Cómo aprovechar 48 horas en Pisa

pisa

Pisa es de esas ciudades que son ideales para aprovechar un fin de semana. Hay compañías de bajo coste que por unos 50 euros trayecto te llevan hasta allí en unas dos horas y pese a la fama de cara de Italia, al no ser Pisa tan exageradamente turística como Roma o Venecia, aún se pueden encontrar hostales y pensiones por 40 euros la noche, aunque sea con baño compartido.

El aeropuerto Galileo Galilei está a sólo un kilómetro del centro (precio del bus 1,20 euros). También puedes venir en tren desde Florencia:el trayecto dura algo menos de una hora al haber sólo una distancia de 65 kilómetros entre ambas ciudades.

Partida en dos por el río Arno, Pisa puede distribuirse perfectamente en dos días. El primero te aconsejamos que te acerques a su monumento más emblemático, la mítica torre inclinada de 56 metros. Visitarla por dentro y el Duomo cercano cuesta 18 euros: si quieres subir hasta la cima de la torre, ten en cuenta que sólo dejan subir a 45 personas cada cuarto de hora.

Desde allí puedes acercarte al Camposanto, el recinto monumental del que han tomado su nombre cementerios de todo el mundo. Tiene más de 600 lápidas, entre ellas algunos sarcófagos de época romana. Después de visitar el Duomo (que en su día fue el más grande de Europa) puedes dar un paseo por Vía Santa María, una bonita calle llena de tiendas de souvenirs y casitas de colores. No muy lejos se halla la Chiesa di San Sisto, de corte medieval, y desde allí puedes llegar andando hasta la Piazza dei Cavalieri (Plaza de los Caballeros), ubicada en el mismo lugar donde se encontraba el antiguo foro romano. Hace años se la conocía como la Plaza de las Siete Calles por confluir aquí las siete avenidas más importantes de la ciudad. La plaza está rodeada de bellos edificios de la época del Renacimiento.

Es hora de parar a comer. Puedes hacerlo en Il Montino (Vicolo del Monte 1). Es la pizzería más antigua de Pisa (data de 1800) y las pizzas no son caras, unos 5 euros por unidad. Después de la comida, vete a ojear las tiendas de Corso Italia, una de las calles preferidas por los locales para hacer shopping. Si quieres continuar las compras, puedes seguir en Borgo Stretto y y Via Guglielmo Borgo Largo. Para la cena te recomendamos Pergoletta (Via della Belle Torri 36).

El segundo día puedes comenzarlo en la iglesia de San Francesco, en la plaza del mismo nombre. Aunque antiguamente había aquí unos establos y las tropas de Napoleón destrozaron las vidrieras, la restauración posterior ha dejado una iglesia magnífica. Otras visitas opcionales para hoy son al Museo de San Mateo, el complejo de la Opera della Primaziale y los jardines de Giardino Scotto. Si te sobra tiempo, incluso puedes acercarte a visitar las ruinas de Lucca, una antigua ciudad romana a 26 kilómetros de Pisa (30 minutos en tren, precio del trayecto 3,30 euros).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s