Lo que las compañías aéreas no te cuentan

 

avion

Aunque llevemos la mayor parte de nuestra vida cogiendo aviones y sean una parte más de nuestra vida diaria, no nos equivoquemos: hay muchos secretos de las aerolíneas que nos son ajenos, basicamente porque las compañías aéreas son las principales interesadas en que no los sepamos. Sin embargo, hace un tiempo la web Reddit publicaba un sorprendente artículo, confeccionado a partir de declaraciones de sus propios usuarios, mediante el cual nos ponían al día de prácticas habituales dentro de los aviones pero la mayoría desconocidas para los pasajeros. Y no, las declaraciones no vienen precisamente de los clientes sino de trabajadores anónimos de las aerolíneas que han querido desvelar algunas incógnitas que ignoramos a la hora de volar.

Primer ejemplo: si quieres escuchar música o ver las películas que te ofrecen durante el viaje, lleva mejor tus propios auriculares. Los que te brinda la compañía no son nuevos sino reciclados; los que han sobrevivido al vuelo anterior, se “limpian” y se reciclan. Las aerolíneas argumentan que están perfectamente esterilizados pero han sido varios los clientes que se han quejado de que dicha limpieza no era precisamente metódica. Si eres escrupuloso, olvídate de ellos. E incluso de las almohadas y mantas que nos dan para los vuelos intercontinentales y que no están tan limpias como parecen.

Otra de las cosas de que se quejan las azafatas es que los contenedores donde nos sirven el café y el agua para el té se lavan menos a menudo de lo que la mayoría desearíamos. En muchos casos, no se suministra a las trabajadoras material necesario para limpiarlos, por lo que se limitan a enjuagarlos y volverlos a rellenar: quizás ese sea el motivo de que el café de los aviones sepa a matarratas. Además, el menú que se sirve a  los pilotos es diferente: la razón que se da es que es para evitar intoxicaciones alimentarias. Nos parece estupendo porque nadie quiere ver a un piloto desmayado en la cabina, como si estuviéramos en la película “Aterriza como puedas”, pero esto implica una segunda lectura: si hay riesgo de que uno de los dos menús esté intoxicado, esto afecta también a los pasajeros que lo hayan comido.

Los cuartos de baño tampoco son tan seguros como creemos. Por razones de seguridad, hay una clavija que desbloquea el baño del WC para que, por ejemplo, nadie pueda encerrarse dentro con un artefacto explosivo. En cuanto a los candados que muchos ponéis en vuestras maletas, son inútiles (por ese motivo yo dejé de usarlos hace años): en muchísimos controles se rompen adrede para inspeccionar los equipajes. Y tampoco hay que ser Einstein, en la mayoría de los casos pueden abrirse con un simple lapicero. Por ese motivo, siempre insisto en lo mismo: nunca lleves en la maleta que facturas artículos de valor considerable. Es mejor que los guardes en tu bolsa de mano, de la que nunca te separas.

Si viajas con mascota, un consejo: cuélgale al cuello una chapita con su nombre. Perros y gatos suelen viajar totalmente aterrorizados y las azafatas lo único que pueden hacer es consolarles llamándoles por su nombre. En el tema de transporte de animales, aún queda mucho por avanzar: se les obliga a permanecer en las pistas sin cascos protectores que mitiguen el ruido, desgraciadamente son contínuos los casos en los que los transportines se extravían o, en el peor de los casos, los animales fallecen por un nulo cuidado de los trabajadores.

Mascarillas de oxígeno: aunque parezca que nos van a salvar la vida, en realidad sólo proporcionan oxígeno suficiente para 12 minutos, lo que los pilotos tardarían en descender a una altitud de seguridad de 10.000 pies. Y aunque por fortuna ni siquiera nos percatemos, muchos aviones son alcanzados por rayos a mitad de vuelo. Aunque estén preparados para ello y sea algo habitual, es un hecho que prefiere esconderse a los pasajeros. Como el hecho de que en vuelos de varias horas, uno de los pilotos generalmente va dormido. Tampoco esto otorga excesiva tranquilidad a los que tenéis miedo a volar. Sin embargo, quizás sí lo haga saber que un avión es capaz de volar sin problemas pese a que se estropee uno de los dos motores y que incluso en el caso hipotético de que fallaran los dos, el avión podría planear durante 80 kilómetros hasta encontrar un lugar apto para un aterrizaje de emergencia.

En cuanto a los derechos de los pasajeros, aquí también nos enfrentamos a diferentes dilemas. ¿Sabías que muchas compañías tienen la mala práctica de anular el vuelo de vuelta si no has utilizado el de ida? Aunque en España hace tiempo que se declaró esta práctica ilegal, muchas compañías se siguen acogiendo a las “clausulas noshow” para negar el embarque a un pasajero que, por poner un ejemplo, haya perdido el vuelo de ida Madrid-Sevilla, haya llegado en tren a la ciudad y ahora quiera utilizar su vuelo de vuelta. Recuerda además que según establece AENA, si tu vuelo tiene un retraso de tres horas como mínimo, tienes derecho a bajarte del avión y a que se te reembolse el dinero pese a que la compañía sólo te ofrezca un cambio de billete. Otra cosa es que luego las aerolíneas argumenten que han hecho todo lo que han podido para evitar dichos retrasos y los pasajeros se cansen de esperar reclamaciones que no son atendidas. Además, las aerolíneas se autoprotegen incrementando en la teoría la duración del vuelo hasta 45 minutos para curarse en salud. No será la primera vez que te sorprendas porque has aterrizado bastante antes de lo previsto. Ahora ya sabes el motivo.

Las huelgas de trabajadores, ya sean controladores, azafatas, pilotos o transportistas, son también responsabilidad de la compañía y dan derecho a compensación económica (que, te recordamos, ha de ser en euros, no en vales o alguna otra moneda). También tienes derecho a compensación por overbooking: a mí una vez, volviendo de Canadá, me compensaron con 300 euros por cambiarme a un avión que salía sólo dos horas más tarde. Y un apunte más: hay muchas aerolíneas que permiten stopover gratuitos, una escala de más de 24 horas entre vuelo y vuelo que te permita hacer turismo en la ciudad de turno. Algunas de ellas son Turkish Airlines (Estambul), Japan Airlines (Tokio y Osaka), Icelandair (Reykjavik), Singapore Airlines (Singapur), Royal Jordanian (Amman), Finnair (Helsinki), Air China (Beijing), Air New Zealand (Auckland) y Emirates (Dubai).

Y un último consejo para los que viajais con instrumentos: si no lo facturas y te presentas con él en la puerta de embarque, probablemente te obligarán a llevarlo en la bodega pero te asegurarás que tu guitarra sea la última en entrar y la primera en salir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s