“Rock N’ Roll Hotels” (Greg Simmons)

Interesantísimo libro el que me llegó hace unos días a casa y,sobre todo, tremendamente útil a la hora de planificar un viaje con el rock n’ roll como excusa. Como su propio nombre indica, más que un libro es una guía que te descubrirá algunos de los hoteles más rockeros del mundo, testigos mudos de tantas borracheras, escándalos y peleas protagonizadas por músicos.

Los hoteles están clasificados por continentes, lo que hará más cómoda tu búsqueda a la hora de ubicarlos, aunque la verdad sea dicha, la mayor parte de ellos se encuentran en Estados Unidos, que a fin de cuentas fue el lugar donde nació primero el blues en los campos de algodón y posteriormente el rock n’ roll de mano de Chuck Berry o Buddy Holly. De los americanos hablaré un poquito más adelante; mientras tanto, me remito a los dos únicos hoteles españoles de la lista. Por un lado, el Ibiza Rocks, donde se han alojado gente como Bono o Mick Jagger y donde la música suena las 24 horas del día. Por otro, el ME Barcelona Hotel, que debido precisamente a sus carísimas tarifas, te hará sentir como una auténtica rockstar:

Entre mis favoritos, se encuentra Le Parker Meridien (Nueva York), donde Nikki Sixx de Mötley Crüe sufrió la sobredosis que casi le lleva a la tumba y donde Bon Jovi grabaron las entrevistas para su documental sobre “Slippery When Wet”. En Nueva York también tienes el hotel Chelsea, donde Bob Dylan compuso “Sad eyed lady of the lowlands” (vivía en la suite 2011) y donde fue asesinada Nancy Spungen, la novia de Sid Vicious: se le acusó de haberla matado él y Sid moría sólo dos meses después debido a una sobredosis que le provocó su propia madre.

Nos vamos a la costa oeste, más exactamente a Hollywood. Uno de los hoteles más “degenerados” de Los Angeles es el Chateau Marmont en Sunset Boulevard. Aquí falleció en 1982 por culpa de un speedball (mezcla de cocaína y heroína) John Belushi de los Blues Brothers, Led Zeppelin metieron sus Harley Davidson en mitad del lobby del hotel, Jim Morrison se colgó de una ventana, John Frusciante de Red Hot Chili Peppers lo eligió como residencia y grabaron temas los finlandeses HIM y Lindsay Lohan. En otro hotel cercano, el Highland Gardens, falleció también Janis Joplin (debido, de nuevo, a la heroína). Y también en West Hollywood se halla el Sunset Marquis, escenario de escándalos a cargo de Pamela Anderson y Tommy Lee, testigo de los ensayos de Jeff Beck en el garaje del hotel y del paso de músicos como Slash, Ozzy Osbourne, Aerosmith y Billy Gibbons, que se acercaron hasta aquí para usar los estudios de grabación NightBird.

También en el estado de California, a sólo tres horas de Los Angeles, nos encontramos otro de los hoteles más famosos de USA: el Joshua Tree Inn. Perdido en mitad del desierto y famoso porque, al parecer, aquí ha habido avistamientos de ovnis, fue el escenario donde Gram Parsons perdió la vida (sus cenizas fueron también esparcidas en estas áridas arenas). Si continuamos el viaje en coche, llegamos a Las Vegas y su impresionante Hard Rock Hotel. El pub del hotel, The Joint, es frecuentado por gente como Carlos Santana, Rolling Stones, Foo Fighters o los Black Crowes. Se exhiben además reliquias como una guitarra de Keith Richards, las motos de Mötley Crüe y Guns N’ Roses, una cazadora de Prince, pantalones de cuero de Aerosmith… a mí fue uno de los sitios que más me gustó en Las Vegas, no dejes de visitarlo.

Nos vamos ahora a Nueva Orleans, al St. Peter House, donde Johnny Thunders perdió la vida (lamentablemente, es algo habitual que muchos músicos fallezcan en habitaciones solitarias de hoteles, casi siempre con una jeringa en el brazo). Thunders, para mayor fatalidad, sufrió de leucemia los últimos días de su vida. Continúa siendo el St. Peters un punto de peregrinación obligado para todos los fans de los New York Dolls por dicho motivo.

De Nueva Orleans nos vamos a Memphis, hogar natal de Elvis Presley y donde se levanta este hotel en su honor, el Heartbreak Hotel. La Graceland Suite es una versión en miniatura de la mansión de El rey pero hay otras habitaciones temáticas: algunas de ellas emiten por televisión películas de Elvis las 24 horas del día y, por supuesto, los temas de Elvis monopolizan por completo el hilo musical.

Saltamos el charco para venirnos a Europa, más concretamente a París. Todos sabemos que Oscar Wilde y Jim Morrison reposan en el mismo cementerio, el de Pere-Lachaise, pero ¿sabías que ambos también durmieron en la misma habitación con unos años de diferencia? Pues fue en L’Hotel. En Dublín se encuentra el hotel de U2, The Clarence,en Liverpool el Hard Day Nights (con un montón de parafernalia de los Beatles) y en Londres el Sanctum Soho, donde Kirk Hammet compuso el riff de “Enter Sandman” y donde te alquilan hasta tu propia Harley para que visites la ciudad.

En Ámsterdam otro de los hoteles más populares es The Central, donde los blackmetaleros Mayhem destrozaron sus habitaciones y acabaron siendo arrestados por la policía holandesa. Argumentaron que no estaban contentos con el hecho de que las habitaciones no tuvieran baño privado. Hasta los satanistas necesitan hacer sus necesidades en la más absoluta intimidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s