ARGENTINA

Catorce largos años ya desde mi viaje a Argentina en el ’98.Una ciudad que ya entonces empezaba a sufrir los estragos de las privatizaciones y la corrupción pero que comenzó a sufrir sus horas más bajas, corralito incluído, muy poquito tiempo después de que yo regresara.Sin embargo,son curiosas las vueltas que da la vida:ahora que ellos empiezan a recuperarse,es España la que se hunde economicamente y miles los españoles que vuelven a emigrar a Argentina,repitiendo el proceso que se dió hace más de un siglo, cuando tantos y tantos españoles se fueron a hacer las Américas… Las ironías del destino.

Pues bien,volviendo la vista atrás,lo cierto es que aquel 1998 me queda ya lejísimos en el tiempo.Siendo una pipiola entonces de sólo 22 añitos,me embarqué en lo que fue mi “primer cruce del charco”.Tenía clarísimo desde pequeñita que la primera vez que fuera a América sería para ir a Buenos Aires:desde niña,me quedaba encandilada ante cualquier documental de la ciudad que echaran por televisión.Y,casualidades de la vida, resultó que tenía un amigo argentino que había insistido varias veces en que fuera a verle.Asi que me lié la manta a la cabeza,convencí a una amiga de entonces para que me acompañara y tiramos ambas rumbo a Argentina.Fijaos si han cambiado las cosas que entonces se podía fumar en los aviones.Todavía recuerdo que por aquel entonces nos costó el billete 80.000 pesetas,una auténtica fortuna para aquellos tiempos,ya que sólo volaban al país Iberia, Aerolíneas Argentinas y LanChile.Volamos con Iberia en un viaje larguísimo que incluía una escala en Las Palmas,pues con la tontería nos plantamos en las 14 horas.Y encima,nada más llegar al aeropuerto de Ezeiza,nos registraron las maletas de arriba a abajo a las dos.No puedo daros datos de lo que costaba ir desde el aeropuerto a la capital ya que nuestro amigo vino a buscarnos en el coche.¿Lo mejor? Viajar a Sudamérica en Noviembre, dejando aquí el frío invernal y encontrándote allí un sol espléndido y temperaturas veraniegas!!

Nuestro viaje iba a tener una duración de algo más de tres semanas pero pasamos de ir ni a Iguazú ni a la Patagonia.Yo me negaba a sacrificar días en Buenos Aires,una ciudad que quería conocer con mucha tranquilidad y sin prisa ninguna, en beneficio de otras partes del país,asi que unicamente accedí a pasar unos días al final del viaje en Mar del Plata,ya que mi amigo tenía un apartamento allí.Y la verdad es que si volviera atrás,de nuevo haría el mismo planteamiento.Buenos Aires es una ciudad enorme,con millones de rincones por descubrir,y me alegro de haberla dedicado tantísimo tiempo.Fue la única manera de que regresara a Madrid con la sensación de tener ya un sueño cumplido.

Voy a comenzar el recorrido por Buenos Aires desde San Telmo,no sólo en mi opinión el más bonito barrio de toda la ciudad,con sus casa coloniales,por suerte también donde se encontraba la casa de nuestro anfitrión,en plena calle Chile.Éste es el barrio más pequeño de Buenos Aires pero también uno de los más antiguos;la casa de mi amigo era un antiguo palacete enorme,una casa colonial,con una azotea que regalaba unas vistas porteñas de quedarte sin respiración.

Una de las cosas que más me gustó de San Telmo fue la Feria de Antigüedades que se organiza allí cada domingo,como una especie de Rastro a la argentina,donde puedes darte con cualquier cosa que busques.Aquí se acercan miles de personas a ojear, regatear y conocer gente.Asi que ya sabes,si quieres sentir toda la Historia de Argentina,la pasada y la presente, concentrada en una pequeña zona,no te pierdas la visita dominical a la Plaza Dorrego.Aquí se concentran además un montón de locales de tango, lo que ellos conocen como boliches, y decenas de cafeterías donde los argentinos se hinchan a charlar (el argentino no es que hable mucho,no,es que nunca calla!!),por lo que puede ser un buen punto de encuentro para conocer locales y viajeros de otros países.En esta plaza viví la anécdota de un bar con una pantalla enorme televisando un Boca Juniors-River Plate y todos los ¿clientes? viéndolo desde fuera a través de una ventana para no gastar en consumiciones.

Vámonos al barrio contiguo a San Telmo,Montserrat,el corazón de la capital porteñaEn mi opinión,el primer sitio que uno ha de visitar en cuanto pise tierras bonarerenses es la Plaza de Mayo.Ubicada entre el Cabildo y la Casa Rosada,es un lugar al que los porteños veneran (aquí se dan las celebraciones de todo tipo,para bien y mal,tanto logros deportivos como manifestaciones antigubernamentales) pero también con un oscuro pasado:aquí murieron 300 transeuntes durante un bombardeo en 1955 y actualmente es la sede de reunión de las Madres de la Plaza de Mayo,que semana tras semana se congregan aquí para clamar por sus hijos desaparecidos durante la dictadura.Nosotros coincidimos varias veces con ellas y sus historias son tristísimas.Ojalá algún día consigan la justicia que persiguen.

Precisamente en la Plaza de Mayo se ubica el que es el hogar del presidente (presidenta actualmente) de la nación:la Casa Rosada.Ya que estás por esta zona,tampoco pierdas ocasión de acercarte a ver el Congreso y la Manzana de las Luces,lo que era la antigua Universidad de Buenos Aires.

162

Buenos Aires es una ciudad de contrastes y buena muestra de ello son dos barrios como Puerto Madero y La Boca.Puerto Madero fue uno de mis lugares favoritos,ya que es el que de verdad otorga la identidad marítima a la ciudad,y se abre a la desembocadura (inmensa) del Río de la Plata.En la otra orilla,Uruguay.Es un sitio,digamos,bastante chic,lleno de restaurantes y bares de copas,donde el argentino viene a lucirse,el lugar ideal para pasear con buen tiempo.Una delicia,de veras.

Y ahora llegamos a La Boca,la antítesis de Puerto Madero.Porque si éste representa la modernidad y la cara futurista de Buenos Aires (continuamente se está reconstruyendo a sí mismo),La Boca representa su lado más tradicional,más apegado a sus tradiciones,la cuna absoluta del tango.Fundado por italianos,principalmente genoveses,desde sus inicios acogió a emigrantes de todo el mundo y aun hoy en día conserva esa multiculturalidad en cada una de sus esquinas.Pero si hubo un colectivo que pobló realmente La Boca este fue el de los marineros.Herencia suya es la particular arquitectura de las calles más longevas,las típicas casas de chapa de colorines,seguramente la primera imagen que viene a la mente cuando alguien cita por sorpresa “Buenos Aires!” Se les conoce como Los Conventillos y aunque sean tan bonitas,las condiciones de las familias que viven dentro no brillan tanto:la mayoría son comunitarias y se ha de compartir baños,aseos y cuartos.

163

Pese a que La Boca esté considerado uno de los barrios más conflictivos (al menos entonces,y pese a que fuimos un par de veces por la tarde,cuando te alejabas unas calles del meollo no veais cómo cambiaba el “paisaje”),el barrio es una constante ida y venida de turistas.La “culpa”,de la calle Caminito,una auténtica preciosidad,de las calles más bonitas que he recorrido jamás,y eso que es bien cortita.Os aseguro que es como un minimuseo de Argentina.Parejas bailando tango,tiendas de souvenirs (sí,has acertado,los tiempos marineros se acabaron),música por doquier,pintores callejeros.El barrio bohemio por excelencia.

Caminito está considerado el primero museo peatonal del mundo de hecho,su nombre es Museo Caminito,una exposición al aire libre).

164

Pareja dejándonos atónitos a los transeuntes.¡Tango!

165

En La Boca,seas futbolero o no,eso es lo de menos,y estando a sólo 400 metros de Caminito,imprescindible que visites el que es uno de los estadios de fútbol más emblemáticos del mundo,el del Boca Junios:La Bombonera.Curiosamente años después coincidí con el equipo entero en una escala en Miami,ellos venían de ganar la Copa América en México (de donde veníamos nosotros también) y como los yankees son así,cuando estás de tránsito en su país no te dejan ni salir a las tiendas:todos ahí en una sala aburridísimos.El caso es que Buenos Aires también tiene otro estadio muy reseñable,el de River Plate,tenedlo en cuenta.La ciudad al completo se encuentra dividida entre un equipo y otro:La Boca es el equipo de las clases mas humildes,River es apoyado en mayoría por la gente más pudiente…

La Recoleta,otro barrio bastante céntrico,es un lugar donde puedes también gastar alguno de los días.El Cementerio es bastante bonito,aunque siempre hay un montón de gente por el tema de la tumba de Eva Perón (que no nos acercamos a ver,la verdad,visto el panorama) pero sí merece la pena pasear por el cementerio,tiene mausoleos preciosos,nosotros fuimos al atardecer y es una mezcla inusual de belleza y atmósfera siniestra…

Otro de los barrios más auténticos de Buenos Aires es Palermo.Quizás la parte más entrañable sea la zona de Palermo Viejo,con casitas de sólo una planta (las “casas-chorizo”).Aquí se encuentra también el area de los Bosques de Palermo (lo que sería Central Park a Nueva York),un terreno enorme de parques y jardines donde se encuentra el Zoologico,el Jardin Botanico y el Jardin Japonés.Ya que se menciona lo asiático,recordarte que también hay un Barrio Chino,aunque es bastante pequeño,sólo un par de calles.Por cierto,Palermo tiene otra zona bastante pija,Palermo Hollywood,y otra zona nueva,Palermo Soho,por si quieres dar una vuelta por allí…

168

Entre visita y visita,vamos a hablar un poco del tema gastronómico.Nosotras,al vivir con una familia argentina,comíamos la mayor parte de los días en casa de ellos,por lo que imaginad si probamos de primera mano todo lo más genuino de Argentina.Por mi parte,por más que lo intenté (e incluso me traje a Madrid para “seguir intentándolo”) no pude con el mate.Pero lo demás,menudas delicattessen.Una de las cosas más populares son las llamadas facturas.Las venden en cualquier pastelería,son muy populares,y además bastante baratas.Son unos dulces variados con diferentes procedencias (alemanas, españolas…) y allí se comen a cualquier hora del día.El postre estrella junto al dulce de leche.

Lo bueno de la gastronomía argentina es que al beber de todos los inmigrantes que llegaron a miles al pais,hoy en día han conservado las mejores recetas de unos y otros y es habitual que puedas encontrarte con mejores pizzas en cualquier restaurante argentino que en la propia Italia.Qué decir de la carne,de mantequilla casi,se cortaba directamente con tenedor;yo no soy muy carnívora pero en ningún sitio del mundo la podrás encontrar más tierna y mejor hecha;y frente a la típica parrillada,la popular milanesa (nuestro filete empanado).Lo único que eché en falta es el pescado,poco habitual en su dieta diaria pese a que tengan kilómetros y kilómetros de costa.Curioso.Por supuesto,a ellos ni les comentes que aquí comemos caracoles o pulpo.Se marean de pensarlo.Y si quieres comer de manera económica,tira por los “tenedores libres” (buffet libre versión argentina),los hay a montones.Puedes comer un buen asado argentino por muy poco dinero.

Nadie puede irse de Buenos Aires sin pasar por el Cafe Tortoni,el más antiguo de la capital (más de 150 años).En la ciudad existe el listado Bares Notables, conformado por más de sesenta establecimientos,es recomendable que además del Tortoni también visites el Café de los Angelitos o Las Violetas.

169

Otro apunte a la hora de moverte.Puedes hacerlo en taxi (bastante económicos) o colectivo (buses,llegan a casi todos los puntos).El metro,lo que ellos conocen como “subte” (el subterraneo) a mí me pareció poco eficaz,son seis líneas que transcurren paralelas,sin apenas trasbordos que la unan,por lo que sirven si vas a pun punto fijo de ida y vuelta pero te limita más para moverte a varios lugares consecutivos.Una de las cosas que me llamó la atención es la cantidad de gente (pedigüeños, músicos, vendedores de comida) que subían al bus sin pagar billete y se bajaban en la siguiente parada.Hay mucha gente pasándolas canutas en Argentina,pese a lo rico que es el país.

A nivel musical,que habrá también gente que le interese el tema,pues bastantes experiencias positivas…Buenos Aires es una de las ciudades más musicales del mundo y no sólo por el tango:el rock aquí se vive con pasión desmesurada.Por aquel entonces,la discoteca estrella era Warlock (hoy cerrada),a la que fuimos bastantes noches.Curioso también lo de compartir cubatas (se compra uno,lo beben entre todos y a por el siguiente).Por otro lado,estuvimos una tarde en los estudios de la prestigiosa Rock & Pop (lo que aquí equivaldría a Los 40 Principales pero versión rock) ya que entonces colaborábamos en un programa de radio de Onda Cero y conectamos en directo desde allí para contar a los oyentes cómo se vivía allí el rock n’ roll. Menudos pedazo de estudios que se gastan allí,nos trató todo el mundo de maravilla.Añadiré también que coincidía el concierto fin de gira de A.N.I.M.A.L., probablemente el grupo más importante en el país en esa época, en Parque Sarmiento ante 12.000 personas.Como les conocíamos de cuando estuvieron en España,que curramos con ellos, nos invitaron y mira que he visto conciertos en sitios del mundo…lo de Argentina no tiene comparación!se vuelven totalmente locos!!

En cuanto al tango,la ciudad está plagadísima de “boliches”,los locales de ocio bonaerenses. Alrededor de la Casa de Carlos Gardel (en Abasto) es donde se encuentran más para elegir.La Esquina de Carlos Gardel es uno de los más reputados.

Estamos ahora en la calle más ancha del mundo,los 140 metros de la Avenida Nueve de Julio.Hay que atraversarla en varios tramos y más teniendo en cuenta que los bonaerenses eso de respetar los semáforos se lo toman con una seriedad relativa.Aquí se encuentra el icono absoluto de la capital,el Obelisco,del que en la foto sólo se ve su base pero tiene casi 70 metros de altura.Se encuentra en el cruce de la 9 de Julio con la calle Corrientes y también es un punto imprescindible a visitar.En esta zona se encuentra también el prestigioso Teatro Colón,reconocido mundialmente.Y ya que estás,a recorrer Corrientes y Floridita,dos de las calles más comerciales.Para los amantes de los libros,aquí podeis encontrar hallazgos fantásticos.

170

Ya que te aconsejo que hagas una excursión a las afueras de la ciudad y para ello lo mejor es el tren, ya tienes la ocasión perfecta para pasear por el barrio de Retiro,donde precisamente se encuentra la Estación de Tren de Retiro.Realmente muy,muy bonita (en su interior me recordaba vagamente a la de Nueva York),con el triste contraste de que a muy pocos metros se ubica una de las numerosas villa miseria de la ciudad (las villa miseria son el equivalente a las favelas brasileñas).Insisto en que por desgracia en Argentina hay muchísima pobreza y es descorazonador ver la cantidad de niños pequeños pidiendo por las calles.En esta zona se nota especialmente,sobre todo por la zona de la Plaza General San Martín,que es donde más se acercan los visitantes gracias a la bonita Torre Monumental (esta es una de las plazas más importantes de Buenos Aires).

Hay un lugar muy especial a las afueras de Buenos Aires que te recomiendo no te pierdas en absoluto:Tigre.Como te comenté antes,allí se puede acceder por el tren “normal” por el Tren de la Costa,que fue el que cogimos nosotros,y va parando en algunos de los municipios más importantes del extrarradio (San Isidro, Punta Chica, Barracas, Anchorena),en paralelo a la costa del Río de la Plata para terminar en el Delta del Tigre.La erosión de las aguas ha originado un fenómeno casi único en el mundo,sólo compartido con el río Nilo,creando miles de islas minúsculas,del tamaño de una casa,donde precisamente se encuentran eso (casas unifamiliares),y las familias se trasladan de un sitio a otro en barcas.Hay paseos en barco por los canales bastante baratos,no se te ocurra irte sin gastar un buen rato en la zona porque es espectacular.Nosotros echamos allí un día entero (cerca de las tiendas de artesanía hay varios chiringuitos tirados de precio para comer,si no te importa que sean bastante modestos).

172

Supongo que todos estos recorridos por la ciudad se pueden hacer en unos cinco días,metiéndote mucha caña y dejándote multitud de cosas por ver.Yo,como os comento, estuve dos semanas largas sólo en Bs.As.,por lo que aparte de repetir en varios sitios,nos hartamos de recorrer otros barrios más populares y desde luego nada turísticos,donde realmente se ve cómo vive el argentino.A veces llena mucho más que ver monumentos sentarse un rato en un banco a ver cómo juegan al fútbol unos cuantos niños mientras sus madres se convierten en las más fervientes animadoras.No hay nada como meterse en cualquier bar humilde a tomarse la cerveza local,la Quilmes,y charlar con todo el que se te acerca (ya sabeis,argentino=adicto a la conversación!!;))

Después de 18 días pateando Buenos Aires,cogimos (bueno,”agarramos”,allí lo de coger evitad decirlo,jeje) un tren nocturno a Mar del Plata,a 400 kilómetros.Menudo viajecito,un montón de horas tiesos en unos asientos que parecían sillas de tortura (para más inri a la vuelta estuvimos parados dos horas porque descalirró otro tren,menudo espectáculo,por suerte no hubo heridos).

La historia es que nuestro anfitrión tenía un “departamento” en Mar del Plata,la ciudad costera más turística del país.Este es el lugar elegido por miles de argentinos para pasar las vacaciones desde hace más de un siglo y muchos tienen aquí su residencia de verano.Las vistas desde nuestra terraza…

173

Mar del Plata se llamaba antiguamente Cape Lobos por la gran cantidad de lobos marinos que había en sus playas.Por cierto,nosotros bajamos varios días porque el tiempo era estupendo (en Noviembre unos 25º) pero sólo logré bañarme uno y a duras penas,el agua está congelada (recuerda que estamos muy abajo en el Hemisferio Sur).Sólo os digo que alguna de estas playas,como la de Varese,han llegado a verse en alguna ocasión cubiertas de nieve.Y además,guardan una triste historia:en sus aguas se suicidó la escritora Alfonsina Storni (hay un sencillo monumento conmemorativo).En el Puerto no olvides acercarte a la Basquina de Pescadores.Está declarado Patrimonio Nacional,son encantadoras embarcaciones antiguas que cada amanecer zarpan a faenar las frías aguas mardeplatenses.

A Mar del Plata se la conoce como la Biarritz argentina por lo característico de alguno de sus barrios (la Ville Normandie es preciosa),la verdad que se nota que aquí viene gente con mucha pasta (el Boulevard marítimo tiene cada sitio que no veas,por cierto,maravillosa la enormísima principal y sus fuentes).Las zonas más interesantes de la ciudad (que no todo es playa,aunque sean grandísimas como la de La Perla) son la de La Rambla,la calle principal de la ciudad y donde se alza el gran Casino,la ciudad atrae a mucho turismo ludópata…La Rambla Bristol tiene ese inequívoco aire francés que tantas veces se encuentra en Argentina.Por cierto,uno de sus puntos más entrañables es el Monumento al Lobo Marino.Y el Torreón del Monje sobre la Barranca de Punta Piedras,parece de cuento (hay otro lugar similar recomendable,la Torre Tanque,de casi 90 metros de altura de pura piedra).

174

No dejes tampoco de visitar la Iglesia de Santa Cecilia,el Teatro Colón y pasear por la Avenida de los Tilos,que sale de la plaza San Martín,es un boulevard súper agradable.En cuanto a zonas de copas (la vida nocturna es inabarcable),la mayoría de las discotecas se acumulan en Avenida Costanera,cuando nosotros fuimos comenzaba la temporada alta y las noches que fuimos estaban hasta arriba.

Museo de Arte Juan Carlos Castagnino

175

Una última recomendación para cinéfilos:recordad que el Festival de Cine de Mar del Plata es uno de los más importantes del mundo.Si consigues que coincidan tus fechas allí,se suele celebrar a últimos de Noviembre…enhorabuena!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s