CUBA – 2006

Una de las cosas que más me gusta a la hora de ponerme con el blog de viajes es que me obliga a revivir recuerdos que se te quedan ahí escondidos en el subconsciente.Según pasa el tiempo después de viajar a algún lado,a veces se pierden en la bruma de la memoria muchos datos de los lugares por donde hemos pasado y esta es la mejor manera de reavivarlos.Eso me está ocurriendo con este viaje a Cuba,ya que echando cuentas me he percatado de que hace la friolera de seis años de mi viaje a la isla.Asi que he sacado mis guías de la estantería para volver a rememorar nombres,sitios y caras y me da la satisfactoria sensación de estar viajando allí por segunda vez…

 

cub1

 

La verdad es que este es uno de los pocos viajes que he hecho casi por casualidad y sin apenas prepararlo. Bueno,esto no es del todo cierto.Llevaba bastantes años leyendo libros sobre Cuba,así como blogs de otros viajeros,y era algo que tenía en mente hacer con el tiempo.Sin embargo,coincidió que tenía un par de semanas libres entre Mayo y Junio y decidimos aprovechar para escaparnos fuera pero esta vez saltándome la norma de saber con mucha antelación el destino elegido (soy así de maniática,me encanta preparar mis viajes a conciencia!). Asi que empecé a ojear las ofertas de última hora en internet y de repente me topé con un viaje de último minuto de 9 días a La Habana por 600 euros.Es cierto que siempre me gusta pillar yo a mi rollo vuelos,hoteles y demás.También es verdad que me hubiera gustado ir más días.Pero sinceramente,quería visitar Cuba antes de la muerte de Castro,algo que puede ocurrir en cualquier momento,y siempre habría tiempo para volver otra vez,porque me quedé con las ganas de conocer sobre todo Santiago de Cuba,ciudad que se encuentra en mejor estado de conservación que La Habana.Para empezar,empecé a buscar avión para las mismas fechas y sólo por el vuelo ya me clavaban 500 euros.Y para seguir,en realidad no era un viaje organizado sino un paquete de vuelo+el hotel que tú eligieras. En cuanto al alojamiento,aparte de que no quería quedarme en la zona de El Vedado,que es la zona residencial donde se agolpan la mayoría de los hoteles,en una especie de micromundo para turistas que poco tiene que ver con el ambiente de La Habana real del día a día (aquí es donde vivían los estadounidenses ricos antes de que triunfara la revolución,aunque es recomendable que visiteis el Hotel Nacional y el Habana Libre),se me ofrecía la posibilidad de entre varios hoteles,escoger el Ambos Mundos,en plena Habana Vieja,del que os hablaré más adelante.Asi que nos liamos la manta a la cabeza,en diez minutos lo contratamos y cuando pagué,pensé “ahi va!que me voy para allá en sólo dos semanas!” Asi que a preparar todo deprisa y corriendo pero eso también es lo bonito de la improvisación!!

 

cub2

 

Otra de las razones que nos empujaron a elegir Cuba es que tenemos una amiga cubana que vive en pleno corazón de La Habana.Podríamos habernos quedado en su casa pero sabiendo las carencias que sufre la población en general,preferimos quedarnos en un hotel,aunque la viéramos todos los días.Desde aquí quiero agradecer a Milaydis,una persona excepcional como pocas,que nos acercara a la Cuba de verdad,a sus gentes,que nos mostrara muchísimas cosas que se pierde el viajero cuando llega a este maravilloso país.Y es que Cuba,pese a la proximidad de los cubanos,su hospitalidad,su ansia por hablar con quien sea y donde sea (Mila nos relataba como intentar leer un libro en un parque es tarea imposible;siempre hay alguien que se te acerca a darte palique),tiene al mismo tiempo el inconveniente de exhibir en su código penal un delito que se llama “acoso al turista” y que pone en muchas ocasiones trabas a la relación con los locales.A menudo,ví a policías exigiendo la cartilla de identificación a cubanos que hablaban con extranjeros.Me pareció tristísimo.Por ese motivo,que Mila nos presentara a sus amigos,nos hicieran de guías,nos acogieran en sus casas,ofreciéndonos la poca comida que tenían,nos metieran en la Cuba que no venden los folletos turísticos,fue una experiencia impagable.E inolvidable también.Gracias,Mila,por tu hospitalidad y por tener un corazón tan grande.

 

Todos los trámites de visado y demás nos lo gestionaron la misma gente de Atrapalo,asi que fue un engorro que nos quitamos de encima.El vuelo,directo desde Madrid y si no recuerdo mal,dura como unas 11 horas.Tuvimos la suerte de que estuviera despejado y ver desde el avión la imagen embriagadora de las Bahamas.A miles de metros de altura,es algo espectacular.

 

Llegamos a Cuba cerca de las nueve de la noche.Y os aseguro que he visto pocas aduanas tan surrealistas como la de La Habana.Colas kilométricas de viajeros (creo que tardamos como una hora en pasar,sus policías son igual de estrictos o más que los yankees) y mientras tanto,yo ensimismada con el espectáculo.Mientras las paredes estaban cubiertas de carteles con la leyenda No Fumar (obviamente,es un aeropuerto) allí no sólo fumaban los viajeros sino hasta los propios policías con total tranquilidad. Mirad,yo reconozco que,como fumadora,se me hizo más amena la espera.Pero estaba asombradísima de poder fumarme un cigarro en una aduana,qué queréis que os diga!

 

Cuba es una fuente de anécdotas desde el primer momento en que pones el pie en el país.Y en mi caso,fue totalmente literal.Según salíamos del aeropuerto,se nos acercó un policía,muy serio él,y nos dice así por lo bajinis “señorita,no habrá traído usted alguna revista de España,no?” Asi que me acordé de las paranoias comunistas y de cómo hay libros y publicaciones que tienen prohibida su entrada a la isla (menos mal que no eché una biografía de Fidel Castro que estaba leyendo,que lo mismo me la consideraban subersiva).Le dije que sólo llevaba un par de revistas de viaje y cuando las iba a sacar de la bolsa,me dice “ahh no,no,esas no me interesan!me refería al “Hola”,”Lecturas”,”Diez Minutos”,ya sabe usted,las revistas donde sale Rocío Dúrcal,que a mi mujer le gustan mucho!!” Me quedé a cuadros recordando lo que me había contado una amiga que estuvo aquí acerca de lo mucho que les gustan a los cubanos las revistas de cotilleos.De hecho,es que estando nosotros allí,fue cuando falleció Rocío Jurado y no os podéis ni imaginar la que había montada,más que en España.Alucinando me hallaba!!

 

cub4

 

Una de las cosas que más choca cuando llegas a La Habana de noche es que la producción de electricidad les resulta tan costosa que quitando un par de calles en el centro cerca del Capitolio,el resto de la ciudad se encuentra completamente a oscuras,no funciona ni una farola.Ese ya es el primer indicio de la cantidad de carencias con las que se vive aquí.Por eso me revienta tanto la actitud de ciertos turistas tiquismiquis,que desgraciadamente no son casos aislados,que se quejan de que si el aire acondicionado hace ruido,que si hay desconchones en la pintura de la habitación,que si que poca variedad en el desayuno…Pues mira,si vas buscando lujo y boato,vete a Punta Cana a un resort de esos que te ponen la pulserita.Pero ser tan insolidario con la situación de esta gente me parece un insulto,sobre todo cuando ves como todo el mundo se esfuerza y se las ingenia para con lo poco que cuentan respecto a todo,intentar llevar una vida digna.

 

Comento esto porque nuestro hotel,el Ambos Mundos,pese a tener la categoría “oficial” de un tres estrellas,en la práctica en España no creo que le hubieran dado más que una.¿Y qué?¿No es preferible no tener la comodidad de un Meliá pero estar en un un auténtico hotel colonial,con su piano en el hall,sus ventiladores de techo,su ascensor (siempre estropeado!) de cierre de reja? Es verdad que quizás sus instalaciones son modestas,más aún en las habitaciones, pero tiene tantos encantos que no se pueden encontrar en otros hoteles de La Habana…

 

Por un lado,es precioso (ahí abajo le tenéis,el edificio rosado).Tiene un siglo de antigüedad (ha sido varias veces restaurado) y su huesped más ilustre fue Ernest Hemingway,quien no sólo vivió aquí sino que escribió entre estas paredes su obra cumbre “Por quién doblan las campanas?”.Hemingway es un auténtico heroe en Cuba,ya que fue alguien muy afín al régimen castrista y vivió en la isla veinte años,hasta el punto de que la habitación donde se alojó durante tanto tiempo hoy se mantiene de exposición con el mobiliario que había entonces,máquina de escribir incluída.El ganador del premio Pulitzer escribió también en Cuba “El viejo y el mar” y,a día de hoy,probablemente sea el escritor más admirado por cualquier cubano,pese a su irónico orígen estadounidense.Quien sea muy fan de su obra,puede acercarse a visitar la finca El Vigía,donde vivió varios años,a 12 kms del centro de La Habana.

 

cub5

 

Otro de los atractivos del Ambos Mundos es su ubicación,en plena calle Obispo (como una mini Gran Via versión cubana,donde hay cuatro “tiendas” en plan economato (para el cubano esta es una calle súper comercial),pero que tiene una vida increíble,por su situación en pleno corazón habanero:entre el Capitolio,la Plaza de Armas y a cinco minutos del Malecón.Aparte de esto,lo mejor es su maravillosa azotea,donde se ubica el comedor al aire libre y donde ni os imaginais lo extraordinario que era desayunar cada mañana con las mejores vistas de La Habana.Y no lo digo por decir:todos los días visitaban el hotel un montón de turistas para hacer fotos desde la azotea.Ya nos acostumbramos a verles cada mañana mientras nos tomábamos las tostadas.Incluso tengo que agradecer el buenísimo trato de todo el personal del hotel;el día que nos fuimos le compré un bote de perfume a la limpiadora y se lo dejé en la cama con una nota.Cuando llegamos,la primera noche nos metieron en una habitación interior y con la humedad que hay en el Caribe no había quien durmiera.Al día siguiente hablé con recepción y no sólo nos cambiaron a una exterior sino que encima nos invitaron a una cena en la terraza de la azotea y un par de mojitos por las molestias.

Vamos con algunos datos prácticos.En Cuba se puede funcionar perfectamente con euros o dólares pero siempre vas a salir perdiendo con los cambios,asi que en cuanto llegues,cambia el dinero en pesos convertibles cubanos (aproximadamente,un euro=un peso convertible).Este es el dinero con el que se mmueven los extranjeros;los cubanos entre sí funcionan directamente con el peso cubano,de mucho menos valor.Es siempre recomendable que lleveis encima dinero en metálico pues pese a que hay cajeros y yo saqué dinero sin problemas,si las líneas telefónicas se cortan (algo que pasa a menudo por los cortes de suministro o por tormentas) te quedas tiradísimo.Asi que mejor prevenir que curar.

 

Ni se os ocurra tampoco venir a la isla sin haber contratado un seguro médico.Yo suelo usar los de Intermundial,que aparte de económicos,no te obligan como otros seguros a adelantar tú los gastos médicos y ellos te lo reembolsan sino que tienen acuerdos con clínicas de todo el mundo y te atienden directamente en donde estés.Sobra decir que cualquier medicamento,ropa y sobre todo productos de higiene personal como tampones o champú aquí va a ser recibido con los brazos abiertos.Yo me llevé una maleta extra hasta arriba de un montón de artículos de primera necesidad para regalar.Las farmacias cubanas no tienen apenas de nada,son cuatro estanterías con tres medicinas tiradas de cualquier manera, y además son para cubanos;a los viajeros,en las “farmacias para turistas”,les pegan unos palos de impresión.Yo me tatué estando allí y gracias a Mila,que compró en una farmacia “cubana”,la crema cicatrizante me costó diez veces menos que si la hubiera comprado yo.Tened en cuenta además que la sanidad cubana,aunque pública,es tan precaria como para que los pacientes tengan que llevar al hospital su comida y su propia ropa de cama,por lo que un seguro médico os asegura que en caso de cualquier percance,os atienden en cualquier clínica privada al nivel que en España.En el caso de las personas con minusvalías o problemas de movilidad,tened en cuenta que en las calles de La Habana hau unos socavones de impresión y está muy poco adaptado a gente con sillas de ruedas.

 

Otra cosa a tener en cuenta es la época elegida para ir,ya que aunque en Cuba hace calor todo el año,en verano es época de huracanes y la sensación de humedad se multiplica.Vivir un huracán aquí no es moco de pavo.Al estar la mayoría de las viviendas en mal estado, es algo habitual que los balcones literalmente se caigan a cachos.Nosotros,pese a ir a finales de Mayo,ya notamos la ola de calor veraniega:ponte hasta arriba de protección solar.

 

cub6

 

Tema gastronomía.La comida cubana (o criolla) desgraciadamente cuenta con muy pocos ingredientes para moverse.Aquí los productos “de lujo” (pescado,marisco,verdura y,sobre todo,carne,hasta el punto de que es el propio gobierno el que controla el ganado vacuno y la carne sólo puede servirse en los restaurantes estatales) están guardados celosamente para los extranjeros y el cubano medio se las ve y se las desea para variar su alimentación con lo que da de sí la cartilla de racionamiento.La leche se les retira a los niños a los siete años (ahí sí estoy de acuerdo,yo no tomo leche desde hace muchos años y os aseguro que,como la mayoría de los cubanos,mis analisis no revelan ninguna falta de calcio),a cada familia le toca una media de un par de pollos por año y todo lo demás se reduce a poco más que arroz, frijoles, plátano frito y ensaladas.Aun así,como digo,el ingenio de los cubanos es desbordante y hacen maravillas con lo poco que tienen.El plato estrella son los moros y cristianos (arroz con frijoles) pero en algunos restaurantes también puedes encontrar ostiones (ostras con salsa de tomate y zumo de lima), langosta (bastante más insípida que la de otros países), camarones (lo que para nosotros son los langostinos),y no olvides probar la yuca con mojo,está exquisita.

 

Hablando de gastronomía,llegamos al tema “paladares”.Los paladares son restaurantes caseros de hasta doce comensales como mucho que el gobierno permitió entrar en vigor para ayudar a la maltrecha economía de las familias habaneras.Os recomiendo que os acerqueis a alguno porque tiene su encanto pero en general me parecieron caros para el nivel de vida de la isla,por lo que sólo fuimos un par de veces.Al final,acabábamos muchas noches cenando en un restaurante precioso que hay frente al Capitolio (no recuerdo el nombre,creo que era el antiguo Centro Asturiano) y donde inexplicablemente te ponían unos platos estupendos,variados y grandotes y al cambio salíamos como a seis euros por cabeza.

 

cub8

 

Vamos con las visitas,ya que mencionábamos el Capitolio,que como veis,es casi una réplica del de Washington.Para construirlo,se necesitó el trabajo de 5.000 obreros durante más de tres años y tuvo un coste total de 17 millones de dólares.En la actualidad,es el edificio más visitado de la ciudad;en el pasado,albergaba la sede del Congreso pero actualmente acoge a la Academia de Ciencias de Cuba y la Biblioteca Nacional de Ciencia y Técnica.Dentro se alza la estatua de la República,una figura de una mujer de 17 metros que la hacen la tercera escultura bajo techo más alta del mundo,después del Buda de Nara (Japón) y el monumento a Lincoln de Washington DC. Justo detrás del Capitolio se encuentra la Real Fábrica de Tabacos Partagás,también recomendable.

 

A sólo dos minutos andando de nuestro hotel se encuentra la Plaza de la Catedral,probablemente una de las más bonitas de toda América.La preside la Catedral de San Cristóbal de La Habana y fue descrita por su belleza como “música convertida en piedra”.La fachada barroca,diseñada por el italiano Borromini, luce aún mucho más cuando cae la noche,aunque te recomiendo que la visites durante la misa de los domingos a las 10:30.Cerca de la Catedral se encuentra el Palacio de los Marqueses de Aguas Claras,cuyo restaurante El Patio,con mesas al aire libre,siempre está plagado de gente.Al otro lado de la plaza tienes la Casa de Lombillo,del siglo XVIII,y el Palacio del Marqués de Arcos,que en la actualidad es la oficina de telecorreo internacional.Además,en el Palacio de los Condes de Bayona podrás visitar el Museo de Arte Colonial,dedicado al mobiliario colonial.

 

cub9

 

cub10

 

La Plaza De Armas se encontraba también a un minuto del Ambos Mundos y desde el primer día se convirtió en uno de mis lugares favoritos por su ambiente bohemio,sus puestos de libros donde te podías tirar horas y horas ojeando anticuallas (encontré algunos libros bastante interesantes acerca de la evolución del comunismo en el país y una fantástica Antología del Cuento en Cuba).En el cenro,se alza imponente la estatua de Carlos Manuel de Céspedes,quien condujo a Cuba a la independencia en 1868,y en su parte oriental el Palacio de los Capitanes Generales.También aquí se encuentra el Museo de la Ciudad,abierto de 09:00 a 18:00),el Palacio del Segundo Cabo, el fabuloso Castillo de la Real Fuerza,la fortaleza colonial más antigua de toda América (1558) y el Museo de la Cerámica Artística Cubana.

 

La Habana está repleta de plazas maravillosas,aunque la de Armas y la de la Catedral sean las más conocidas.También en la zona centro se ubica la plaza de San Francisco de Asís,con la Lonja del Comercio,y la basílica de San Francisco,que actualmente se utiliza como sala de conciertos.Tampoco hay que dejar de venir a la Plaza Vieja,del siglo XVI,que hasta 1835 fue un mercado al aire libre.Al sur de la plaza se encuentra el estrafalario Museo del Naipe y al lado el Centro de Arte La Casona.Y justo al sur de la plaza,impresionantes templos como la Iglesia y Convento de Santa Clara,la Iglesia Parroquial del Espíritu Santo (la más antigua de La Habana,de 1640,y conocida por sus criptas),el Convento de Nuestra Señora de las Mercedes y la Iglesia de San Francisco de Paula,para mí la más bonita de todas.

 

Volviendo de nuevo al Capitolio,al norte de éste tienes el Centro Gallego,antiguo club social fundado por los inmigrantes a principios de siglo y el impresionante Gran Teatro de La Habana,con 2.000 butacas y el orgullo de ser el más antiguo de toda Sudamérica.En la sala García Lorca se puede disfrutar del Ballet Nacional de Cuba (el mejor del mundo) y de la Ópera Nacional.Desde aquí puedes acercarte a ver el hotel Inglaterra y el Bulevar de San Rafael,donde vendedores ambulantes venden cualquier cosa que te puedas imaginar.Por cierto,enfrente del Inglaterra tienes el Parque Central,que ofrece un espectáculo único en el mundo.La primera vez que nos acercamos a dar un paseo,nos encontramos a una multitud de hombres y mujeres chillándose unos a otros como locos,con esa pasión tan caribeña de ellos:este es el punto de reunión para que los aficionados al beisbol vengan a defender con vehemencia a sus equipos.De verdad,es una experiencia ver las que montan en lo que ellos llaman “la esquina caliente”.

 

cub11

 

cub12

 

Otro lugar por el que es un gustazo darse una vuelta es el paseo de Martí,aunque todos los cubanos lo conocen como Paseo del Prado y me recordaba a cuando se hacía la Feria del Disco en el Paseo de Recoletos pero este comandado por pintores callejeros.El paseo data de 1770 y en mi opinión es la avenida más bonita de toda la capital;aquí se encuentran edificios imponentes como el palacio Velasco,sede de la embajada española,la Iglesia del Santo Angel Custodio o el parque de los Enamorados,donde se conserva parte de la cárcel colonial.Al otro lado de la calle,el Castillo de San Salvador de la Punta,aunque se encontraba cerrado cuando nosotros fuimos por obras de restauración.El Paseo finaliza en las cercanías del Malecón,el auténtico símbolo de La Habana.Y la verdad es que en vivo es aún más hermoso que en las fotos,pese a que a la caída de la noche se encuentre totalmente a oscuras por la falta de electricidad.Este fabuloso dique de ocho kilómetros de longitud es la arteria más viva de la ciudad,siempre llena de gente paseando o haciendo deporte,de ninos que saltan al mar desde las rocas,de buscavidas y de músicos.Es inevitable que si te alojas en La Habana,al menos bajes un rato todos los días a pasear por allí.

 

cub13

 

Esta preciosidad de aquí arriba es el parque Histórico-Militar del Morro,famoso entre los visitantes por su ceremonia del cañonazo,que se celebra a diario.El Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro se construyó en 1589,vió batallas estre británicos y españoles,la construcción del primer faro de Cuba y hoy en día alberga el Museo Marítimo.Por otro lado está la fortaleza de San Carlos de la Cabaña,de las más grandes de América,con calles empedradas y fosos;en el foso de los Laureles era donde se fusilaba a los patriotas cubanos.Los dictadores Machado y Batista la usaron como prisión militar,el Ché Guevara como su cuartel general y,sorprendentemente,hoy en día con menos turistas que El Morro,precisamente porque inexplicablemente las agencias no la incluyen en sus visitas.

 

Imperdonable también perderse el Museo de la Revolución,situado en el antiguo Palacio Presidencial.Aquí se produjo un intento frustrado de asesinato de Batista y hoy en día es una exposición inmensa de todo el proceso revolucionario en Cuba.Se encuentra en la calle Refugio 1 y está abierto de 10:00 a 17:00.Os lo recomiendo.

 

cub14

 

La zona de la Colina Universitaria también se merece un buen recorrido,pese a que cuando nosotros fuimos hacía un calor de mil demonios.La Universidad de La Habana es famosa en el mundo entero;aquí tienes la Biblioteca,el Museo de Historia Natural y el Antropológico Montané,el Museo Napoleónico (con más de 7.000 objetos relacionados con Bonaparte) y el estadio universitario José Abrahantes.

 

cub15

 

Colegio en La Habana

 

cub16

 

Llegamos a otro de los puntos emblemáticos de La Habana:la Plaza de la Revolución.Por el día aquello es una solanera de impresión,asi que aprovecha para ir a primera hora de la mañana o a última de la tarde.Las dos imágenes más fotografiadas de la plaza son el monumento a José Martí,de 142 metros de altura (puedes subir hasta su mirador a 129 ms.) y el enorme mural de Ché Guevara con su conocido “Hasta la victoria siempre” en la fachada del Museo del Interior.Detrás se halla el Comité Central del Partido Comunista de Cuba,donde está el despacho de Castro y al oeste el Teatro Nacional de Cuba.

 

cub17

 

cub18

 

Ahora voy a hablaros de dos lugares bastante curiosos en La Habana,que no todo el mundo visita y a los que nos llevó Milaydis,lo cual le agradezco una barbaridad.El primero es Chinatown (o lo que queda de él).Pese a que entre los años 40 y 50 fue el Chinatown más grande de todo Sudamérica,incluso había aquí una sucursal del Banco de China o un conocido casino,el Chung Wha.Pero cuando llegó la revolución en 1959,la mayoría de las propiedades de los chinos fueron confiscadas y casi todos se fueron del país.El barrio quedó en un estado de total abandono,hasta que a mediados de los 90,promovido por la Embajada de China en La Habana, se empezaron a abrir restaurantes y Chinatown recuperó su colorido.Pero lo espectacular de todo esto es que al no existir apenas descendientes de aquellos asiáticos que se fueron,lo que te encuentras en los restaurantes son ¡cubanos disfrazados de chinos! De verdad, el ingenio de esta gente no tiene límite.

 

cub19

 

El segundo lugar del que quiero hacer referencia es un lugar encantador llamado el Callejón de Hamel. Afortunadamente,es un sitio con un aroma muy especial que no se publicita en las revistas ni lo recomiendan las agencias,por lo que aquí puedes encontrar la Cuba más auténtica.Este callejón,que debe su nombre a un norteamericano famoso por su generosidad con los cubanos,se encuentra entre las calles Aramburu y Hospital,en el distrito de Centro Habana (en el popular barrio de Cayo Hueso).La actividad máxima acontece los domingos por la mañana,entre las 11:00 y las 14:00, cuando gente de todo tipo viene aquí a rendir culto a las religiones afrocubanas,aún tan influyentes entre la población,y la calle se llena de música.Esa es una de las cosas que más me gusta de Cuba:vayas por donde vayas,siempre hay alguien tocando una guitarra,una radio sonando dentro de una casa,una voz que espontaneamente canta en la calle.

 

cub20

 

cub21

 

cub22

 

Por cierto,como curiosidad en el Jardín Botánico de La Habana hay un jardín japonés.Y no puedes irte de la ciudad sin haber pasado por una de las heladerías más famosas del mundo,la Coppelia,con casi 50 años de antigüedad.La heladería aún cobró más fama gracias a la película “Fresa y Chocolate” (una de mis películas favoritas),aunque actualmente está recibiendo muchas críticas debido al bajón de calidad de sus helados,que ya sólo ofrecen tres sabores debido a la carencia de leche que sufre la isla.Aun así,se siguen creando colas kilométricas para comprarlos:nadie quiere irse de La Habana sin un helado del Coppelia.

 

cub23

 

cub24

 

cub25

 

cub26

 

cub27

 

Los autobuses cubanos…

 

cub28

 

A muy pocos kilómetros de La Habana,si te gusta la playa,te recomiendo que te acerques a la de Tropicoco,una de las mejores de las Playas del Este.Una de las cosas que me tiraba para atrás cuando pensaba en venir a Cuba es la de millones de turistas que hay,por eso rechazamos la opción de combinar La Habana con Varadero (aunque a Varadero nos acercamos a pasar el día,ahí más abajo os lo cuento…) Por ello,la playa de Tropicoco es ideal,ya que basicamente es una playa para cubanos (igual o más bonita que la de Vardero) y apenas hay extranjeros.Aquí nos comimos una langosta gigantesca por un precio irrisorio (creo que unos 15 dólares) y el taxi desde la ciudad,tampoco nos costó caro,unos diez dólares por trayecto (ten en cuenta que las playas están a unos 20 kilómetros).El taxista que nos llevó era un ingeniero nuclear (!!) y de camino,nos explicó como en un edificio enorme que vimos desde la carretera se había alojado a niños rusos afectados por la radiación de Chernobyl,invitados por el gobierno cubano,que pensó que el clima caribeño sería bueno para su mejoría.

 

cub29

 

Lo de ir otro día a Varadero,más que por la propia playa en sí,nos motivaba por el hecho de atravesar toda la zona de Matanzas,que es súper selvática, ofrece unos paisajes preciosos y es el municipio más despoblado del país.En el sur aparece la Ciénaga de Zapata, el mayor humedal del país, y al norte Cárdenas con sus pozos de petróleo,nosotros vimos un montón desde el coche.Hablando de coche,le alquilamos sólo por un día y el precio carísimo,como unos 70 dólares pero es lo que tiene que haya tan pocas agencias en La Habana y estén controladas por el Estado:te meten unos palos de alucinar.La autopista (¿?) estaba practicamente vacía,son muy pocos los cubanos con coche y aún menos los que pueden costearse la gasolina,pese a que la isla se autoabastece.Eso sí,un show recorrerla.La construyeron los soviéticos y es una inmensidad de un montón de carriles rollo las de Los Angeles,con la diferencia de que aquí hay unos socavones donde cabe un coche entero y te encuentras a menudo carromatos tirados por burros en mitad de la autopista.Preferimos porf tanto que condujera un amigo cubano,más acostumbrado a moverse por terrenos de este tipo…

 

cub30

 

cub31

 

En cuanto a la propia playa de Varadero,pues bueno…sí,realmente bonita pero a mí es que estas playas tan turísticas,donde hasta hace no tanto no permitían ni siquiera la entrada a los cubanos a no ser que fueran contigo,como era el caso de nuestros amigos,pues como que no me terminan de convencer…Pero he de reconocer que sus 20 kilómetros de playa son bellísimos y que merece la pena la escapada desde La Habana para pasar el día.

 

cub32

 

Como pese a que en La Habana hay miles de sitios para ver,nos estábamos organizando bastante bien en cuanto a itinerarios y nos estaba cundiendo un montón el tiempo,decidimos dedicar otro de los días a recorrer la provincia de Pinar del Río y así de paso ver el Valle de Viñales,uno de los más bonitos y espectaculares del mundo.La UNESCO otorgó a Viñales al completo el título de Patrimonio de la Humanidad y os aseguro que se lo tiene merecido porque es precioso!!

 

cub33

 

cub34

 

El Valle se encuentra en la Sierra de los Organos,en la cordillera de Guaniguanico,y tiene paisajes de ensueño.Para empezar,los mogotes,una formación geológica sólo comparable a los que también existen en China y Malaca.Para explicar de un modo no muy técnico lo que es un mogote,imaginad que hace millones de años todo el valle fuera una gigantesca cueva prehistórica de kilómetros de extensión.Pues bien,los mogotes eran las “columnas” de dicha cueva;al derrumbarse el colosal techo de la gruta,los mogotes pasaron a ser colinas enormes cubiertas de vegetación.El techo (ahora suelo) dió orígen al terreno más idóneo del mundo para el cultivo de tabaco,y es aquí,en Pinar del Río,donde se fabrican los mejores habanos del planeta.Nosotros aprovechamos precisamente para acercarnos a una fábrica de tabaco que ofrecía visitas y donde puedes ver como los habanos se elaboran a mano,de un modo totalmente artesanal.Hablando de habanos,nunca los compreis en la calle.Ni el ron tampoco.La mayoría son imitaciones.

 

Estos son los curiosos mogotes…

 

cub35

 

cub36

 

En Pinar del Río puedes acercarte a ver la Cueva del Indio,realmente bonita y con la posibilidad de como nosotros hicimos recorrerla en barco…

 

cub37

 

Aprovechamos para parar a comer en la pequeña capital de provincia,la propia Pinar del Río, donde por todos lados se respira su ambiente tabacalero.No obstante,aquí se genera el 80% de toda la producción nacional.

 

cub38

 

Otro sitio atípico en Viñales:el Mural de la Prehistoria

 

cub39

 

Y así se mueven los cubanos entre un pueblo y otro ¡como buenamente pueden!

 

cub40

 

 

A la vuelta a La Habana nos tocó una tormenta tropical que ríete tú de las de la gota fría valenciana.Aun así,con lluvia y todo, nos fuimos a recorrer el precioso barrio de Miramar,donde vivía la clase alta cubana antes de la revolución y que fueron forzados a abandonar sus lujosas mansiones de los años 30,ahora muchas de ellas sedes de embajadas extranjeras.Su calle principal es la Quinta Avenida,considerada como la más bella de toda Cuba,y yo coincido totalmente.Tiene edificios muy curiosos,como el de la Embajada de Rusia,que es una oda absoluta al comunismo (un edificio mastodóntico) pero en general son casi todo maravillosas casas de época,de verdad que pocos barrios he visto en mi vida tan bonitos como éste.

 

Y una última cosa:me acerqué en La Habana a “La Bodeguita del Medio”,el célebre restaurante,y aguanté cinco minutos de la cantidad de turistas que se agolpan allí,es horroroso.Merece la pena verlo porque es un lugar histórico para la ciudad,han pasado infinidad de personajes importantes por allí,pero la afluencia tan masiva de gente le quita todo el encanto.Algo que,sin embargo,no me impidió disfrutar del resto de todos los lugares donde estuvimos,quizás porque yendo en Mayo aún no era temporada altísima.

 

Resumiendo:un viaje maravilloso.MARAVILLOSO con todas las letras.Por todas las experiencias surrealistas,por la cantidad de buenísima gente que conocimos (los cubanos son gente muy,muy especial,cultísimos, hospitalarios y con un sentido del humor admirable vista cómo está la situación),por los mojitos al anochecer, por la de historias que vivimos y nos contaron,por lo que moralmente te enseña un país donde la gente no tiene apenas nada y aún así a todo le ven el lado positivo.Un ejemplo de como vivir en las circunstancias más duras le hace a uno ser más fuerte pero,sobre todo,ver la vida de otra manera.En fin….volver con más tiempo es una cuenta pendiente!

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s