,es cierto,pero insisto:todo es organizarse.Si quieres comer algún día en plan informal,siempre puedes tirar de los ICA Market,que son unos supermercados bastante asequibles.También hay otra cadena de supermercados, Coop, donde venden unas ensaladas inmensas que comes dos personas por poco menos de 5 euros.Verás también que en muchos restaurantes ofrecen el dagens rätt (menú del día),esto también interesa bastante porque puedes comer por unos 10 euros.Tienes también la opción del Östermalm Saluhall Market,el mercado principal de Estocolmo,donde hay un montón de mesas para sentarte a comer y puedes escoger un montón de delicatessen suecas:yo os sigo recomendandoos que allí tireis por el salmón,que está delicioso.Y otro apunte:en los últimos años las ciudades suecas se han visto plagadas de restaurantes tailandeses,aprovéchalo.No son caros y la comida tailandesa es una de las mejores del mundo.

Visitas

Empezaremos por el casco antiguo, Gamla Stan (literalmente “la ciudad vieja”), que es una auténtica preciosidad.Aquí se fundó Estocolmo en el siglo XIII y aunque parezca increible, 800 años más tarde,sus callejuelas empedradas continuan conservando el ambiente medieval, especialmente en Stortorget,la plaza principal y la más antigua de la ciudad,que para mi gusto está aún más bonita en invierno completamente nevada.En este encantador barrio se encuentra también la Catedral de Estocolmo (o iglesia de San Nicolás),donde podrás admirar a San Jorge matando al dragón,rememorando una de las leyendas más conocidas de Suecia.Está abierta hasta las 18:00 y la entrada es gratuita.

Dentro de Gamla Stan se ubica también uno de los lugares más visitados de Estocolmo,el Palacio Real (el Stockholms Slott),el mayor de todo el país.Es la residencia oficial de la familia real sueca (sí,los suecos son muy,muy monárquicos) aunque en realidad residen en el Palacio de Drottningholm y este se utiliza sobre todo para recepciones.Tiene más de 600 habitaciones,lo que lo convierten en uno de los palacios más grandes del mundo.En verano,todos los días a las 12:00 se realiza el cambio de guardia,aunque yo por ejemplo no lo encontré tan espectacular como los que he presenciado en Londres o Atenas.La entrada al Palacio Real cuesta al cambio unos 10 euros.

Museo Vasa

Una visita imprescindible en Estocolmo,pese a que el museo gira unicamente en torno a un único barco.Pero qué barco,señores y signorinas.Es el único barco del siglo XVII en todo el mundo que se conserva totalmente íntegro.Más de un millón de personas al año se acercan a conocerlo y te aseguro que te dejará sin habla.El Vasa (que así se llama el navío) naufragó, estuvo más de tres siglos hundido (murieron 30 de los 200 marineros) y a día de hoy es el mayor orgullo de la capital escandinava.Se encuentra en la isla de Djurgarden y la entrada cuesta 130 coronas.

vas1

Otro lugar bastante curioso de visitar (sobre todo los que seais de mi quinta) es Junibacken, un mitad museo / mitad casa de juegos que no sólo hará las delicias de los niños sino también de los adultos.Se encuentra precisamente junto al Museo Vasa (abierto de martes a domingo de 10:00 a 18:00) y está sobre todo centrado en la obra de Astrid Lindgren,la mítica escritora sueca que dió vida a Pippi Langstrump (o Pippi Calzaslargas) y Miguel el Travieso.

También en la isla de Djurgarden encontramos el palacio Rosendal,uno de los máximos ejemplos del estilo imperialista sueco.Es una de las muchas residencias de la familia real y está rodeado de unos bellísimos jardines.De hecho,muy cerquita tienes el Rosendals Tradgard ,uno de los más bonitos de la ciudad.

Algo que os recomiendo que hagais,ya que Estocolmo yace sobre miles de islas,es un paseo en barco para admirar la ciudad desde las aguas.Para ello no necesitas contratar un crucero turístico,que son mucho más caros, sino por ejemplo coger el barco que va desde Slussen a Djurgarden,ya que lo cubre el transporte público y sólo cuesta 40 coronas.Cuando cae el sol el recorrido es aún más bonito.

Otro lugar súper interesante para aprender más de cómo era (y en muchos casos sigue siendo) la vida en la Suecia rural es Skansen.Se encuentra también en la isla de Djurgarden, ocupa más de 300.000 metros cuadrados y fue el primer museo al aire libre del mundo (lleva abierto desde 1891,cuando se inauguró con la intención de que jamás se perdieran las tradiciones suecas).Para ello,se trajeron hasta aquí más de 150 construcciones de todo el país que se desmontaron y se volvieron a montar,y esto incluye desde casas de la realeza hasta las de los samis,los habitantes de la Laponia sueca.El caso es que se ha intentado recrear cómo eran los barrios de Estocolmo en el siglo XVIII y podrás ver un montón de talleres donde te enseñan cómo antiguamente trabajaban los carpinteros y cómo funcionaban las panaderías, aparte de granjas, exhibición de bailes populares…Hasta aquí te traen los autobuses 44 y 47 y la entrada al cambio cuesta unos 11 euros.

Stadshuset, el impresionante Ayuntamiento de Estocolmo.La entrada cuesta poco más de 6 euros,aunque nosotros no llegamos a visitarlo por dentro.Se encuentra en el animado barrio de Norrmalm,donde también se halla la estación principal de la capital.

Si tienes suficiente tiempo libre,hay otro lugar que me encantaría recomendarte y al que no se acerca demasiada gente:es el parque Millesgarden.Se encuentra en la isla Lidingo (Herserudsvägen 32) y es un museo al aire libre fabuloso.Originalmente,era la residencia del escultor Carl Miles y su esposa Olga:ambos plagaron de esculturas los jardines y este es su fantástico legado.Con la Stockholm Card la entrada es gratuita, si no, has de pagar 80 coronas.

GOTHEBORG

Después de Estocolmo, Gotheborg es la segunda ciudad más importante de Suecia.Es raro que encuentres vuelos directos,la escala se suele hacer en Bruselas.El aeropuerto de Landvetter,el mayor, se encuentra a unos 25 kilómetros y la mejor opción para llegar al centro de la ciudad es en bus (30 minutos,8 euros).Si vuelas con Ryanair al secundario Gothemburg City Airport (que,curiosamente,se encuentra mucho más cerca) hay buses que te acercan a Nils Ericson Terminal (la estación principal de Gotheborg) por 6 euros.

vas3

Alojamiento

Slottsskogens Youth Hostel (dirección Vegagatan 21).La Olivedalsgatan Tram Stop se encuentra a cinco minutos andando.Nos salió por unos 60 euros la doble con baño compartido. Habitaciones muy básicas pero bastante limpias.Hostal con ambiente juvenil, cocina común a disposición de los clientes y un desayuno buffet (no incluido) que sale a cuenta en lo que a precio se refiere.Grandísimo y con una terraza fabulosa.

Aunque Gotheborg cuenta con una red de tranvías extraordinaria (precio del trayecto 22 coronas),otra buena opción para conocer la ciudad y de paso gozar de inmejorables vistas es coger alguno de los numerosos barcos que recorren los canales de la ciudad.Estas barcas se llaman Paddan y salen del canal Pusterviksgatan 13.Eso sí,abrígate que incluso en verano,y pese a que brille el sol,la brisa es gélida.

Restaurante 2112, propiedad de In Flames, una de las bandas más internacionales de la ciudad.Gotheborg es famosa en todo el mundo por haber creado el “sonido Gotheborg” y que grupos de todo el mundo vengan a grabar en sus reputadísimos estudios.Uno de mis viajes a Gotheborg fue precisamente para trabajar con ellos en lo que era su nuevo álbum.

swe2

Iglesia de Oscar Fredrik, construida en honor del rey Oscar II

swe3

Castillo de la Corona.Skansen Kronan, como la llaman los locales, es una fortaleza construida en el siglo XVII localizada en lo alto de una montaña en la zona sureste del centro de la urbe. Durante el siglo XIX fue utilizada como prisión.Para llegar aquí,has de pegarte una buena caminata ya que está en lo alto de una colina.A sus pies se encuentra el pintoresco barrio de Haga,por el que fue una auténtica delicia pasear y recorrer sus calles empedradas.Es uno de los más antiguos de Gotheborg y está a rebosar de coquetas cafeterías.Aún conserva muchas de sus casas de madera,de cuando antiguamente era un barrio marinero,y con el paso de los años ha pasado de ser un suburbio con mala reputación a uno de los lugares con más encanto de Gotheborg y establecimientos más pintorescos.

swe5

El mítico Sticky Fingers,uno de los clubs más importantes de Europa,con varias plantas y donde han tocado algunas de las bandas más relevantes del mundo.Intenta venior en fin de semana:aparte de poder cenar,te encontrarás con un ambientazo impresionante.

swe4

HELSINGBORG

Para llegar a esta ciudad del sur de Suecia tienes varias maneras aunque yo fui en avión hasta Copenhague,en el mismo aeropuerto cogí el tren hasta Helsingor y allí un corto trayecto en ferry de 20 minutos hasta Helsingborg.

Alojamiento

Helsingborg es una ciudad pequeñita (unos 130.000 habitantes) por lo que la oferta hotelera tampoco es muy abundante.En mi caso, os voy a recomendar el Comfort Hotel Nouveau, que sale a unos 80 euros la doble pero incluye el desayuno.Está bastante céntrico,muy cerca de las estaciones de tren y ferries,habitaciones amplias y con un personal amabilísimo.

Debido a su cercanía con Dinamarca,su posición ciertamente estratégica y las constantes rencillas en el pasado entre daneses y suecos, Helsingborg se ha pasado buena parte de su historia repartiéndose entre ambos países,hasta que finalmente en 1710 acabó bajo la soberanía de Suecia.

vas4

Precisamente reducto de las invasiones danesas es la Karnan Tower, lo único que queda de una antigua fortaleza construida por el ejército de Dinamarca.El fuerte fue derruido por orden del rey Carlos XI de Suecia y la torre fue lo único que sobrevivió.

Ayuntamiento de Helsingborg,con su torre de 65 metros de altura.Construido en el siglo XIX,este edificio de estilo neogótico es uno de los más bonitos de la ciudad.

Catedral de Santa Maria,situada en la céntrica plaza de Mariatorget.Es la más antigua de Helsingborg.Muy cerquita tienes el interesante Dunker Kulturhus,el centro cultural más importante de la ciudad,así como el Museo de Medicina,con aparatos utilizados durante el último siglo en una exposición permanente.No dejes tampoco de visitar el Helsingborg Concert Hall,donde se organizan conciertos de todo tipo y se encuentra a muy poca distancia andando.

MALMÖ

Nuestra visita fue bastante breve,sólo unas horas.Nos pillaba de pasada en nuestro viaje hacia el sur de Suecia y aprovechamos para dar una vuelta por su centro histórico.

Para llegar hasta aquí,cruzamos el impresionante Puente de Oresund,que une Suecia y Dinamarca sobre el Mar Báltico,convirtiéndolo en uno de los puentes colgantes más largos del mundo,con una longitud de casi 8 kilómetros.Eso sí,prepara la cartera:atravesarlo cuesta casi 50 euros ida y otros 50 vuelta.

Lo cierto es que Malmö es ideal para una visita rápida ya que todo lo principal se concentra en el centro.

La plaza de Stortorget, centro neurálgico de Malmö, fue trazada por el alcalde de la ciudad, Jörgen Kock, en la década de 1530. Preside la plaza el ayuntamiento, el Rådhuset, construido originariamente en 1576 en estilo renacentista holandés. Del anterior edificio medieval se conserva la bodega, que ha hecho las veces tanto de prisión como de taberna. En la década de 1860, el arquitecto Helger Zetterwall lo reformó y le dio un aspecto completamente nuevo. En estos sótanos se eliminaron, entre otras cosas, la prisión. La taberna continúa en pie y es uno de los bares más populares de Malmö.

En Stortorget también se alza la Jörgen Kocks Hus, un edificio de seis plantas y hastial escalonado de 1525. Jörgen Kock fue nombrado maestro acuñador de Dinamarca en 1518. Cuatro años después fue elegido alcalde y se convirtió en uno de los hombres más poderosos de la ciudad. Participó en la rebelión de la sucesión danesa y fue hecho preso y sentenciado a muerte, pero consiguió escapar y fue restituido como alcalde de Malmö en 1540.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Detrás de Stortorget se eleva la catedral de Malmö, St. Petri Kyrka. Se construyó a comienzos del siglo XII con ladrillo rojo siguiendo las líneas de Santa María de Lübek (Alemania). La torre, levantada a finales del siglo XIX después de que las dos del siglo XV se vinieran abajo, es uno de los elementos más emblemáticos del paisaje de Malmö. La iglesia contenía preciosas pinturas al fresco, pero fueron retiradas durante una reforma a mediados del siglo XIX. De la época medieval sólo se conservan las pinturas de la Krämarkapellet (Capilla del Comerciante).

La catedral guarda numerosos tesoros de los siglos XVI y XVII, la época de mayor prosperidad de Malmö. El altar mayor renacentista de 15 metros de altura presenta pinturas y dorados. El púlpito de 1599 está confeccionado con arenisca y caliza negra. A un periodo posterior pertenece el órgano, una obra maestra creada a partir de un diseño que aprobó Gustavo III en 1785. Se cree que es el instrumento de su clase en funcionamiento más antiguo del mundo, se exhibe en el Malmö Museum.

SUR DE SUECIA: ZONA DE ESCANIA Y SOLVESBORG

Escania,el área más austral de Suecia,se ha hecho famosa en los últimos años por ser el lugar donde se desarrollan las novelas de Henning Mankell, uno de los reyes de la novela negra sueca.Lo cierto es que para los amantes de la naturaleza es un lugar ideal ya que está plagado de pueblecitos minúsculos con casitas de madera, embarcaderos, bosques y praderas interminables.Nosotros hemos estado en esta zona dos años debido a que aquí se celebra el festival más prestigioso de Europa,el Sweden Rock,y después de peregrinar por un montón de festivales europeos durante años y años,he de reconocer que no hay nada que se asemeje a este festival.Servicio de guardería, trabajadores ¡barriendo! entre grupo y grupo, baños impolutos, cientos de puestos de comida, una organización perfecta a todos los niveles y un público de quitarse el sombrero.Es cierto que la entrada es carísima (300 euros por 4 días) pero merece la pena lo que pagas y además te permite tirarte una semanita disfrutando de estos fantásticos parajes.Los dos años nos pusimos en contacto con particulares de la zona para alquilar cabañas perdidas en mitad del campo y ha sido una gozada salir a tomarte el desayuno mientras las vacas pastaban enfrente de tu jardin.

Lo bueno de esta zona es que en verano tiene un clima fantástico para ser Suecia:por el día se alcanzan los 30º y por la noche te toca dormir con manta.A esta zona se la conoce como la Toscana sueca ya que ofrece unos paisajes preciosos y verdísimos para hacer senderismo,ya que es un area muy llana,y un lugar ideal para hacer picnics por sus bellísimos lagos.Uno de los mejores destinos de Europa para hacer turismo rural.

Los dos años nos hemos quedado a las afueras del encantador pueblecito de Solvesborg,una localidad de apenas 8.000 habitantes.Pese a su minúscula extensión,esta miniciudad es antiquísima (su puerto se fundó en el siglo XII).Protegida por la colina de Ryssberget , Solvesborg es una tranquila población que podrás recorrer facilmente en una mañana.En ella destacan las torres gemelas de Kanehall y Vitehall,del siglo XVIII,y las preciosas casitas de Norregatan,que son un ejemplo perfecto de cómo eran los pueblecitos en la Escandinavia medieval.La iglesia más importante es la de San Nicolás,construida en el siglo XII.No dejes tampoco de dar un paseo por las playas más cercanas, Sandviken, Tredenborg y Hallevik, aunque obviamente la temperatura de sus aguas no invite a bañarse.

swe8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s