TAILANDIA 2006 – 4 – Chiang Mai

Nuestra idea inicial tras Sukhothai era volver a Phitsanulok en el bus infernal y de ahi 4 horas de tren hasta Chiang Mai, en el norte de Tailandia.Eso o 6 horas sólo de bus hasta Chiang Mai por las ya citadas carreteras… Decidimos optar por Bangkok Airways, que por 30 euros por cabeza nos plantaba en 45 minutos en Chiang Mai. En avion de helice, eso si! Pero tuvo su encanto (yo solo habia montado anteriormente en uno de helice, un vuelo Zurich-Gotheborg de Swiss Air que, desde luego, era bastante mas avion que este…) e ibamos en familia, unas 20 personas… El aeropuerto de Sukhothai, para no perderselo: el primero que tiene el mostrador de facturacion y el escaner a pleno aire libre! ¡totalmente de juguete!

chi1

En el hotel de Sukhothai habiamos coincidido con unos de los pocos españoles que conocimos durante el viaje, Nano y Carolina, una pareja de Canarias, trotamundos como nosotros, que habian decidido a última hora hacerse una escapada rápida a Chiang Mai y fuimos con ellos en el avion. Luego se registraron con nosotros en el Chiang Mai Plaza (otra gran eleccion de hotel, un 4 estrellas señorial muy cerca del Night Bazaar por 30 euros) pero nos perdimos la pista y ellos sólo pasaban alli un dia… asi que fue una agradable sorpresa al regresar por la noche y encontrar debajo de la puerta una nota de despedida y su direccion de e-mail… ¡cuanta gente majísima hemos conocido a lo largo de este viaje!

Pese a que Chiang Mai es la segunda población de Tailandia, en realidad de tamaño y poblacion (170.000 habitantes) se asemeja más a un pueblo grande, que mantiene la tranquilidad de su enclave entre montañas y selva, y donde se respira una tranquilidad que se echa de menos en Bangkok. La ciudad esta plagada de wats, y su centro histórico enjaulado por murallas y un foso que aun le da un aire más especial a la zona antigua de la ciudad…

Por cierto, aquí va mi foto favorita de todo el viaje. En uno de los templos coincidí con una excursión de estudiantes del norte de Tailandia que habían venido a ver la ciudad. Y aunque el roce con el turista es habitual,no es tan exagerado como en Bangkok o las islas, por lo que los occidentales les parecemos mega exoticos!! Asi que me encontre a una docena de chavales dando grititos de alegria, tocándome el pelo rubio (beautiful,beautiful!!jaja!) y señalandome el tatuaje de estrellas… Me llega mucho esta fotografía porque muestra totalmente como son los thais: encantadores por naturaleza. Es su cultura, lo llevan en los genes. Y si le llaman El Pais de la Sonrisa,es por algo… Jamas, jamas nos han tratado en ningun pais del mundo como en Tailandia… a veces, hasta me sentia apurada de ver en cuantos sentidos somos retrogrados los occidentales (y mas los latinos) si nos comparamos con ellos en cuestiones de educacion y civismo.

chi2

En Chiang Mai vas a ver más monjes budistas que en cualquier otro lugar de Tailandia (debido, precisamente, a que hay casi 300 templos en la ciudad). Te cruzaras con ellos a menudo y si eres mujer, recuerda apartarte lo más posible de ellos pues no les está permitido el más mínimo roce con el sexo femenino y se sienten un poco azorados cuando a veces se cruzan con occidentales… aun así, fuman, usan movil, conducen y pasan mas tiempo en las calles que orando.

chi3

chi4

Templo Wat Phra Singh

chi5

chi6

La noche hay úna unica manera de gastarla en Chiang Mai: en el Bazar Nocturno!! Miles de tenderetes en un rastrillo descomunal con ropa, ceramica, bisuteria y tres mil complementos mas en un regateo continuo… Todo aun mas barato que en Bangkok, asi que intenta comprar aqui todo lo que puedas!:)

Al venir en avion desde Sukhothai, habiamos sacrificado ver Lampang en tren. Y cuando llegamos a Chiang Mai tambien decidimos pasar del trekking en el Triangulo de Oro ya que la selva, en realidad, se encontraba plagada de senderistas y turistas ocupando zonas que prometian estar despobladas… De cualquier manera, tres noches aqui dan para bastante, asi que aprovechamos para acercarnos otro dia a ver el Doi Suthep, en lo alto de un monte de 600 metros y donde se encuentra uno de los templos más sagrados de toda Tailandia. Decidimos coger una de las furgonetas que subía hasta la cima y vimos que por 2 euros mas, te acercaban al Palacio Buhbing (segunda residencia real) y a la aldea de una tribu en las montañas… A mí lo de la tribu no me hacía mucha gracia (de hecho, siempre me he negado en redondo en este viaje a ver el espectaculo formado en torno a las mujeres jirafa) pero por otro lado, sentía curiosidad por ver hasta que punto lo de las tribus mantenía algo de cierto o están más occidentalizados que nosotros mismos… Y sí, lo están.

chi7

 

El pueblo está escondido en plena selva, con cascadas y manteniendo sus casas originales… pero todo está lleno de puestos, tiendas y cuando llegas los de las tribus van con sus trajes típicos y su cámara digital! Me refiero a que en realidad está todo pensado de cara al turista y es poco creíble (como yo esperaba) pero en cualquier caso, pues tambien mereció la pena conocer la historia de cerca y el pueblecito en sí.

chi8

Despues de una carretera con cientos de curvas (media furgoneta mareadísima,jaja) llegamos a la escalera de subida al Doi Suthep

chi9

Y aquí le tenemos 300 escalones más arriba

chi10

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s