REINO UNIDO – Londres

lon1

Pese a dos décadas yendo allí y guardarle un cariño especial porque fue el primer viaje que me pagué de mi bolsillo con mi primer sueldo,tengo que reconocer que es de mis ciudades “menos favoritas” europeas.Tiene muchas cosas buenas,que enumeraré en esta etapa,pero también otras que no terminan de afianzar mi relación con la capital inglesa.De hecho,admito que incluso mis últimos viajes allí han sido motivados porque quería ver conciertos que coincidían en Londres,no porque tuviera ya un excesivo interés en volver a recorrer una vez más la ciudad.Pero bueno,también es cierto que es una de las grandes urbes a lo largo y ancho de la Historia mundial y que a día de hoy es una visita totalmente ineludible para cualquier viajero que se tercie.Que he pasado allí buenísimos momentos, cierto es.Pero que antes mil veces me quedaría con Amsterdam o Berlín,pues también.

Supongo que este “no terminar de cuajar” con la capital británica obedece a varios motivos. El primero,que la ciudad es carísima. El segundo, que es gigantesca y tardas una eternidad en llegar a ciertos sitios. El tercero,y esto sí que es una opinión subjetiva,es que no me caen bien los londinenses,así en general,me parecen unos prepotentes, unos maleducados de tomo y lomo y unos clasistas (aparte de bastante guarretes,que he presenciado cada cosa allí…por cierto,me remito a una anécdota que me contó una amiga que estuvo trabajando en un hotel…después de varios días recogiendo habitaciones,le extrañó que en la mayoría las toallas apenas se usaban… una compañera le aclaró que es que muchos ingleses se lavan “por partes”,vamos,sobacos,culo y poco más,en vez de meterse en la bañera).¿Os habéis fijado en las poquísimas papeleras que hay aquí? (y no como en Tokio, que no hay porque temen que se usen para poner bombas,pero la gente guarda sus residuos en una bolsita y se los lleva a casa,no como en Londres,que todo va al suelo…) El cuarto,que la comida inglesa deja mucho que desear:casi siempre acabo comiendo en restaurantes hindúes, tailandeses o de cualquier otra procedencia.El quinto,ese ansia de los londinenses por ir corriendo a todos los sitios ¡que no se va a acabar el mundo! El sexto,la cantidad de hooligans, borrachuzos y pasados de rosca que te encuentras al doblar cada esquina.El séptimo:el clima.De repente llueve,ahora sale el sol, ahora un frío horroroso,ahora niebla.Y todo eso en el lapso de dos o tres horas.

Después de enumerar todas estos inconvenientes (y los que quedan y que saldrán a lo largo del relato) os preguntareis:¿y por qué sigues yendo allí? Pues por varios motivos y aquí es donde comienza el listado de las ventajas.Uno:los vuelos,que escogidos con tiempo,pueden salir realmente baratos y además,con un montón de horarios diferentes,lo que viene de perlas para escapadas rápidas de fin de semana.Dos:su amplia oferta de espectáculos,sobre todo musicales (aún así,insisto en que en los últimos años he optado por viajar a otras ciudades europeas que me llenaban más para ver conciertos).Tres:el Londres histórico y su indiscutible valor cultural,siempre te quedarán lugares por descubrir.Cuarto:sus fabulosos mercadillos de segunda mano.Quinto:la identidad cosmopolita de Londres,que te permite conocer a gente de todas las partes del mundo.Sexto:lo que yo llamo “barrios menores” y que no están tan atestados de turistas. He ahí mi lista de pros y de contras.

lon2

Empecemos.Antes de irnos al recorrido de Londres en sí,deberíamos hacer un poquito de historia.Bueno,más que un poco,un mucho,ya que las raíces londinenses se hunden en el primer siglo antes de Cristo.Por aquel entonces,habían llegado a las islas británicas los invasores romanos,quienes en un par de incursiones bélicas crearon un puerto en el río Tamesis,una pequeña comunidad mercantil y algunos edificios administrativos:había nacido Londinium (se latinizó el nombre de Llyn Din,el Fortín del Lago,como llamaban los antiguos celtas a este área).En poco tiempo llegó a convertirse en una de las ciudades más prósperas de todo el imperio,llegando a sustituir a Colchester como capital.Y a día de hoy,aunque parezca increíble, aún se conservan restos de esta muralla construída por los romanos y que protegía a Londinium de sus enemigos.La muralla hubo de reconstruirse siglo y medio después de levantarla debido a que la destrozaron las tribus locales;aun así,llegó a tener un perímetro de ocho kilómetros y seis metros de altura.Seis de las siete entradas tradicionales de Londres son de origen romano:Ludgate, Newgate, Cripplegate, Aldersgate, Bishopsgate y Alegate (la única cuyo origen es medieval es Moorgate). En cuanto a poder admirar el pasado romano de la ciudad (aún se siguen encontrando restos,no hace mucho una escultura de un águila atacando a una serpiente y con una antigüedad calculada de 1.900 años),algunas recomendaciones:

– En Noble Street, al sur del Museo de Londres, hay restos de una torre y del antiguo fuerte romano.
– La Porta Principalis Sinistra se halla en un parking subterráneo bajo el London Wall.
– Cerca y en el interior de la Torre de Londres.
– En Tower Hill también quedan restos de la muralla junto a una estatua del emperador Trajano.
– En el Museo Británico se exponen más de cien mil piezas pertenecientes a la época romana (pero al museo ya llegaremos más adelante).
– Anfiteatro romano: Queda muy poco,por no decir casi nada.Los escasos restos se exponen en la Galería de Arte Guildhall (acceso gratuito los viernes y demás días a partir de las 15,30).Llegó a tener capacidad para 7.000 espectadores y,como tantos otros monumentos, fue expoliado:el mármol que lo recubría se utilizó para otras construcciones posteriores. Junto al palacio del gobernador,era el edificio más importante de Londinium.
– Templo de Mithras:Se descubrió a mediados de los 50 en Walbrook Street.Se le conoce como el Mitreo y su ubicación se trasladó a Queen Victoria Street, aunque últimamente se planeaba volver a cambiarle de sitio. En cualquier caso,queda poco más que la planta y varias esculturas expuestas en el Museo Británico.

Una vez desgranadas las raíces romanas de Londres (ya seguiremos en el relato con sus épocas posteriores) empecemos ya con los datos prácticos.

AEROPUERTOS

Londres tiene cinco aeropuertos,nada más y nada menos.Y es muy probable que vueles a cualquiera de los cinco.Asi que aquí te dejo las opciones para acercarte a la ciudad desde cada uno de ellos.

Heathrow

Tren – Cada 15 minutos, el tren Heathrow Express conecta el centro de Londres (estación de Paddington) con el aeropuerto.Precio 18 libras por trayecto.Hay otra opción de tren, el Heathrow Connection,que también va a Paddington.Aunque sale cada 30 minutos,su precio es mucho más barato:8,50 libras.

Autobús – El National Express sale desde las terminales 1 y 3 y en 50 minutos te deja en la estación de London Victoria. Precio 6,30 libras.El Easybus te deja en Watford Junction en 40 minutos por una libra y media.

Metro – Dentro del aeropuerto hay tres estaciones.El trayecto dura una hora.

Taxi – La última opción recomendada,a no ser que no te quede más remedio.La broma te puede salir por 50 libras.

Gatwick

Tren – El Gatwick Express te lleva a London Victoria por 17,90. De todas formas,hay otros trenes que aunque hacen más paradas, salen mucho más baratos. Consulta en Información cuando aterrices.

Autobús – Salen de la planta baja de la terminal sur.Easybus te lleva a Earls Court por 2 libras y el National Express a London Victoria por 7,50. Ambos tardan 75 minutos.

Taxi – 95 libras.¡Glub!

Stansted

Tren – El Stansted Express cuesta 20 libras, sale cada 20 minutos y conecta con Tottenham Hale y Liverpool Street.

Autobús – Easybus conecta con Baker Street (75 minutos) por 2 euros., National Express (90 minutos) con Victoria por 10,50 y Terravision también con Victoria por 9 libras.

Taxi – Casi 100 libras.

Luton

Tren- Un bus gratuito te acerca desde el aeropuerto hasta la estación de Luton Parkway. El tren hasta el centro de Londres cuesta 10,50.

Autobús – Greenline conecta con la estación de Victoria,sale cada 20 minutos y cuesta 15 libras. Tienes una opción mucho más barata,la de Easybus, que hace el mismo recorrido por 2 libras.

London City

Tren – El tren DLR te deja en Tower Hill en media hora.

Taxi – Bastante más asequible que en el resto de aeropuertos. 30 libras por trayecto.

ALOJAMIENTO

Dormir en Londres es caro,muy caro. Es cierto que hay miles de albergues y hostales pero ojito donde te metes porque hay algunos que son realmente insalubres (creo que es la ciudad del mundo donde más pensiones asquerosas he encontrado…y cuando digo asquerosas,no exagero,tugurios donde daba repelús hasta tocar las sábanas).Por ello, busca y elige muy bien donde te quedas. Una buena opción son los apartamentos: yo los he alquilado varias veces y yendo en grupo merecen mucho la pena,aunque algunos estén un poco viejos. Una buena opción son los Studios2Let en Candem, salen a unos 90 euros el estudio para dos personas.Puedes ojear también en páginas donde alquilan apartamentos particulares como Wimdu o Airbnb, también bastante bien de precio.

COMER EN LONDRES

Volvemos a lo que os comentaba antes: siento decirlo pero no me gusta la comida británica. Odio a más no poder las fish & chips (no sé qué tipo de encanto le encuentra la gente a un plato que chorrea aceite y que encima te sirven envuelto en papel de periódico). Aunque bueno, supongo que para gustos los colores. En cuanto al resto de su gastronomía, aún así te recomiendo que pases por algún restaurante donde sirvan comida británica y la pruebes:yo con lo único que me quedo es con el roast beef y los pies, los pasteles de carne. Si quieres degustar el típico menú inglés, pásate por el St. John Restaurant en 26th St. John Street, muy cerquita del mercado de Smithfield. No es caro y al menos ofrece algo de variedad respecto a una gastronomía que ya de por sí peca de bastante rácana.

Asi que olvidándonos del menú inglés, te dejo algunos de mis restaurantes favoritos en Londres…

Los tailandeses

Busaba Eathai – Si te gusta la comida tailandesa, este es tu sitio. No es nada caro (los platos principales rondan las 9 libras y son bastante grandes) y el local es bastante bonito, con mesas comunales pero con mucho encanto. Tiene varios locales en Londres:para mi gusto el mejor el de 8-13 Bird Street.

101 Thai Chicken – Otro tailandés fabuloso. Se encuentra por la zona de Hammermith (352 King Street) y aunque sea más modestito que el Busaba,la comida es fabulosa. Casi siempre hay tailandeses cenando allí:por algo es.

Thai Café & Restaurant – En la zona de Victoria (22 Charlwood Street). Aunque cierra un poco pronto,algo más tarde de las 22,00, la relación calidad-precio es excelente. Tienen menús de entrante, principal y bebida por poco menos de 20 euros.

Comer en Brick Lane

Uno de mis sitios favoritos para comer en Londres.Está muy cerquita de Liverpool Station y es uno de mis barrios preferidos.Lo que hace años era un mercado de patatas,hoy en día es uno de los mercadillos más vibrantes de la ciudad.Pero aquí no sólo vas a encontrar tiendas: además ofrecen una oferta culinaria fantástica.Destaca el Boiler House Food Hall, con un montón de puestos de comida asiática (deliciosa y muy barata).En mi opinión es el mejor sitio de Londres para degustar comida hindú:la comunidad india es aquí tan abundante que los nombres de las calles también se ponen en devangari,no obstante a este área se le conoce cariñosamente como Banglatown. Los que conozcáis Madrid,os recordará a lo que ocurre con los restaurantes hindúes de Lavapiés,donde los camareros casi te fuerzan a que entres a sus locales.Pues aquí casi lo mismo, la competencia es atroz.En cualquier caso,compensa la “presión”:es el mejor lugar para atreverte con la gastronomía de India y Bangladesh.En el número de Brick Lane 12 tienes el Bengal Cuisine: bueno y barato.Y también muy reseñable el Meraz Café.

Y unas cuantas recomendaciones más…

Mamuska Unit 233, First Floor, Elephant & Castle Shopping Centre . Un restaurante polaco francamente estupendo con platos que rondan las 5 o 6 libras.Abre todos los días de la semana. Fabulosos entrantes por sólo 3 libras (las sopas son espectaculares).

Byron Hamburgers Es una franquicia con locales repartidos por todo Londres.La mejor carne de Escocia a poco más de 7 libras la hamburguesa.

Mazi Exquisita comida griega a precios asequibles. 12-14 HIllgate Street.

Leong’s Legend Fans de la gastronomía asiática,estais de enhorabuena.Y es que a poca distancia de la parada de Leicester Square se halla este restaurante taiwanés en el que puedes comer por unas 10 libras. Preparan uno de los dim sum más sabrosos que he probado jamás.

Pho En mi opinión,uno de los mejores vietnamitas de Londres.Personal amabilísimo y platos aún mejores.Tienen varios locales repartidos por la capital.

Wagamama Más que un restaurante, digamos que son varios. Wagamama es una cadena de comida japonesa que no por el hecho de ser franquicia ofrece fast food sin calidad ninguna;muy al contrario,sus productos son frescos y la carta variada.Tienen esparcidos locales por toda la ciudad.

Koshari Street Un egipcio donde no sólo podrás degustar las delicias más típicas de El Cairo (como el koshari que da nombre al restaurante) sino también excelente comida libanesa.Sopas a partir de 2,95 libras y ensaladas a partir de 4,50.56 St Martin’s Lane.

Attendant Intenta ir prontito porque siempre está lleno.Ubicado en un subterráneo que antiguamente era un baño público (aún se conservan los urinarios victorianos originales),hoy ofrece café artesanal,un buen surtido de pastelería y su tradicional souffle de queso cheddar.27a Foley Street.

Scandinavian Kitchen Amantes de la comida escandinava:estais de enhorabuena.Rollitos de salmón ahumado,ensaladas nórdicas, albóndigas suecas…comer aquí te puede salir entre 3 y 9 libras.61 Great Titchfield Street.

DESGRANANDO LONDRES

¡Londres es giganteeeeeee! Pero que ello no te eche para atrás.No voy a cometer la barbaridad de decirte que en un fin de semana vas a poder ver todo (incluso yo después de montones de viajes allí tengo asumido que me quedan mil sitios por descubrir,sobre todo en una ciudad que constantemente se está reinventando).Pero con un plano detallado, buena organización y ganas de andar acapararás lo más importante.¡Vamos allá!

Antes de empezar con los diferentes barrios,hagamos un inciso para el tema transportes. Lo mejor para moverse,el metro,aunque ya te aviso que es caro,muy caro.Tanto como para que la media del precio del billete sea al cambio unos seis euros.Por ello,si vas a estar varios días y vas a usar el metro a menudo,es recomendable que te hagas con la Travelcard,que permite trayectos ilimitados durante un día o una semana.La de siete días sale por algo más de 30 libras pero en mi opinión merece bastante la pena.Puedes adquirirla en las mismas taquillas del metro.Y,sobre todo,tened en cuenta por las zonas que os vais a mover,ya que estas tienen diferentes precios.En cuanto a los autobuses,la Travelcard también os sirve.Y no os cortéis de moveros por la noche.Londres,al igual que Nueva York, es conocida como la ciudad que nunca duerme y hay una extensa red de autobuses nocturnos.

Y hablando de buses,he leído hace unos días que el ayuntamiento se plantea erradicar uno de los grandes símbolos londinenses:los double decker,los autobuses rojos de dos plantas.La excusa es su baja rentabilidad económica pero con su desaparición se perderá uno de los transportes más entrañables de toda Europa y que llevan funcionando la friolera de siglo y medio.Si aún funcionan cuando viajes a Londres,no pierdas la oportunidad de darte una vuelta en uno de ellos:es una experiencia preciosa.

lon3

West End

Hay un 99% de posibilidades de que comiences tu recorrido turístico en este distrito.Aquí se concentra la vida comercial londinense,la mayor parte de los cines,restaurantes y teatros y algunos de los puntos más representativos de la capital inglesa.Vibrante tanto de día como de noche,acoge algunos de los lugares que no debes dejar escapar:

Big Ben

Indudablemente,la imagen más conocida de la capital británica,esa que aparece en cualquier postal que se precie.Es el reloj de cuatro caras más grande del mundo,con una altura que se va hasta más allá de los 60 metros.Lamentablemente,su visita está restringida a los extranjeros e incluso los locales se las ven y se las desean para verlo por dentro,ya que hay que solicitar el permiso con bastante antelación.No obstante,siempre puedes fotografiarte con él de fondo y guardar esa bella instantánea para la posteridad.

Palacio de Westminster

Pegadito al Big Ben y también conocido como el Parlamento,donde se hallan la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores,éste sí se puede visitar para presenciar los debates políticos,aunque prepárate para aguantar unas colas de órdago. Si vas en verano,durante dos meses se realizan visitas guiadas,aunque también hay que reservarlas.

Abadía de Westminster

Una auténtica preciosidad.Y sí,merece la pena (y mucho) pagar las 16 libras de entrada (lo mejor es que vengas por la mañana ya que abre hasta las 15,30). Casi todos los monarcas ingleses han sido coronados en su interior,que está plagado de capillas y las tumbas de algunos de los personajes más relevantes de la historia de Gran Bretaña,caso de la reina María Estuardo, Isaac Newton,Rudyard Kipling y Charles Dickens.El interior de la abadía es realmente asombroso,con lugares muy entrañables como el rincón de los poetas o el pasillo de los músicos.

Catedral de Westminster

No confundir con la abadía,aunque la catedral, obviamente, tenga también su importancia, no vayamos a quitarle méritos.Esta es la sede de la iglesia católica inglesa y aunque su valor religioso y cultural esté fuera de toda duda,lo cierto es que,al igual que la Sagrada Familia barcelonesa, es una obra inconclusa que no se finalizó por falta de presupuesto.Aún así,es un edificio notable que pasa desapercibido para muchos viajeros:que no sea tu caso.

London Eye 

Esta noria gigantesca se ha convertido ya por derecho propio en uno de los símbolos más reconocibles de Londres. En mi opinión el precio de la entrada por subir a una de sus cabinas bastante desorbitado (casi 20 euros) pero para gustos los colores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Trafalgar Square

La Plaza de Trafalgar tiene mucho que ver con nosotros los españoles. Y es que se construyó hace casi dos siglos para conmemorar la victoria de las tropas británicas frente a las nuestras en el Cabo de Trafalgar en Cádiz.El centro de esta inmensa plaza,donde los londinenses suelen vivir sus celebraciones,sobre todo la de Año Nuevo, está presidida por la Columna de Nelson,en homenaje al almirante Nelson,uno de los marinos más célebres de la historia naval. Nelson otorgó a Inglaterra algunas de las victorias más sonadas de la historia del imperio británico,no sólo la de Trafalgar,sino también otras muchas en el Caribe,el Mediterraneo e incluso doblegó a Napoleón en Egipto en la batalla del Nilo.Es uno de los personajes de los que más orgullosos se sienten los ingleses y como tal,es lógico que ocupe una posición predominante en la fisionomía de Londres.Su imagen está íntimamente asociada a Trafalgar Square,así como la de las palomas,que contadas por miles,han supuesto un serio problema para el ayuntamiento por la cantidad de suciedad que dejan tras de sí (recuerda que está totalmente prohibido darlas alpiste).En una esquina de la plaza también tienes una de las iglesias más importantes de Londres,la de St Martin-in-the-Fields, conocida por sus labores humanitarias con los vagabundos y personas sin hogar.

National Gallery

El museo más prestigioso de Londres significa para la ciudad lo mismo que para los madrileños nuestro Museo del Prado (aunque,barriendo para casa,hay que reconocer que el Prado a día de hoy continua siendo la pinacoteca más importante del mundo).Lo mejor de todo es que si quieres ver las 2.500 pinturas que se exponen,la entrada es totalmente gratuita (horario de 10:00 a 18:00, los viernes abren hasta las 21:00). Entre sus obras más destacadas,”La Venus del espejo” de Velázquez, “La Virgen de las Rocas” de Leonardo da Vinci (su hermana casi gemela se encuentra en el Louvre parisino),”Venus y Marte” de Botticelli,”Baco y Ariadna” de Tiziano y,por supuesto,”Los girasoles” de Van Gogh (hace sólo unos meses se consiguieron exponer juntos aquí éste y otros “girasoles” de Van Gogh, recuerda que hay cinco bocetos de “Los girasoles” desperdigados por diferentes museos del mundo).

Oxford Street

La calle más comercial de la ciudad desde la época de la reina Victoria.Allí destacan Selfridges, unos inmensos almacenes con columnas romanas donde se enorgullecen de haber sido la primera tienda de Londres en la que se vendió la primera televisión en color. Pero no son los únicos grandes almacenes de esta vibrante avenida, también puedes encontrar John Lewis o Mark & Spencer:todos tienen en común los “food hall”, salas dedicadas exclusivamente a productos gourmet donde podrás toparte con auténticas delicatesen, sobre todo en lo que a chocolatería se refiere. Oxford también es el lugar idóneo para llevarte souvenirs de recuerdo (ya sabes, imanes con la figura del Big Ben o huchas en forma de cabina telefónica color carmesí). Las tiendas de esta calle son mucho más asequibles para el bolsillo que las de la cercana Regent Street, donde se agolpan las grandes firmas como Armani, Hugo Boss o Lotus, aunque es muy recomendable que te pases a ojear la inmensa sede de Apple Store y babees con los últimos lanzamientos en informática.

Piccadilly Circus

Probablemente, la plaza más concurrida de toda la ciudad, punto de reunión de la juventud británica.Muchos la conocen cariñosamente como “la plaza de la luz” debido a sus pantallas gigantescas y sus luces de neón,y como curiosidad añadir que antiguamente se llamaba Portugal Street.Uno de los lugares indispensables a visitar, sobre todo para los melómanos como yo,era la Tower Records,una inmensa sucursal de la franquicia norteamericana que,desafortunadamente, acabó desapareciendo (pese a que la comprara Virgin) como tantas otras tiendas del grupo empresarial,que acabó declarándose en bancarrota.Lo mismo ocurrió en esta zona con la otra gran tienda de discos HMV,que parece no ha podido resistir el auge de la piratería musical.Una auténtica lástima.

london6

En Piccadilly se encuentra otra de las imágenes londinenses más conocidas,la estatua de Eros,el dios griego del amor.También se halla aquí uno de los teatros más míticos de Londres, el Criterion (que,curiosamente,es subterraneo),con una capacidad de 600 butacas y donde se llevan representando obras, principalmente comedias, desde hace casi 150 años.Muy cerquita tienes el London Pavilion,un edificio de impresionante fachada que a lo largo de su historia ha servido como music hall, sala de cine y centro comercial.

La City

La parte más antigua de Londres y en la actualidad sede del distrito financiero. Sufrió incendios devastadores hace siglos pero ha logrado sobrevivir al paso del tiempo y es aquí donde se mueve principalmente la economía londinense. Destaca precisamente el monumento dedicado al incendio de 1666, con una columna dórica gigantesca, la torre Swiss Re (un edificio futurista al que los londinenses conocen cariñosamente como El Pepinillo), la bonita Catedral de San Pablo y el Museo de Londres. No dejes tampoco de fotografiarte en la St. John’s Gate, para mi gusto uno de los rincones más bonitos de la ciudad.

Soho

Nos vamos al barrio más vibrante de todo Londres (y también mi favorito dentro de la capital británica).Antiguamente,era un coto de caza para la familia real y de ahí precisamente proviene su nombre,ya que se utilizaba la palabra ¡soho! para alertar de la presencia de un zorro. Posteriormente,el Soho se dividiría en parcelas y empezaría a llenarse de familias de la aristocracia,que serían relevadas a mitad del siglo XIX por multitud de artistas, época en que también empezaron a hacer su aparición los teatros, prostíbulos, pubs y restaurantes,manteniendo la faceta lúdica tan característica hasta la actualidad.Algunos de los “vecinos” más ilustres del Soho han sido Karl Marx (quien vió morir en el número 28 de la calle Dean a tres de sus hijos), Mozart e incluso el seductor más famoso de toda la Historia: Casanova.

El Soho,además,es el barrio gay de Londres,por lo que ese aura medio fashion / medio kitch es algo que se respira desde el primer momento que pones los pies en este vecindario. Peluquerías donde te ofrecen los peinados más extravagantes, tiendas de ropa sólo para los más atrevidos, sex shops, salas de espectáculos eróticos, librerías especializadas… La calle homosexual por excelencia es Old Compton Street aunque en los últimos tiempos,hay otro barrio que está haciendo la competencia al Soho en ese sentido. Se trata de Vauxhall, que aunque está algo más alejado del centro, se encuentra también repleto de saunas y discotecas orientadas a público homosexual.

lon7

Pero si el Soho es mi zona preferida de Londres, es precisamente por su ambiente musical. Aquí se inauguró a finales de los años 50 el primer club de rock de la ciudad, el 2i’s Coffee Bar,que funcionó hasta 1970,así como el mítico Whisky a Go Go (no confundir con el de Los Angeles),done tocaron músicos tan célebres como Jimi Hendrix.Y es que sin el Soho no podría entenderse el rock de antes ni de ahora:su escena marcó un antes y un después en la historia de la música. En este barrio dieron los Rolling Stones la primera actuación de su carrera en el inolvidable Marquee (hoy cerrado), los Sex Pistols vivieron en Denmark Street (donde además grabaron sus primeras demos) e incluso podrás fotografiarte en el número 23 de Heddon Street,el lugar elegido por David Bowie como portada de su disco más brillante, “Ziggy Stardust”. Por cierto,y hablando de Bowie, en la mencionada calle Denmark se encontraba The Giaconda Dining Room, el café donde Bowie solía reunirse con Marc Bolan:actualmente hay justo al lado un nuevo local de los dueños fundadores que pretende rememorar dicha época gloriosa.

En cuanto a tiendas de discos,es una auténtica pena que ya no esté en activo Shades Records,la que en mi opinión ha sido la mejor tienda de todo Londres. Cerró en 1992 y recuerdo que la primera vez que la visité me volví completamente loca y salí cargada de vinilos;recordad que por aquel entonces había muchos discos que era imposible encontrar en España y no existía aún la venta por internet. Eramos muchos los que aprovechábamos nuestras escapadas a UK para volvernos cargados de discos y ropa. La pena es que en el Soho,con los años,cada vez quedan menos tiendas de discos interesantes pero aún así es el mejor lugar de Londres, junto a Camden, para encontrar muchas rarezas musicales.Y hablando de música,y ya que estás en el Soho, intenta pillar algún concierto interesante en The Borderline (está en Orange Yard y aunque es pequeñita,para mi gusto tiene un ambiente fabuloso) y pásate a tomar una copa por The Intrepid Fox, en mi opinión el mejor pub de rock de los últimos años de la escena londinense.Y aunque no esté en esta zona sino por Highbury, te recomiendo que tampoco te pierdas la agenda de The Garage,otra de mis salas favoritas,que tan bien ha sabido conservar la atmósfera punk de los 70s. La verdad que ir a ver conciertos en Londres es una pasada,ya sea en salas pequeñitas como estas o en locales gigantescos como el Hammersmith o el Wembley Arena,donde también he tenido ocasión de presenciar conciertos completamente inolvidables!

Y un último apunte:en Charing Cross Road, esa entrañable calle atiborrada de librerías, se encuentra el que probablemente sea mi pub favorito de Londres, The Royal George. lo descubrí siendo una adolescente en mi primer viaje a Inglaterra y desde entonces siempre que paso por Londres intento dejarme caer por allí a tomar un par de pintas. También está una de mis librerías favoritas, Stanfords, la que está considerada la mejor librería de viajes del mundo y que funciona desde 1853. Desde allí,te puedes ir dando un paseíto por Covent Garden, otro de los rincones más bonitos de Londres, con sus mimos y artistas callejeros, su preciosísimo mercado,donde también podrás tomar un cafecito en alguna de sus pintorescas terrazas (ojo que no son baratas!) y admirar la Royal Opera House. Y si lo tuyo es el rock, pásate por God sabe the Cream, una curiosa heladería situada en 15 Maiden Lane, es una pasada!

Chinatown

Ya sabéis lo que adoro Asia, asi que lógico que éste sea uno de mis rincones londinenses favoritos.Ubicado cerca de Leicester Square, aunque no es tan grande como los de Nueva York o San Francisco,sí es prácticamente igual de antiguo,ya que Londres siempre ha atraído a muchísimos inmigrantes asiáticos, sobre todo a hindúes de las antiguas colonias. Lo único que el antiguo barrio chino, fundado hace dos siglos, se encontraba más cerca del puerto, y el actual se trasladó aquí a principios de los años 70. La comunidad china había crecido exageradamente después de la Segunda Guerra Mundial y fueron muchos los chinos residentes en Hong Kong que decidieron mudarse a vivir a Londres aprovechando que Hong Kong era una semi-colonia británica.

Los mejores restaurantes chinos,que han sustituido a los antiguos fumaderos de opio, obviamente, se encuentran aquí.Muchos de ellos ofrecen la opción “all you can eat”, buffets libres para que puedas probar todo lo que se te antoje. ¿Mis restaurantes favoritos? El Four Seasons, que tiene fama de preparar el mejor pato laqueado de todo Londres y se encuentra en la calle principal, Gerrard Street, y algo más modesto,el Golden Dragon. De todos modos, tienes cerca de un centenar de restaurantes para escoger,aparte de las decenas de supermercados asiáticos sonde podrás encontrar un montón de productos de importación a precios asequibles.

lon8

Si vienes en Enero o Febrero, podrás disfrutar de las multitudinarias celebraciones del Año Nuevo Chino y recuerda que cada dos años,en el mes de Agosto, se celebra el evento Night of the Sevens, lo que equivaldría a nuestro San Valentín.Aunque Chinatown ocupe sólo un par de calles, lo cierto es que es un lugar indispensable en cualquier viaje a la ciudad del Tamesis.

Y una nota más: aunque no esté en Chinatown, y ya que mencionamos Asia, os recomiendo que si vais por la zona oeste de Londres, por Wimbledon, os acerquéis a ver el Buddhapadipa Temple, el único templo tailandés que hay en toda Europa.

Tower Bridge

Y hablando del río Tamesis, nos vamos al Puente de la Torre, el Tower Bridge, uno de los puentes más famosos del mundo junto al Golden Gate de San Francisco y el Brooklyn Bridge de Nueva York. Éste fue uno de los primeros puentes de la ciudad y vino a echar un cable (y nunca mejor dicho) al más importante de los que unían una orilla con otra,el Puente de Londres. Hoy en día es una de las arterias principales de la ciudad (aparte de los coches,más de 40.000 peatones lo cruzan a diario). Si vienes a Londres, tienes que dar un paseo por aquí sí o sí. Y si tienes un ratito, entra a ver por 8 libras la exposición que recorre su historia.

london9

Palacio de Buckingham

¿Qué sería de una escapada londinense sin presenciar el célebre cambio de guardia? La residencia oficial de la familia real británica (amada y odiada a partes iguales por sus súbditos) es uno de los lugares más visitados de Londres,principalmente por dicho cambio de guardia de la Guardia de la Reina,que es de lo más vistoso. De Mayo a Julio se realiza a diario a las 11:30 y el resto del año en días alternos (siempre y cuando no llueva). La ceremonia dura aproximadamente unos 40 minutos,se realiza en el patio delantero frente a la puerta de acceso y es mejor que llegues con algo de tiempo para que la cantidad de gente que se congrega no te impida admirarla con comodidad.Las estaciones de metro más cercanas son Victoria y Green Park.

En cuanto a la entrada a palacio, sólo se puede visitar en Agosto y Septiembre.La entrada para el Buckingham Palace y los Salones de Estado cuesta 19 libras, si además quieres añadirle las Cocheras Reales y la Galería de la Reina el precio ronda las 34 libras esterlinas.

Palacio de Kensington

El otro gran palacio de Londres es el Palacio de Kensington, también residencia de la familia real (era donde vivía la princesa Diana,a la que en el mismo palacio hay dedicada una exposición permanente,aparte de otra de la Reina Victoria).También se puede disfrutar de los jardines y se tiene la oportunidad de tomar el té de las 5 en uno de los cafés más famosos de Londres, The Orangery. La entrada cuesta 14 libras. No dejes de pasear tampoco por los Kensington Gardens porque también son una preciosidad.

Hyde Park

Cerca del Palacio de Kensington nos topamos con el parque más grande Londres (140 hectáreas),Hyde Park, con su bonito lago Serpentine plagado de patos y cisnes. Con buen tiempo, Hyde Park es un lugar ideal para pasear o tumbarse en sus praderas.Y ni se te ocurra volver a casa sin haber visitado el Speaker’s Corneruno de los lugares más curiosos de Londres:el Rincón del Orador,situado cerca del monumento Marble’s Arch (arco bajo el que antiguamente sólo podía pasar la familia real) hoy en día es un punto de reunión para todo aquel que quiera expresar sus quejas o soltar sus sermones,la policía suele ser bastante tolerante mientras no se insulte a nadie. El Speaker’s Corner refleja la lucha de la clase obrera londinense a lo largo de la Historia,han sido muchas las manifestaciones aquí organizadas para exigir derechos,sobre todo laborales,y de aquellas brasas nos queda el “derecho a hablar” del que los oradores del siglo XXI continúan haciendo gala,en lo que es una oda absoluta a la libertad de expresión.

Bloomsbury

Una de las zonas londinenses más señoriales, donde destaca la Universidad y sobre todo el Museo Británico. La entrada, al igual que la de la National Gallery, es gratuita y te permite admirar más de siete millones de objetos. Yo le tengo un poco de tirria por la cantidad de restos arqueológicos que han robado a Egipto y Grecia y que ahora exhiben tan orgullosamente y sin ningún tipo de pudor.

En Bloomsbury también se encuentra el Dickens House Museum, en homenaje al gran Charles Dickens. La entrada cuesta 7 libras y abre hasta las 17,00 de la tarde.

East End

Aquí se encuentra Brick Lane, el bullicioso barrio hindú del que os hablé anteriormente en el apartado gastronómico. Es una buena zona no sólo para comer sino también para compras, sobre todo en Petitcoat Lane. Para los que os guste el turismo siniestro, en el barrio de Whitechapel podéis recorrer los lugares donde Jack el Destripador asesinó a siete prostitutas a finales del siglo XIX. En el 84 de Commercial Street aún se encuentra The Ten Bells, uno de los lugares que solía frecuentar el asesino más conocido de las islas británicas. Y hablando de Jack el Destripador, otro lugar muy recomendable para los amantes de sensaciones fuertes es el London Dugeon, cerca de la estación de London Bridge, un museo-casa de los horrores (entrada 23 libras) donde mientras recorres diferentes criptas podrás conocer un poco más de las historias más macabras de Londres.

Chelsea

Siempre asociamos su nombre a uno de los equipos de fútbol más famosos de Londres. En uno de sus barrios más conocidos, Notting Hill, fue donde me quedé la primera vez que viajé a Inglaterra. Los sábados por la mañana no debes perderte uno de los mercadillos más importantes de Europa, el de Portobello, y para los que seais fans de la película de Hugh Grant, en Westbourne Park Lane se encuentra la casa ficticia del protagonista. Si viajas en Agosto, podrás disfrutar del carnaval.

Camden Town

Tengo que reconocer que la primera vez que visité el mercadillo de Camden hace más de dos décadas me pareció el paraíso: cientos de tiendas de segunda mano, ropa, discos… Sin embargo,con el paso de los años esa atmósfera que tan bien rememoraba la explosión punk del ’77 ha ido dejando paso a un ambiente bastante más artificial y Camden cada vez más me parece una zona orientada para turistas que ha perdido mucha de su autenticidad de antaño. Ya no es tan fácil encontrar gangas como las de antes pero aún así,si ninca has estado en Londres, no puedes irte de aquí sin haber deambulado unas horas por Camden Town.

lon10

En esta zona se encuentran también algunos museos interesantes como el Museo Madame Tussaud, el museo de cera más antiguo del mundo (entrada 24 libras), el Planetario (entra dentro del ticket del Madame Tussaud) o el Museo de Sherlock Holmes (entrada 6 libras, te recuerdo que hay también una estatua de Sherlock Holmes a la salida de metro de Baker Street y en el 221 de dicha calle se encuentra un pub temático en honor de este famoso detective de ficción). En cualquier oficina de turismo podéis solicitar un folleto con el recorrido y así evitaros pagar el dineral que piden las agencias por las visitas guiadas.

Brixton

Otro de los barrios más cosmopolitas de Londres, donde vive una gran parte de la comunidad africana. Los melómanos podéis acercaros a ver el Brixton Academy, lo que era antiguamente el Astoria, uno de los locales más míticos de la ciudad. Cerca se encuentra el Brixton Market, ideal para encontrar productos exóticos. Aunque Brixton es un barrio que a principios de los 80 destacó por sus protestas sociales (recordemos los disturbios de 1981) a día de hoy se está aburguesando poquito a poco. Y una recomendación más: pásate a comer por Brixton Village, un antiguo mercado que actualmente está hasta arriba de restaurantes buenos, bonitos y baratos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s