“Ébano” (Ryszard Kapuscinsky)

Ryszard Kapuscinski, ese genio polaco, pasó de ser uno de los mejores reporteros de viaje del mundo a uno de los mejores escritores que la literatura viajera haya visto nunca. Este hombre, valiente, solidario e inteligente como pocos, fue sobre todo un enamorado de Africa y de sus gentes y allí pasó la mayor parte de su intensa vida. Aunque en sus primeros pasos como periodista trabajó principalmente en Asia, cuando pisó a inicios de los 50 por primera vez Africa, decidió que su destino estaba allí. Y de sus experiencias africanas salieron libros como “Ébano”, que en realidad es una recopilación de artículos escritos acerca de su vida en el continente negro y que es considerada la obra maestra de su bibliografía. Yo también lo pienso.

Son 29 relatos que abarcan cuatro décadas, mucho análisis del Africa que durante años sufrió la colonización y explotación europea (y no sólo material, también humana, millones de personas fueron secuestradas para venderlas como esclavos). Kapuscinski también retrata el Africa posterior, el que llega hasta los 90, con sus gobiernos corruptos, sus guerras tribales, infraestructuras decrépitas, votaciones amañadas, parajes vírgenes, pueblos perdidos, hambrunas, fiestas populares, costumbres milenarias y muchos personajes africanos que pasan por su vida y por las páginas del libro. Pobres la mayoría, Kapuscinski siempre evitó los barrios para europeos y vivió codo con codo, en pisos sin electricidad, con las familias más humildes. En estas andanzas africanas estuvo a punto de perder la vida varias veces: casi naufraga frente a las costas de Zanzíbar mientras en la isla se daba un golpe de estado o muere de sed en el desierto cuando su furgoneta se queda sin gasolina.

Kaspuscinski es de esos raros escritores que convirtió sus libros en betsellers sin perder la lealtad a su forma de vida, sin venderse a las editoriales y encima contando historias muy tristes pero que son muy reales, por desgracia, aunque parezca que nos pillan tan lejos. Es un escritor de viajes que ha vendido casi 20 millones de libros en todo el mundo, acercándonos a una forma de vida que a la mayoría nos resulta semidesconocida, quitando muchos prejuicios del europeo respecto al africano. Este hombre (blanco) vivió entre personas negras durante 40 años, unas veces como espectador, otras veces acogido como un miembro más de la familia. Viajó por decenas de países africanos en las peores condiciones, por lugares donde no existían senderos y aún menos carreteras, sufriendo malaria y picaduras de todo tipo de insectos y reptiles mientras iba de una entrevista a un ministro a una cena con una tribu perdida en la selva. Enviando durante una larga vida artículos a diario, sin faltar ni uno, a los periódicos para los que trabajaba. Hasta que su corazón falló en 2007, a la edad de 75 años, tras haber conseguido el premio Príncipe de Asturias y el Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cracovia. Un escritor maravilloso del que deberíais leer todos y cada uno de los libros que nos ha dejado en herencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s