Consejos para ahorrar en un viaje a Riga

riga

Cuando uno piensa en una escapada a los países bálticos, nuestra billetera se echa a temblar. Sin embargo, caemos en la mala costumbre de pensar que esta región se reduce a Noruega, Suecia y Finlandia (tres destinos poco económicos para el bolsillo español), cuando tenemos justo al lado tres repúblicas bálticas bastante más asequibles en lo que a gastos se refiere. Hablamos de Letonia, Estonia y Lituania. Hace unos meses, precisamente, te relatábamos en una extensa entrada de nuestro blog lo interesante que nos había resultado el viaje por la capital estona, Tallín, y lo poco que nos habíamos gastado en comparación con nuestra estancia en el mismo viaje en Helsinki y Estocolmo. Hoy nos vamos a dedicar a Riga, la capital de Letonia y una de las ciudades que se encuentran al alza en los últimos tiempos en lo que a turismo europeo se refiere.

Uno de los principales problemas con el que nos encontramos si queremos viajar a Riga desde Madrid o Barcelona es que al contrario que desde Santiago de Compostela, Ibiza o varias islas de las Canarias, conectadas con la capital letona por Ryanair, es que no contamos con vuelos directos. Por tanto, tenemos varias opciones. Una, contratar vuelos con escalas. Compañías como KLM (con escala en Amsterdam), Norwegian (con escala en Oslo), Lufthansa (con escala en Frankfurt) o Air France (con escala en París) nos permitirán presentarnos en Letonia por precios que generalmente oscilan entre los 150 y los 200 euros ida y vuelta. Segunda opción: volar hasta Vilnius, capital de Lituania y situada a menos de 300 kilómetros. Desde Madrid tenemos vuelos directos con Ryanair (combinando buenas fechas puede salirnos a 70 euros el vuelo ida y vuelta) y podemos aprovechar para ver ambas ciudades en un mismo viaje. Desde Vilnius, con la compañía de buses Ecolines podemos ir hasta Riga por poco más de 30 euros ida y vuelta (el trayecto suele durar unas cuatro horas que se te harán más amenas gracias al wifi gratuito).

Si has llegado a Riga en avión, nada más aterrizar dirígete al stand de “Welcome to Riga” y adquiere un billete de bus con descuento para ir al centro: 1,15 euros. El aeropuerto se encuentra a apenas 10 kilómetros del casco antiguo, el trayecto no te llevará más de 20 minutos. Aunque, obviamente, en temporada alta (verano), cuando se va el frío, Riga ve abruptamente incrementados los precios del alojamiento, aún encontrarás opciones como el Central Hostel, donde podréis dormir dos personas en una habitación doble por 24 euros (eso sí, el baño es compartido; a cambio tienes la ventaja de estar a cinco minutos andando de la Estación Central). Por sólo un poco más (36 euros) el mismo hostal ofrece un apartamento con baño privado y cocina totalmente equipada. El Seagulls Harret Hostel o el Green Cat son otras dos buenas opciones baratas y bastante céntricas.

A la hora de sentarte a comer, acuérdate de la cadena de restaurantes Lido. Funcionan desde 1987 y en Riga tienes unos cuantos locales para elegir pero lo recomendable es que vayas al principal en el 76 de Krasta Street. En uno de los edificios más grandes de Europa se encuentra el Lido Recreation Centre: en un área gigantesca que cubre cinco hectáreas podrás disfrutar de tres restaurantes. El primero, Bistro, ofrece más de 500 platos diferentes típicos de Letonia, predominando las verduras y la repostería. En Beer Cellar podrás degustar las cervezas locales en un bonito decorado y en el Express Restaurant tendrás a tu disposición snacks y un suculento buffet por un módico precio.

¿Más restaurantes económicos? Folkklubs Ala Pagrabs (Peldu Iela 19), un precioso local con ambiente medieval y música en vivo en el que los platos principales rondan los 6 euros y se enorgullecen de preparar un bistec de un kilo. Está en pleno centro y siempre a tope de gente así que lo ideal es reservar. Province  (Kalku 2), cercano al Ayuntamiento, es otro local de lo más acogedor: el precio medio por comensal es de unos 15 euros y tienes la opción del menú degustación. Melnie Muki (Jana Seta 1) sólo tiene un pero: el agua es carísima! Por lo demás, buen menú letón (también a unos 15 euros por persona), con una amplia selección de carnes y pescados. Taverna Pie Sena Dzintara Cela, pegado a las murallas, ofrece inmejorable gastronomía del país, destacando el jabalí: raciones realmente generosas. No olvidéis visitar las krogs, las pequeñas tabernas letonas, el equivalente a nuestras tascas: se encuentran escondidas en los callejones y son realmente económicas (hay una muy curiosa, la Kiploku, cuyos platos están todos elaborados con ajo). Y una recomendación más: cerca del centro histórico se halla en Central Market (Centraltirgus). Cien mil personas al día pasan por el mercado más importante del país, ubicado en los antiguos hangares de los zeppelines, y en el que principalmente se vende comida fresca aunque también podrás encontrar souvenirs, ropa y flores. Entre sus 3.000 tiendas, hay bastantes puestos con menús para llevar o comer allí, por lo que puede suponer una buena alternativa para tomar un tentempie por poco dinero e incluso en algunos stands se imparten clases de cocina del país. Por último, recuerda que muchos restaurantes ofrecen el “business menú”, lo que equivale a nuestro menú del día, y que suele rondar los cinco euros. Además, siempre podrás adquirir en algún puesto callejero pelmenis, empanadillas de carne muy populares en Riga y que podrás ir comiendo sobre la marcha.

Pero ¿qué se come en Letonia? Pues como en otros países bálticos, muchísimo pescado, desde salmón y arenques a trucha, sardinas y caviar. Es muy habitual encontrar el pescado ahumado. En los países fríos, ya sabéis que las sopas son un imprescindible: en Letonia se conocen como zupas y las más populares son las de col, la de remolacha (que se sirve fría y probablemente habréis probado en otros países bajo el nombre de sopa borsch) y la sopa de frikadeles (patatas, zanahorias y albóndigas). La carne, principalmente de cerdo, pollo y ternera, se suele servir acompañada de guarniciones de patatas, guisantes o champiñones; son también muy típicas las puitamdresas (salchichas) y el queso, preferiblemente como aperitivo antes de las comidas. Uno de los quesos más conocidos es el Janu Sier, muy especiado, y que la tradición manda consumir en la noche de San Juan. La repostería letona también tiene muy buena fama: tartas de patata y zanahoria, el rupjmaizes kartojums (un bizcocho de arándanos) y tartaletas de hojaldre con fresas son comunes en las mesas letonas. En cuanto a bebida, a los letones les encanta la cerveza:Alus, Aldaris y Cesu son las más consumidas y su precio en los bares no suele rebasar los dos euros. Y si quieres traerte un souvenir original, mete en la maleta una botella de Bálsamo Negro de Riga, un licor de hierbas muy típico de la ciudad y que además viene estupendo para los catarros.

Aunque en Riga se puede ir practicamente andando a los principales atractivos turísticos, si has de usar el transporte público es recomendable que compres los billetes anticipadamente en lugares como los supermercados Rimi o las propias máquinas expendedoras que hay en la calle: en vez de dos euros te costarán casi la mitad. Y aprovéchate de que la ciudad es completamente plana para moverte en un medio de transporte barato y ecológico: la bicicleta.

En Riga hay un montón de actividades que puedes hacer de forma gratuita. Visitar el distrito de Andrejsala, localizado muy cerca del centro, en la isla de Andrew y donde antiguamente se ubicaba el puerto industrial; hoy en día acoge un montón de salas de exposiciones, estudios y centros de arte, convirtiéndolo en uno de los vecindarios más sugerentes de la ciudad. Puedes también pasear por uno de los parques más importantes de Riga, el Bastejkalns, con canales por los que podrás navegar en coquetas barquitas y admirar bonitos edificios oficiales. La Kalnciema Street Quarter, con sus preciosas casas de madera del siglo XIX, es otro de los rincones imprescindibles de Riga: lo ideal es que tu visita sea en sábado ya que aquí se celebra un mercado al aire libre bastante interesante.

En cuanto a atracciones gratuitas, tienes el Museo de la Ocupación (donde se repasa la invasión nazi y la posterior adhesión a la Unión Soviética, está considerado uno de los museos más importantes del norte de Europa); hablando de soviéticos, aunque tenga fama de ser un barrio pobre e inseguro, acércate al Suburbio de Moscú (Maskachka), que data del siglo XIV y que sirvió en la Segunda Guerra Mundial como ghetto de los judíos. El Latvian War Museum, el Museo Judío y el Museo de las Barricadas también ofrecen acceso gratuito, así como la catedral ortodoxa y casi todas las iglesias y capillas de la ciudad. Además, diariamente a las doce del mediodía y enfrente de la catedral de San Pedro se ofrecen tours gratuitos por el centro histórico (eso sí, en inglés) y otros sobre arte, también a las 12 a diario, enfrente del Monumento de Renis. También a diario podrás presenciar el cambio de guardia frente al Monumento a la Libertad, subir hasta el mirador del hotel Radisson Blu para admirar la ciudad desde las alturas (no cobran entrada) y el último sábado de cada mes entrar gratis al Museo de Historia de Letonia (lo mismo ocurre el primer miércoles del mes en el Riga Film Museum).

En muchos puntos de la ciudad (incluídos los parques) se puede encontrar wifi gratuito. En verano, aprovechando el buen tiempo, puedes dar un paseo por la playa de la isla de Kipsala o dar una vuelta por Mezaparks con sus mansiones señoriales. Además, a lo largo del año podrás toparte con festividades como las de Semana Santa (en las que hay batallas de huevos), a finales de Mayo el Latvia Beer Fest (el festival cervecero más importante de los países bálticos), el solsticio de verano el 24 de Junio o el Festival de Música y Danza de Letonia en el mes de Julio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s