JAPON – III – KYOTO

1

¿Es Kyoto la ciudad más bella de todo nuestro planeta? Pues para gustos,los colores.Pero para los míos,sin dudarlo,sí.Andar por sus callejuelas,por las empinadas cuestas del casco antiguo,dejarse llevar entre esas pequeñas casas de madera,es como hacerlo por un museo al aire libre.Y más si vienes de una urbe ultramoderna como Tokio.Pese a que en Kyoto viven más de millón y medio de personas,la impresión al llegar allí es la de haber cambiado la gran ciudad por un pueblo,grande,pero pueblo.Qué maravilla.

Vamos con el tema del Japan Rail.En un montón de estaciones de Tokio podrás activarlo (te lo hacen en un momento) y a partir de entonces,tienes 7,14 o 21 dias consecutivos para gastarlo y hala,ya sólo queda coger el petate y zambullirte en la deliciosa aventura que es recorrer Japón en tren.Como os comenté anteriormente,ya sólo el tren entre Tokio y Kyoto vale 120 dólares por trayecto,por lo que la adquisición del Japan Rail es casi imprescindible.Con este pase puedes viajar ilimitadamente por todo Japón en las líneas JR, incluídos algunos trenes expreso, trenes locales y algunos autobuses de la línea JR,aparte de que incluye también el ferry a Miyajima,por lo que compensa,claro que compensa.Eso sí,para curaros en salud,el día antes de viajar acercaos a reservar plaza,sobre todo si vais en temporada alta,ya que si el tren va lleno y no habeis reservado,el Japan Rail no os da derecho a asiento si no habeis reservado previamente.Nosotras no tuvimos problemas porque en Diciembre van muchos trenes semivacíos,daos cuenta que no es época turística y el precio es desorbitado incluso para los japoneses,por lo que la mayoría de los viajeros suelen ser hombres de negocios a los que paga el billete su respectiva empresa.

El viaje en tren bala de Tokio a Kyoto es de dos horas y media y es comodísimo.Los vagones son muy modernos,pasan camareras a ofrecerte desayunos y encima te das el gustazo de tomar desde la ventanilla una foto como la que hice al Monte Fujiyama.Descartamos la visita al Fuji, que ha conseguido hace unos días el título de Patrimonio de la Humanidad,por varios motivos:nos quitaba al menos tres o cuatro días de viaje,en invierno subir a la cumbre nevada imaginaos lo que implica y encima me habían comentado amigos que lo habían visitado que había tantos turistas y tantos puestos de souvenirs que aquello parecía más un mercadillo que el monte más sagrado de todo Japón.Aún así,una maravilla,como os digo,admirarlo en la lejanía viajando en tren.Creo que ha sido uno de los momentos más bonitos de mi vida viajera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tema alojamiento.Habíamos reservado por medio de Hostelbookers en el Chita Guest Inn,un ryokan absolutamente encantador,a razón de unos 50 la doble y 70 la triple.El sitio fue un acierto,la verdad.Lo primero,su ubicación,a cinco minutos de la estación de metro de Gojo,que es donde también se encuentra el impresionante edificio de la Estación Central de Kyoto.Es grandísima,como digo,con sus enormes galería subterraneas (las Porta) repletas de establecimientos de todo tipo,y la vais a utilizar un montón,más para moveros a las afueras que por dentro de Kyoto.A los templos se llega mucho mejor en las rutas de autobus,lo bueno es que los buses puedes cogerlos al ladito justo de la estacion de tren.La red de autobuses es muy amplia y cubre practicamente toda la ciudad,pese a que sorprendentemente los buses son bastante viejitos y siempre van hasta los topes,más de una vez tendrás que dejar pasar alguno ante la imposibilidad de hacerte hueco.Os recuerdo que al contrario que aquí,se accede a ellos por la puerta central y se baja por la delantera.Normalmente se paga un precio fijo pero si vais a algún lugar más alejado,debeis tomar un ticket con el número de la parada y en un marcador electrónico situado junto al conductor sabréis cuánto tendréis que abonar.

Como os digo,el Chita Guest Inn fue el ryokan que nos gustó más de todo el viaje.Está regentado por Kaori,una japonesa que vive allí con su niña,majisima y con un sentido del humor impropio de los nipones,un encanto de mujer!Nos ayudó un montón a planificar nuestras rutas,todas las noches se tomaba un té con nosotras mientras la contábamos cosas de España (su sueño era visitar nuestro país,supongo que el mismo que tienen el 90% de los japoneses,enamorados de la cultura española) e incluso otra de las noches compartimos con ella y Marc (un irlandés trotamundos que era un cachondo y que pasaba unos días en Kyoto) una degustación de diferentes tipos de sake que nos obligó a subir casi a gatas las escaleras que llevaban a nuestras habitaciones…Sobra decir que las habitaciones son de tipo japonés,tienes a tu disposición una cocina común y lo que al principio parece un inconveniente (tener baño compartido) al final se convierte en una deliciosa experiencia al bañarte en una tinaja y con un cazo,como antiguamente! Un lugar encantador,de verdad. ¡Alojaos allí si cogéis plaza!

La región de Kansai,de la que Kyoto es la ciudad estrella, probablemente sea la más impactante a nivel visual de todo Japón.El nombre de Kansai significa en japonés “al oeste de la barrera”,recordad que hasta que llegaron los Tokugawa al poder,el país nipón estaba surcado de fronteras que fraccionaban su territorio.A nivel histórico,la importancia de la región es imprescindible en la enrevesada Historia del Japón,hasta el punto de que Kyoto fue la capital durante más de mil años (hasta 1868,aunque la mayoría de los nipones siguen considerándola el corazón de la patria por encima de la gran Tokio).A día de hoy,yo incluso recomendaría al viajero que sacrificara días de Tokio para dárselos a Kyoto:aquí hay reunidos más de 2.000 templos.Se necesitarían dos vidas para descubrir la ciudad al completo.

Como comprenderéis,con tanto para elegir casi es una insolencia sugeriros un itinerario a seguir.Está claro que hay visitas indispensables como el Castillo de Nijo-jo,el Templo de Oro o el barrio de Gion pero dependiendo de los días que tengas,el brío que te metas y tus gustos personales tirarás por unos o por otros.Yo,aparte de proponerte algunos de los lugares que más me gustaron,aprovecho para dejarte los 17 Patrimonios de la Humanidad concedidos por la UNESCO en 1994,para que te vayas orientando:Santuarios de Kamigamo-jinja, Shimogamo-jinja, y Ujigami-jinja, Castillo de Nijo-jo y los templos de Byodo-in, Daigo-ji, Enryaku-ji, Ginkaku-ji, Kinkaku-ji, Kiyomizu-dera, Kozan-ji, Ninna-ji,Nishi Hongan-ji, Ryoan-ji, Saiho-ji, Tenryu-ji y To-ji.

Por empezar con el templo más cercano a nuestro ryokan (era salir y en dos pasos habíamos llegado) vamos con el impresionante Higashi Honganji, el Templo del Voto Original.

5

Este enormísimo recinto tiene el honor de albergar la estructura de madera más grande de todo Kyoto y una de las mayores del mundo,la colosal Goei-do,de casi 4.000 metros cuadrados y 40 metros de altura..Junto al Nishi Honganji,es el templo más importante encomendado a la Jodo Shinshu (el budismo Shin o Budismo de la Verdadera Tierra Pura),cuyo líder era Shinran Shonin.El templo original,Nishi,se levantó en 1591 y se añadió el Higashi once años después,bajo la orden del shogun Tokugawa,que temeroso del poder y dinero que estaba amasando esta secta budista,decidió dividir el edificio en dos para fraccionar la fuerza de sus seguidores.Actualmente,no hace las funciones de templo sino de mausoleo del líder Shinran.Shinran ha sido una de las personas más influyentes dentro de la historia japonesa,pese a que en sus orígenes fuera sólo un sacerdote,y consiguió que a día de hoy casi seis millones de japoneses sigan sus enseñanzas.Casi se le venera a él más que al propio Buda,ya que el hall dedicado a Shinran es mayor y está mejor ubicado que el encomendado a la propia deidad.

Una de sus mayores curiosidades es conservar una cuerda fabricada con todo el cabello donado por mujeres devotas y que sirvió para transportar la madera durante la construcción del templo.Una excepción dentro de la arquitectura tokiota,cuyos templos son en mayoría zen,el Higashi Honganji ha sufrido en sus carnes de madera infinidad de desgracias,principalmente incendios,por lo que la mayoría de sus instalaciones son réplicas clavadas a las originales.Es recomendable que ya que estás aquí,te acerques a visitar el preciosísimo jardín Shosei Garden, también conocido como Kikokutei.Se encuentra en la calle Karawamachi y antes era gratuito como el templo pero ahora sugieren para entrar la “donación voluntaria” de una cantidad de 500 yenes.

6

Este es el Nishi Honganji, el “complementario” del Higashi Honganji.La Karamon Gate está considerada uno de los Tesoros Nacionales de Japón.

7

Otro de los templos más fascinantes de Kyoto,el To-ji.Se construyó nada menos que en el año 794,en el periodo Heian, con la intención de proteger a la ciudad y esta deslumbrante pagoda de cinco plantas,una de las más bonitas que disfruté en el país, ha ardido hasta sus cimientos cinco veces pero fue finalmente reconstruida en 1643 y actualmente es la pagoda más alta de todo Japón,con unas dimensiones que se van hasta los 57 metros.El complejo de elegantes edificios que conforman To-ji merecen sin duda su título de Patrimonio de la Humanidad,destacando entre ellos el Kondo Hall,el Kodo Hall,que servía de sala de lectura y donde se conserva una de las mandalas más sagradas de todo Japón,y la propia pagoda,que es la imagen más conocida de Kyoto ya que practicamente se puede vislumbrar desde cualquier punto de la ciudad.

La admisión a los jardines es totalmente gratuita pero la entrada al Kondo y al Homotsukan cuesta 500 yenes.Calcula desde la estación de Kyoto Station unos quince minutos andando,se encuentra en la la intersección de las calles Ōmiya y Kujō.Te aconsejo además que aproveches la visita para dar una vuelta por un mercadillo cercano que organizan el 21 de cada mes, el Kobo-san (creo que cierra sobre las 16:00) donde podrás encontrar antigüedades y artículos de segunda mano (el primer domingo de cada mes también hacen cerca otro más pequeño también de objetos antiguos).

Esta pagoda de aquí abajo fue construida por el Príncipe Taishi Shotoku en una fecha no demasiado clara (el año 589 es una de las fechas más aceptadas). Como muchas de las construcciones de la ciudad, fue víctima de numerosos incendios, como cuando en 1179 fue una “víctima” más de las disputas entre los monasterios rivales de Kiyomizu y Yasaka. Reconstruida nuevamente por el shogun Minamoto Yoritomo en 1191, sufrió nuevos incendios los años 1291 y 1436. La estructura actual fue reconstruida el año 1440 por el shogun Ashikaga Yoshinori, habiendo sobrevivido desde entonces.

8

Nos vamos ahora a Gion,el que es considerado el barrio de las geishas (y las maikos).Recalco lo de maikos porque probablemente sea las que,con un poco de suerte,veas por la calle ya que independientemente de que llegar a convertirse en geisha requiere años de dedicación y sacrificios,su demanda ha descendido considerablemente debido a que poco a poco se va perdiendo la tradición y los precios descomunables que cobran por las citas,por lo que se cree que en Kyoto apenas quedan ya un centenar de geishas auténticas.Eso sí,maikos hay muchas más y son las que ilustran esta entrada de blog.Las que desaparecieron con el correr de los tiempos fueron las orian (cortesanas japonesas de alto rango),prostitutas que aparte de estar versadas en los conocimientos sexuales que ofrecían a sus clientes,además debían de saber de música,poesía y caligrafía.Su extinción,no obstante,es honrada con desfiles anuales,los Oiran-dochu,donde niñas y mujeres se disfrazan de orian para venerar su memoria.Entre ellos,el más importante es el Bunsui Sakura Matsuri Oiran Dōchū,que es totalmente gratuito para los espectadores y se celebra cada mes de Abril en Tsubame y donde las verás desfilar acompañadas de sus sirvientes,siempre masculinos.

Incido en el tema de la prostitución ya que las orian sí lo eran,prostitutas de lujo pero prostitutas al fin y al cabo,mientras que contrariamente a lo que mucha gente erroneamente cree,las geishas y sus aprendices,las maikos,no.Las geishas,en el comienzo de esta tradición en el siglo XVIII,surgieron debido a que los hombres japoneses se cansaron de las cortesanas,ya que pese a que eran muy cultas,apenas podían salir de sus distritos y algunas incluso de sus propias casas.Fue cuando aparecieron los geishas masculinos,los taikomochi, hombres que se disfrazaban de féminas y entretenían a sus clientes con sus conocimientos de arte,de literatura,de canto y de música.Pero alrededor de 1800 las mujeres empezaron a ganarles terreno y aumentó la demanda de las geishas femeninas,las onna geishas,condenando a la desaparición del papel del hombre en esta tradición con más de tres siglos.

Las geishas comenzaban su preparación a edades muy tempranas,siendo practicamente unas niñas.Las vendían a las casas de geishas sus propias familias,unas por necesidad económica,otras buscando el estatus que otorgaba tener una geisha en la familia.El caso es que durante esa primera etapa,las minarai se veían obligadas a acarrear con las tareas más onerosas,como la limpieza del hogar y cualquier recado que las encomendaran.Después,pasaban a ser maikos (maiko se podría traducir en japonés como “la niña que baila”),aprendices de geisha.A nivel de indumentaria,las diferencias entre una maiko y una geisha son notables.El kimono de las maikos es el furisode y el de las geishas el tomesode.En las maikos,el eri (cuello del kimono) suele ser rojo con bordados mientras las geishas lo llevan blanco sin bordar.Las geishas utilizan siempre peluca,las maikos,pese a llevar peinados muy elaborados,siempre usan su propio cabello.Además,las maikos usan para el peinado muchos adornos florales y abalorios,los kanzashi,mientras las geishas suelen adornar sus moños unicamente con una peineta de aguja,en un estilo mucho más sobrio.En cuanto al maquillaje,tres cuartas de lo mismo:las geishas apenas utilizan el maquillaje de pasta blanca (las maikos sí) y además,la maiko utiliza mucho los tonos rosados,mientras que el maquillaje de la geisha suele ser mucho más austero.

9

Es frecuente ver a las maikos paseando por Gion (no tanto a las geishas,repito).Por favor,si os cruzais con alguna,no las molesteis.Vimos a grupos de guiris persiguiéndolas y la verdad,es una muestra de mala educación que da vergüenza ajena.A fin de cuentas están trabajando y no son monos de feria,asi que fotografiadlas discretamente y sed respetuosos.

Gion es el barrio más visitado de todo Kyoto,obviamente.Puede pecar de estar plagado de turistas pero es el barrio más auténtico de la ciudad y realmente bonito.Su fundación se remonta a la Edad Media,cuando los peregrinos pernoctaban aquí al venir a visitar el templo Yasaka Shrine.Su calle principal es la Hanami-joki,una calle peatonal que es vestigio del Japón más tradicional,con sus preciosas casas de madera,antiguamente propiedad de comerciantes japoneses (los machiya) que hoy en día albergan restaurantes, tiendas de souvenirs y casas de té (las ochaya).

Aquí es donde se halla el Gion Corner,abierto desde el año 1962,donde las maikos,previo pago,ofrecen espectáculos y representaciones de artes tradicionales,como el baile Kyo-mai,la Ikebana (los arreglos florales),el Chado (la ceremonia del té,en Japón servir el té es un arte complicadísimo),conciertos de koto,una especie de arpas japonesas de 13 cuerdas, o representaciones de kyogen,el teatro cómico japonés.La entrada,al cambio,cuesta unos 20 euros.

Ya que le acabo de mencionar,uno de los templos más importantes de Kyoto y precisamente ubicado en Gion es el Yakata Shrine, también conocido como Yakata-jinja.Se cree que este santuario fue construido en el año 656 en honor a Susanoo-no-mikoto,el dios de la prosperidad y la buena salud.Tiene un papel fundamental en la ciudad de Kyoto ya que desde el año 869 es el núcleo de uno de los festivales no sólo más importante de la localidad sino de todo Japón,el Gion Matsuri,que se celebra cada mes de Julio.Sus orígenes se remontan al mencionado siglo IX,cuando fatales epidemias y diversas catástrofes (incendios, inundaciones, terremotos) asolaron Kyoto.Los locales solicitaban la clemencia de los dioses,ya que pensaban que estaban provocadas por la deidad maligna Gozu Tenno.Hoy en día,dicho festival concentra a miles de participantes en múltiples eventos.Los dos más importantes son el Yamaboko Junko y el Yoiyama.

En el Yamaboko desfilan una especie de carrozas gigantescas,que pueden llegar a alcanzar los 25 metros de altura y las 12 toneladas de peso.Dichas carrozas se dividen en dos grupos, las 23 de tipo Yama,que albergan imágenes de personalidades famosas, y las 9 de tipo Hoko, que representan las 66 lanzas utilizadas en el ritual original de purificación (una por cada provincia del antiguo Japón)..Todas las carrozas están decoradas con bellos tapices,sobre todo del estilo nishijin,están capitaneadas por artistas de distinta índole y son arrastradas por entre 30 y 40 personas.

Durante todo el mes de Julio se suceden las celebraciones,siendo estas las más importantes:

1 – 5 de julio: Kippuiri, la ceremonia de apertura del festival con la participación de cada barrio de la ciudad.
2 de julio: Kujitorishiki, una lotería popular que se celebra para la confección del orden de las carrozas en el desfile.
7 de julio: Visita del Santuario Yasaka.
10 de julio: Desfile de farolillos para dar la bienvenida a los santuarios mikoshi.
10 de julio: Mikoshi arai, la limpieza de los mikoshi con el agua sagrada del río Kamo.
10 – 13 de julio: Construcción de las carrozas.
13 de julio: Por la mañana, nueva visita al santuario por el chico chigo del Ayagasaboko; por la tarde, el santuario vuelve a ser visitado por un chico del Santuario Kuse.
14 de julio: Yoiyoiyoiyama.
15 de julio: Yoiyoiyama.
16 de julio: Yoiyama.
16 de julio: Yoimiya shinshin hono shinji.
17 de julio: Desfile de las carrozas Yamaboko.
17 de julio: Desfile de los mikoshi desde el Santuario Yasaka al centro de la ciudad.
24 de julio: Desfile de los hanagasa o las “Sombrillas de flores”.
25 de julio: Desfile y retorno de los mikoshi desde el centro de la ciudad al Santuario Yasaka.
28 de julio: Mikoshi arai, limpieza de los mikoshi con el agua sagrada del río Kamo.

31 de julio: Acto de clausura en el Santuario Eki.

Recordarte también que si visitas este area en el mes de Abril,aproveches para pasarte por el cercano Maruyama Park (o Maruyama Koen),ya que te coincidirá la floración de los cerezos y podrás ver los hanami,fiestas que organizan los japoneses bajo sus ramas.

11

Ya que estás en el distrito de Higashiyama,uno de los más ricos a nivel cultural de Kyoto, acércate a ver otro de los templos más importantes:Kodaiji.Data de principios del siglo XVII y está rodeado de unos jardines zen verdaderamente impresionantes,con un estanque con una isla en forma de tortuga y un grupo de piedras representando una grulla, el Kangetsu-dai (un pabellón diseñado para admirar el reflejo de la luna en las aguas del estanque),dos casas de té que se transportaron desde el castillo de Fushimi (con techos de madera en los que las ramas de bambú se abrazan imitando a las sombrillas japonesas),la Cabaña de la Fragancia Persistente,el Corredor del Dragón Reclinado y,sobre todo,el impresionante santuario y la Sala del Fundador.En este templo la entrada cuesta 600 yenes.

Otro de los barrios más populares de Kyoto,y seguramente el más conocido después de Gion,es Pontocho.Os recomiendo que lo visitéis caída la noche ya que es cuando lo encontrareis en todo su esplendor.Muy cerquita de Gion,justo al otro lado del río Kamo,entre los puentes que atraviesan el río por las calles Shijo-dôri y Sanjo-dôri,se extiende esta larguísima avenida que también es considerada un hanamachi (distrito de geishas).Está plagado de casas de geishas y restaurantes carísimos,todas ellas estrechísimas debido a que se pagaban los impuestos conforme a la anchura,como también presencié en mi viaje a Vietnam.Los locales extienden sus terrazas sobre las márgenes del río y aunque no entramos a ningún local porque son famosos por la clavada que te pegan,es imprescindible en vuestro viaje a Kyoto que os deis una vuelta por este barrio mágico.Lo mejor es adentrarse en la infinidad de callejones que nacen en la avenida principal y que esconden rincones muy especiales.Como en otros muchos lugares de Asia,observarás que el cableado en muchas calles es exterior,ya que debido a la frecuencia de los terremotos en esta zona,así es mucho más fácil su posterior reparación.

Teatro de kabuki en Pontocho.El kabuki es un estilo de teatro japonés muy particular (de hecho,se cree que su nombre proviene del término kabuku,que significa “estar fuera de lo ordinario”).Sería la versión nipona de los musicales norteamericanos o la ópera europea y se le conocía como “el teatro del pueblo”.Con una antigüedad de más de cuatro siglos,destacan en él la perfecta armonía entre maquillaje, vestuario, coreografía, música y escenografía.

13

Continuando en orden geográfico,desde Pontocho puedes acercarte a ver el Museo del Manga de Kyoto.Aunque no seas muy fan del género,considero que es una visita bien interesante si pernoctas varios días en la ciudad,a mí al menos me gustó un montón.Actualmente,hay otros museos similares en Takarazuka,Ishinomaki y Sakai-minato pero hasta el 2006,curiosamente en Japón no había ningún recinto dedicado exclusivamente al manga.El museo de Kyoto fue el primero en inaugurarse y se levantó en un edificio que era una antigua escuela primaria.

Quizás lo mejor del museo es que no se ideó orientado a ser un lugar de mera exposición,con los comics enclaustrados en vitrinas,sino que aquí ponen a tu disposición miles de tomos (pero miles!) para que los leas y los disfrutes con toda la tranquilidad del mundo.Mientras el resto de nuestras amigas se fueron a explorar los bosques de los alrededores de Kyoto,dos de nosotras dedicamos la tarde a inmiscuirnos en las entrañas de este curioso museo.Además,fue de las pocas tardes que nos hizo realmente un frío gélido en todo el viaje por lo que después de comernos un ramen calentito en un local cercano,dedicamos toda la tarde a recorrer la multitud de salas del Museo del Manga.Independientemente del “material fijo” del museo,constantemente se organizan exposiciones temporales,hay salas para niños pequeñines donde les relatan los comics manga a través de cuentos (como nuestros cuentacuentos,vamos),talleres donde te enseñan a dibujar manga…en fin,absolutamente de todo lo que puedas imaginar relativo a este estilo tan peculiar de comics que pese a ser autenticamente japonés,cuenta con millones de fans en todo el mundo.Recuerda que aquí sí se puede llegar en metro,la parada más cercana es la Karasuma Oike.La entrada es bastante barata,800 yenes.

A no mucha distancia,nos damos de bruces con otro de los lugares más visitados de Kyoto:el Castillo Nijo,que es sencillamente espectacular.Aquí también llega el metro (estación Nijojomae) y la entrada de acceso cuesta 600 yenes.Se comenzó a construir en el año 1601 por orden del shogun Tokugawa Ieyasu para que fuera la residencia del shogun en Kyoto pero lo que pretendía era simbolizar el poder total de los Tokugawa después de la batalla de Sekigahara.Fue propiedad imperial hasta que en 1939 fue donado a la ciudad, momento en que recibió su nombre actual de Nijo.

Con una extensión total de 275.000 metros cuadrados (de los que 8.000 pertenecen a los edificios) el Nijo cuenta con cinco construcciones principales.Bansho,el cuerpo de guardia donde se controlaba el acceso de los visitantes del castillo (y que actualmente es también por donde se entra y se sale).Palacio Ninomaru,con más de tres kilómetros cuadrados de extensión y compuesto por cinco edificios de madera.Debido a que las pinturas que resguarda son muy delicadas,no se permite realizar fotografías interiores para no dañarlas y en muchas salas la luz es muy tenue por el mismo motivo.Jardines Ninomaru,de clásico estilo japonés y con un gran lago central con tres islas.Seiryu-en,otro jardín que se utilizaba para recepciones oficiales y eventos culturales.Y por último,el Honmaru,que es el el área rodeada por el foso interior del castillo. Originalmente era la residencia del shogun y de sus seguidores.

15

Tiempo ahora para el Palacio Imperial,que aunque no es el edificio original,sino uno de los palacios exteriores del palacio primario,constituye otra visita ineludible aunque sea para verlo desde fuera,ya que para visitarlo por dentro hay que hacer mil y un papeleos y solicitarlo previamente por internet con unos tres meses de antelación y aun así,sólo te permitirán entrar en grupo y con un guía japonés.Aun así,el recorrido de la visita es totalmente exterior (no se pueden visitar los interiores,lástima).Los Emperadores de Japón vivieron aquí hasta que en 1868 se trasladó la capital a Tokio.

Es tiempo ya de la visita a Kiyomizudera,probablemente el templo más famoso de todo Kyoto (y que incluso llegó a ser propuesto como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo).El Templo del Agua Pura,ubicado en las colinas de Higashiyama,es no obstante Patrimonio de la Humanidad desde 1994 y en mi opinión,fue uno de los lugares más hermosos que disfruté en todo el viaje.

Kiyomizudera (recuerda que la terminación “dera” significa templo budista) es más viejo que la propia Kyoto, y ya es decir.Cuenta la leyenda que en el siglo XIII un monje que venía de Nara siguió el rastro de un arroyo y así llegó a la cascada del monte Otawa,donde erigió una ermita conmemorativa de la diosa Kannon (la deidad de la bondad).Dos años después,en el 780,el famoso general Tamuramaro Sakanoue pasaba por el lugar buscando cazar un venado para su esposa (se creía que la sangre de venado era beneficiosa para la fertilidad) y el monje Enchin le reprendió por matar animales.El general,arrepentido,decidió entonces construir un templo en honor al agua pura de la cascada, el Kiyo Mizu.El edificio original duró hasta 1629 en que fue destruído por un incendio, siendo reconstruído en 1633.

Para llegar al templo,que como digo se encuentra en lo alto de una colina,deberás hacerlo a través de unos empinados callejones, los Ninen-zaka y Sannen-zaka (la traducción es las Pendientes de Dos y Tres Años,se cree que si se tropieza en alguno de ellos,estos son los años que corresponderán de mala suerte).Si cuentas con buen clima,que es lo que nos ocurrió a nosotras,es una delicia pasear por estas callejuelas custodiadas por casitas de madera de dos plantas que te trasladarán al auténtico Japón feudal.Además,es un lugar ideal para compras ya que aquí se amontonan muchas tiendecitas de cerámica kiyomizu-yaki.

El recinto de Kiyomizudera acoge nada más y nada menos que a una veintena de templos.Uno de los más impresionantes es la puerta de entrada,la Nio-mon o Puerta de los Dos Reyes,un bloque rojizo de dos plantas con techo de madera de ciprés custodiado por dos leones koma-inu que ahuyentan a los malos espíritus.Tras ascender unas escalinatas, llegaremos a la Sai-mon,la Puerta del Este,y con raíces en el budismo chino.A la izquierda se encuentra Shoro,la Torre de la Campana (aunque la campana fue fundida en el siglo XVI).

Otro de los edificios que te dejarán con la boca abierta es la Sanju-no-to,una imponente pagoda de tres plantas.Detrás de ella,se acumulan una serie de edificaciones que,por desgracia,en su gran mayoría no están abiertas al público:el Kyodo (una biblioteca con textos sagrados budistas),el Kaisan-do (el Salón del Fundador), y el Todoroki-mon o Puerta Central.

El edificio principal del Kiyomizudera es el Hon-do,una estructura de casi 60 metros de largo con 139 columnas que se elevan hasta los 15 metros.En la terraza que soportan se ejecutaban antiguamente danzas y las galerías aledañas eran para las orquestas de los monjes.En el interior del Hon-do se encuentran también dos santuarios.

18

Siguiendo con el recorrido,llegamos a la Otowa no taki, la Cascada del Sonido de las Plumas que dió orígen al templo y de la que se dice que posee poderes curativos,por lo que es frecuente beber a muchos japoneses bebiendo (como si fuera una especie de Lourdes).Quizás es el mejor indicio de cómo el Kiyomizudera se funde de un modo increíble con la naturaleza que lo engulle y que proporciona unas vistas de Kyoto realmente inolvidables.

20

¿Os extraña no haber visto aún en esta entrada de blog el Templo de Oro,probablemente el más bonito de todo Japón? Pues aquí le teneis:el fabuloso Kinkakuji.Conocido también como el Pabellón Dorado,es el edificio más fotografiado de toda la ciudad y es que cuando uno piensa en Japón,es una de las primeras imágenes que vienen a la mente,su silueta es conocida en el mundo entero.Y cuando comento que es el más fotografiado,recordad que está estrictamente prohibido usar trípodes si quieres inmortalizarlo.Es tal la cantidad de gente que se acerca a fotografiarlo en cualquier época del año que es una buena forma de evitar aglomeraciones.

Hace unos años,se detectó que el delicado lacado que cubría el Kinkakuji se estaba deteriorando y hubo que volver a recubrirlo de pan de oro.Las obras terminaron en 2003 y a día de hoy mirad qué bonito luce.El estanque que se encuentra a sus pies es el Kyôko-chi (el Estanque Espejo),ubicado en unos jardines que sólo emanan calma y paz,no obstante fueron diseñados bajo las pautas del Feng Shui chino buscando precisamente esa sensación.Pese a que está prohibida la visita al interior del templo,has de pagar 400 yenes para acceder al precioso recinto exterior.Para llegar al templo deberás atravesar una gigantesca arboleda que ya anticipa que te espera uno de los recintos más sagrados de todo Japón.

En cuanto al templo en sí,se compone de tres plantas.El primer piso, llamado la Cámara de las Aguas, (Shinden-zukuri), en estilo palacio imperial, evoca la clásica decoración japonesa modulada, y es el único que no está cubierto en oro, lo que marca un contraste interesante entre lo más terreno y lo celestial. Se trata básicamente una gran habitación rodeada por una baranda periférica cuyas paredes están divididas en dos partes. Las partes superiores pueden ser levantadas para permitir mayor iluminación y las partes inferiores pueden retirarse.El segundo, llamada la Torre de las Ondas de Viento (Buke-zukuri), es de estilo samurai, un recinto cerrado, con pantallas deslizantes, ventanas removibles y con una baranda alrededor que alberga al Bodhisattva Kannon.El tercero, con ventanas de estilo templo Zen, es llamado Kukkyoo-choo, y alberga una triada de Budas y 25 figurillas Bodhisattvas.Para llegar hasta aquí,si i vienes desde la estación JR de Kyoto, coge los autobuses 101 ó 205, y baja en la parada Kinkakuji-michi.

imagen-094

Hasta aquí algunos de los lugares más importantes de la fisionomía de Kyoto.Y unas últimas fotos de nuestros paseos por la ciudad para que os hagais una idea de la belleza aquí acumulada y de la cantidad de templos que recorrimos aparte de los aquí citados…

22

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

29

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s